Ladera Sur Patrimonio Geológico en el Corredor Biológico Nevados de Chillán-Laguna del Laja
Patrimonio Geológico en el Corredor Biológico Nevados de Chillán-Laguna del Laja

Patrimonio Geológico en el Corredor Biológico Nevados de Chillán-Laguna del Laja

Nuestro colaborador Paulo Urrutia nos invita a conocer el gran potencial geológico que alberga el paisaje de la reserva de Nevados de Chillán y Laguna del Laja en la cordillera de los Andes de la región del Biobío, y nos cuenta sobre algunas iniciativas que se están desarrollando en el lugar para potenciar su valor como patrimonio, entre ellos la realización del 1er Seminario de Patrimonio Geológico en la región del Biobío.

La UNESCO ha declarado 10 reservas de la biósfera en Chile. Esta denominación corresponde a áreas que no solo son importantes para la humanidad en temas de conservación y preservación de los ecosistemas que en estos lugares habitan, sino porque aquí se intenta potenciar actividades humanas que se desarrollen de manera armónica con el lugar fomentando una gestión sostenible con el entorno a través de actividades económicas, educación, investigación y turismo.

En nuestro país la reserva más reciente fue declarada el año 2011. Se trata del Corredor Biológico Nevados de Chillán-Laguna del Laja, reconocido además nacionalmente como Área de Protección Cordillerana. Ubicada en la cordillera de los Andes de la región del Biobío, este hotspot de biodiversidad y zona única de transición vegetal en el que habitan más de 40 especies endémicas, se extiende desde el río Ñuble por el Norte hasta el río Laja por el Sur, incluyendo 9 comunas de la región.

Volcán Antuco. ©Cristián Gonzalez G.
Volcán Antuco. ©Cristián Gonzalez G.

La constante degradación de los hábitats debido a las expansivas y extensivas actividades humanas, junto con los esfuerzos de conservación de la naturaleza enfocados únicamente en la biodiversidad –muchas veces insuficientes–, han puesto en evidencia la necesidad de reconocer el valor de los aspectos geológicos y geomorfológicos que corresponden a los hábitats del mundo viviente.

Diversas cosmovisiones indígenas, así como naturalistas en el pasado han comprendido mucho más a fondo el equilibrio dinámico dentro de la naturaleza, de la interdependencia entre lo vivo y lo inanimado. Ejemplo de esto es el gran valor espiritual que han tenido las montañas, fuentes termales o cuerpos de agua para nuestros pueblos originarios. Después de todo, si destruimos nuestro hogar, ¿Dónde más vamos a vivir?

©Paulo Urrutia
©Paulo Urrutia

Es por ello, que desde las ciencias de la Tierra, diversas iniciativas han surgido para valorar y conservar el Patrimonio Geológico, ya sea con fines educativos, investigativos, culturales y/o turísticos. Dentro de estas iniciativas, se encuentra el proyecto de crear en un futuro un geoparque en la zona de Nevados de Chillán-Laguna del Laja.

Un geoparque presenta sitios de interés geológico de particular relevancia internacional, rareza o atractivo estético, cuyas características permiten reconocer y comprender la evolución geológica de una localidad, de una región, o de la Tierra misma en su conjunto.

Nevados de Chillán desde la Estación Espacial Internacional. ©NASA
Nevados de Chillán desde la Estación Espacial Internacional. ©NASA

Dentro de las actividades a desarrollar en un geoparque está el geoturismo, que es una forma de turismo desarrollado en áreas naturales centrado específicamente en comprender la geología y el paisaje, con el fin de promover la conservación a través de la reflexión y el aprendizaje. Éste puede proporcionar una vital herramienta para el desarrollo e identidad local, ya que generalmente es en el medio rural donde suele encontrarse el Patrimonio Geológico.

El éxito de estas iniciativas depende del empoderamiento de las comunidades involucradas y, puesto que los humanos somos parte de la naturaleza, es que se busca involucrar activamente a comunidades y municipios, en contraposición a los parques nacionales.

©Paulo Urrutia
©Paulo Urrutia

La experiencia internacional indica que las comunidades sienten que un geoparque revitaliza sus pueblos, creando trabajos relacionados con el entorno natural y su cultura, sumado a que es un  producto nuevo y atractivo para atraer más turistas. Según el investigador Ibrahum Komoo, la finalidad última de un geoparque es generar oportunidades de empleos para la comunidad local, promover la investigación, protección del entorno natural y educación ambiental, así como mejorar la calidad de vida de los habitantes.

Seminario Patrimonio Geológico en Parque Nacional Laguna del Laja

©Paulo Urrutia
©Paulo Urrutia

El patrimonio geológico dentro del Corredor Biológico Nevados de Chillán-Laguna del Laja, ha sido ampliamente estudiado,  junto con su patrimonio histórico, cultural y su biodiversidad. Sus características singulares a nivel internacional nos invitan a plantearnos la futura creación de un geoparque en la zona.

La comuna de Antuco está ubicada en la zona sur del corredor biológico. Dentro de sus límites, se encuentran el volcán Antuco, la Sierra Velluda y la Laguna del Laja, algunos de los elementos naturales más icónicos de la región. Ubicadas dentro del Parque Nacional Laguna del Laja, estas maravillas atraen la atención de más de 75 mil visitantes al año.

Es por ello, que dentro de las iniciativas que buscan educar y difundir la invaluable riqueza natural del corredor biológico, se llevó a cabo en el Centro de Información Ambiental del Parque Nacional Laguna del Laja, el 1er Seminario de Patrimonio Geológico en la región del Biobío, el pasado viernes 8 de septiembre.

©Paulo Urrutia
©Paulo Urrutia

Esta actividad, organizada por la Municipalidad de Antuco y Bestias del Sur Salvaje, fue un espacio de encuentro y conversación, donde se reunieron autoridades gubernamentales, académicas, operadores turísticos y vecinos de la comuna. De esta manera, apoyados por las exposiciones de expertos nacionales, se plantearon en conjunto alternativas al desarrollo turístico enfocado en el patrimonio geológico dentro de la reserva, de manera de ponerlo en valor y protegerlo a través de su uso  científico, turístico, educativo, recreativo u otros.

Expusieron:

Hugo Moreno: vulcanólogo, profesional del SERNAGEOMIN. Ex – director y vicepresidente de la asociación internacional de volcanología. Jefe del Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur, del SERNAGEOMIN entre 1996 y 2009.

Roxana Muñoz, profesional del Gobierno Regional y coordinadora de la secretaría técnica de la Reserva de la Biósfera Corredor Biológico Nevados de Chillán-Laguna del Laja.

Manuel Schilling, geólogo quien dirigió proyecto primer geoparque Kutralkura y coordinador grupo de especialistas en Geopatrimonio de la Sociedad Geológica de Chile.

Loreto Donoso, geóloga y especialista en Geopatrimonio en la Comuna de San Fabián y río Ñuble.

Paulo Urrutia, Licenciado en Geología y desarrolla investigación del patrimonio geológico en la comuna de Antuco y Reserva Ñuble.

La organización agradece las gestiones de la Ilustre Municipalidad de Antuco y su encargado de turismo; Harold Wicki, a CONAF y su personal por las facilidades e instalaciones y al público asistente por el gran interés mostrado en estas iniciativas.

Galería (5)

Noticias relacionadas

Productos relacionados