Ladera Sur » Día Mundial del Pingüino| Un acercamiento al pingüino de Humboldt y su importancia en el Archipiélago de Humboldt
Día Mundial del Pingüino| Un acercamiento al pingüino de Humboldt y su importancia en el Archipiélago de Humboldt

Galería de Imágenes

Día Mundial del Pingüino| Un acercamiento al pingüino de Humboldt y su importancia en el Archipiélago de Humboldt

El 25 de abril se celebra el Día Internacional del Pingüino. En este contexto, nuestro colaborador César Villarroel, buzo y fotógrafo submarino, nos comparte una galería fotográfica de los pingüinos de Humboldt en el Archipiélago de Humboldt. Esta es una de las especies más emblemáticas de esta amenazada zona; aquí encuentra sus colonias reproductivas más importantes y es endémico -único- de la corriente de Humboldt. Sin embargo, se encuentra expuesta a diversas amenazas, lo que la tiene catalogada como vulnerable. Aquí, César nos comparte fotografías y entrega más detalles.

Cuando uno piensa en un pingüino, por lo general lo imagina caminando sobre la nieve o posado en algún gran trozo de hielo. Sin embargo, este no es el caso del pingüino de Humboldt (Spheniscus Humboldti). Esta icónica especie, endémica de la corriente de Humboldt, posee sus principales colonias reproductivas de Chile en islas desérticas y con cactus, ubicadas en el centro norte del país: Pan de Azúcar, Grande de Atacama, Chañaral, Choros, Tilgo, los islotes Pájaros y el islote de Cachagua.

Pingüino de Humboldt ©César Villarroel (1)
Pingüino de Humboldt ©César Villarroel 

De todas las islas donde nidifica, las que componen el hotspot de biodiversidad marina mundial Archipiélago Humboldt concentran gran parte de la población reproductiva de esta especie. Estas son las islas Choros y Chañaral (que son parte de  la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt), junto a Isla Tilgo y los Islotes Pájaros.

Islas Damas, Choros y Gaviotas ©César Villarroel
Islas Damas, Choros y Gaviotas ©César Villarroel

Los pingüinos son aves muy adaptadas a la vida en el mar. Un ejemplo de esto es que han perdido su capacidad de vuelo, modificando las alas por aletas. Los pingüinos de Humboldt poseen un plumaje muy denso para aislarse de las bajas temperaturas de las aguas de la corriente de Humboldt. También son excelentes nadadores y escaladores. De hecho, suben empinadas colinas y acantilados para llegar a las partes más protegidas de estos islas e islotes, donde en otoño y primavera desarrollan todo su proceso reproductivo (forman pareja, copulan, incuban y crían).

Pingüino de Humboldt ©César Villarroel (2)
Pingüino de Humboldt ©César Villarroel 

En cada oportunidad ponen de uno a dos huevos, los cuales eclosionan luego de 42 días de incubación. El polluelo pasa cerca de 3 meses en el nido hasta que está en condiciones de abandonar la colonia e ir al mar para alimentarse. Su dieta, que varía según la latitud, es diferente entre el norte y sur de Chile. En el norte, predominan presas como la anchoveta, mientras que en el sur se alimenta de la anchoveta, la sardina y el pejerrey.

Pingüino de Humboldt ©César Villarroel (3)
Pingüino de Humboldt ©César Villarroel 

En el siglo XIX, se reportaban cientos de miles de pingüinos en las principales colonias en el norte de Chile y sur de Perú. Sin embargo, hoy este pingüino está en la categoría de conservación “Vulnerable” según el Estado de Chile y la Unión internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Los estudios que se han enfocado en caracterizar y determinar los efectos de sus amenazas han determinado que esta merma en su población está provocada por el estrés en animales nidificando, incluyendo las consecuencias fisiológicas de la visitación de humanos, el efecto potencial de especies invasoras, la extracción de guano, la destrucción de sitos de nidificación, el turismo no regulado y la mortalidad en redes de pesca.

Pingüino de Humboldt ©César Villarroel (5)
Pingüino de Humboldt ©César Villarroel 

Hoy debemos incluir la construcción de la minera Dominga o de cualquier otro puerto como un factor determinante en el futuro de esta especie. Esto porque, según los estudios que se han realizado, aves como el yunco y el piquero junto al pingüino de Humboldt, no se alimentan en el borde costero de las islas protegidas del Archipiélago sino que lo hacen entre las islas y principalmente en el sector costero de La Higuera, exactamente frente a la zona de emplazamiento del puerto de Dominga y Cruz Grande, donde se concentran sus alimentos principales: las anchovetas y el krill. De hecho, esta zona concentra las más altas abundancias de krill y anchovetas de todo el centro-norte de Chile.

Figura 1. Viajes individuales de alimentación de pingüinos de Humboldt con nidos activos y polluelos en la colonia de la isla Tilgo en la primavera de 2018. Los nombres en azul indican las islas del archipiélago de Humboldt. Las estrellas rojas muestran las ubicaciones previstas para la construcción de dos puertos mineros. Las áreas con rayas rojas muestran las áreas protegidas actuales. El círculo violeta representa el radio de alimentación promedio en el mar basado en 11 pingüinos en periodo de reproducción. El círculo verde es el radio de la distancia máxima de alimentación observada. Las líneas punteadas representan viajes individuales (Quispe et al. 2020).

Pingüino de Humboldt ©César Villarroel (4)
Pingüino de Humboldt ©César Villarroel 

Debemos de manera urgente y acelerada detener y regular todo aquello que siga poniendo en riesgo a los pingüinos y buscar mecanismos que recuperen su población, como el plan RECOGE que está liderando CONAF.  Este plan de recuperación, conservación y gestión está diseñado para mejorar el estado de conservación de las especies nativas de Chile, así como también mejorar la coordinación de los distintos órganos de la Administración del Estado para lograr una gestión eficaz en la conservación de especies nativas, e involucrar al sector privado y a la sociedad civil en la conservación de la biodiversidad chilena.  Este es un esfuerzo real que está integrando a las comunidades, científicos y al estado en pos de esta especie tan emblemática, el pingüino de Humboldt.

Pingüino de Humboldt ©César Villarroel (6)
Pingüino de Humboldt ©César Villarroel

Quizás lo hemos entendido mal, no nos lo enseñaron bien o simplemente no lo sabíamos tan claramente como hoy; cada animal, cada ser, por pequeño o insignificante que parezca cumple un rol importante en un engranaje, que aunque no lo veamos directamente, nos permite seguir vivir a nosotros en este planeta. Cuando una especie desaparece los sistemas cambian y con eso también la salud general del planeta. Cuando hacemos una campaña por salvar un ecosistema, por salvar un animal, es una campaña por nuestra suerte de poder compartir este lugar único en el universo.

*Las fotografías se realizaron con los permisos de CONAF correspondientes. 

Pingüino de Humboldt ©César Villarroel (7)
Pingüino de Humboldt ©César Villarroel 
Las tijeras ©César Villarroel
Las tijeras ©César Villarroel
Pingüino de Humboldt ©César Villarroel (8)
Pingüino de Humboldt ©César Villarroel
Islas Damas, Choros y Gaviotas ©César Villarroel
Islas Damas, Choros y Gaviotas ©César Villarroel
Pingüino de Humboldt ©César Villarroel (9)
Pingüino de Humboldt ©César Villarroel 
Pingüino de Humboldt ©César Villarroel (10)
Pingüino de Humboldt ©César Villarroel