Ladera Sur Muelles de Chiloé: más que una obra arquitectónica
Muelles de Chiloé: más que una obra arquitectónica

Cultura y Patrimonio

Muelles de Chiloé: más que una obra arquitectónica

El archipiélago de Chiloé siempre ha sido motivo de mitos, leyendas y creencias fantásticas para sus habitantes, donde el mar ha comprendido un rol muy importante en sus costumbres y en sus usanzas ante la vida. Hacia estas aguas, algunos muelles estirados o retorcidos, significan más que una obra arquitectónica y han pasado a ser grandes emblemas de la cultura chilota. Hoy, escuchar sobre el Muelle de las Almas no resulta ser un panorama inusitado, pero en estas tierras del sur de Chile existen otros desembarcaderos que logran conservar esa esencia estrafalaria. En Ladera Sur te mostramos algunas opciones para tu próximo viaje por los muelles de Chiloé, los cuales forman parte de la guía Chile Outdoor de Chiletur Copec 2020, creada por nosotros. 

En la Región de Los Lagos, sumérgete en la historia de una de las islas más alegóricas de Chile y descubre los muelles que, esparcidos por el archipiélago, reflejan tradición, cultura y una enorme tranquilidad frente al mar chilote. 

Muelle de la Luz

A aproximadamente 30 km al suroeste de Ancud, este muelle se ubica en el sector de Chepu, y para llegar a él no es posible hacerlo por tierra. La única forma es atravesando el río del mismo nombre, en dirección a su desembocadura. Desde allí se inicia una caminata de cerca de 25 minutos por la naturaleza y por una extensa playa. El muelle, sobre un acantilado, regala grandes vistas hacia el mar y las costas de la zona norte de la isla. 

©Immanuel Rivas De La Barra
©Immanuel Rivas De La Barra

En el año 2000, en los tiempos donde en la zona no existía nada más que bosque, los lugareños vieron luces que aparecieron desde el mar. Tras su construcción, la obra fue nombrada Muelle de la Luz en honor a ese misterio. La leyenda dice que las parejas que suban de la mano hacia el muelle no se separarán jamás.

©Bárbara Castillo Neumann
©Bárbara Castillo Neumann

El escultor Marcelo Orellana Rivera desarrolló este proyecto inspirado en las historias de los locales, y fue el Sindicato de Pescadores Artesanales Mar Adentro de Río Chepu, quienes en la búsqueda de diversificar su oficio con orientación a la sustentabilidad en el turismo, impulsaron el cometido. Hoy en día existe un refugio colindante al muelle que puede ser utilizado.

©Immanuel Rivas De la Barra
©Immanuel Rivas De la Barra

Muelle de las Islas

Se encuentra en la isla Mechuque, al nordeste de Castro. Para llegar desde esta última ciudad hay que dirigirse hacia Dalcahue. Desde aquí, la próxima parada es Tocoihue, donde se encuentra el cruce que lleva a Quemchi y Tenaún. Es en el pueblo de Tenaún donde salen embarcaciones hacia la isla. Para llegar hasta ella hay que tomar una lancha en un recorrido que dura aproximadamente 40 minutos. Ya en Mechuque, hay que caminar alrededor de media hora en dirección a Nueva Escuela Bordemar y en un desvío a la derecha, tras 500 metros encontrarás el anuncio del muelle. 

©Marcelo Cárcamo Vera
©Marcelo Cárcamo Vera

Isla Mechuque ha interiorizado el desarrollo hacia el turismo, lo cual se refleja en la atención de su gente. Aquí encontrarás música típica, bailes tradicionales y preciosos miradores. El Muelle de las Islas es uno de ellos, situado en una verde pradera, brinda excelentes vistas hacia las islas Chauques y sus canales.

©Marcelo Cárcamo Vera
©Marcelo Cárcamo Vera

Muelle del Tiempo

©Bárbara Castillo Neumann
©Bárbara Castillo Neumann

El Muelle de las Almas suele atiborrarse de visitantes que esperan la foto de rigor, pero pocos saben que sólo 30 minutos más al sur, en Punta Pilol, el Muelle del Tiempo se emplaza sobre la ladera del risco y brinda en soledad un espectáculo formidable. El canto del chucao y la presencia de las aves de agua dulce que revolotean en el río Pumol hacen que tu momento en el muelle sea único.

©Bárbara Castillo Neumann
©Bárbara Castillo Neumann

Este lugar tranquilo y sereno al sur de Cucao y Punta Pirulil, fue escogido para que el escultor Marcelo Orellana Rivera construyera el muelle, con la misma intención de materializar las tradiciones de Chiloé con las que creó el Muelle de las Luces y el Muelle de las Almas. En esta oportunidad, el autor levanta una construcción en forma de espiral.

©Bárbara Castillo Neumann
©Bárbara Castillo Neumann

Muelle Refugio del Mar

Poco conocido, este muelle muestra una forma arquitectónica singular. En la comuna de Castro, en la ribera del estero Pindo de la isla Quehui, el Muelle Refugio del Mar constituye un gran aspecto turístico para la zona.

©Eduardo Gallardo P.
©Eduardo Gallardo P.

Fue creado el 2018 por el Estudio Arquitectónico y de Diseño Sur, y se alza como una pasarela de dos metros de altura. Esta obra cumple una doble función: es un mirador cuando baja la marea y se convierte en un muelle cuando ésta sube.

Para llegar a la isla Quehui por vía exclusivamente marítima puedes tomar una embarcación desde Castro y navegar durante dos horas aproximadamente. Si quieres combinar camino por tierra y por mar, tienes que salir desde Castro en dirección a sector Puchilco (50 km), donde puedes estacionar el auto. Desde allí se debe cruzar el canal Yal en un trayecto que dura alrededor de 20 minutos. Además, esta isla cuenta con pista de aterrizaje. 

Muelle de las Almas 

Sería incomprendido si en alguna lista de muelles chilotes no estuviera el icónico Muelle de las Almas. Lejos el más conocido de todos, esta construcción fue hecha en Punta Pirulil por el escultor Marcelo Orellana Rivera, el año 2005, basándose fuertemente en una poderosa tradición oral del pueblo de Chiloé.

©Immanuel Rivas De la Barra
©Immanuel Rivas De La Barra

Cuenta la leyenda que por las noches, en los alrededores de Cucao (localidad ubicada 10 km al norte del muelle) pueden escucharse junto al romper de las olas en los roqueríos, los gritos, llantos, lamentos y súplicas de las ánimas de almas en pena que vienen hasta Punta Pirulil para esperar al balsero Tempilcahue, encargado de llevar las almas que mueren en tierra al mundo espiritual. Se dice que si las escuchas gritar, no debes responderle ni hablarles por su nombre: “Ánimas de Cucao”, ya que si lo haces, tras un año, la muerte vendrá a buscarte para que formes parte de ellas y ruegues solloza y perpetuamente por el descanso eterno.

©Bárbara Castillo Neumann
©Bárbara Castillo Neumann

Perteneciente a la comuna de Chonchi, este muelle se encuentra de cara al mar. Para llegar a él hay que bordear el Parque Nacional Chiloé y atravesar bosques nativos de canelos, arrayanes y abundantes helechos. Este sendero tiene una extensión de poco más de 2 kilómetros y se ha transformado en una travesía típica y característica de la Isla Grande de Chiloé.

©Bárbara Castillo Neumann
©Bárbara Castillo Neumann

* Estos destinos puedes revisarlos entre las páginas 157 y 159 de la guía Chile Outdoor de Chiletur Copec 2020, creada por Ladera Sur. La encontrarás por $5.000 en todos las estaciones de servicio Copec adheridas del país.

* Recuerda siempre que debes averiguar sobre los lugares que viajas antes de emprender rumbo.

* No alimentes a la fauna que verás en el lugar, no contamines los cursos de agua, no prendas fuego en lugares no autorizados, si pescas preocúpate de devolverlo, llévate tu basura y maneja lento y con cuidado.