Ladera Sur Tu ropa no es desechable: consejos para un clóset más sustentable
Tu ropa no es desechable: consejos para un clóset más sustentable

Medio Ambiente

Tu ropa no es desechable: consejos para un clóset más sustentable

¿Sabías que la industria de la moda es la segunda mayor contaminante en el mundo? Hoy junto a Patagonia, los invitamos a conocer cómo acciones tan simples como arreglar tu ropa y preferir prendas de segunda mano, podrían acarrear grandes beneficios para el medio ambiente. ¡No te lo pierdas!

En un contexto en el que cada vez más personas son conscientes de nuestro impacto en el medio ambiente y están en busca de soluciones para reducir su huella, hay un tema que ha pasado prácticamente desapercibido. ¿Qué pasa con lo que llevamos puesto?

Muchos desconocen que la industria de la moda es la segunda mayor contaminante en el mundo, sólo después del petróleo, siendo responsable del 10% de las emisiones de carbono. También es la segunda mayor industria que contamina las reservas de agua fresca en el planeta. ¿Impactante? ¡Seguro! Sobre todo cuando tomamos en cuenta además otros factores como el hecho de que la actual tendencia de la “fast fashion” ha sido ampliamente criticada por las precarias condiciones laborales que generalmente conlleva producir ropa en masa y a bajos precios en países asiáticos como Bangladesh. O que estas prendas prácticamente están creadas para ser desechables, con materiales que finalmente duran bastante poco y terminan en la basura a los pocos meses de comprarlas.

El gran problema de esta producción –y compra– masiva de ropa de baja calidad está en que cada año se producen 150 mil millones de prendas alrededor del mundo o lo suficiente para proveer de 20 nuevas prendas de ropa para cada persona viva en el planeta cada año, y muchas de éstas terminan en vertederos o contaminando el medio ambiente. Sobre todo aquellas hechas de fibras sintéticas como poliéster, uno de los materiales más comunes utilizado en la ropa últimamente, que además de requerir 70 millones de barriles de petróleo anuales para producir la demanda global, demora más de 200 años en descomponerse.

Ante este panorama, se hace necesario que comencemos a ser más conscientes también de la ropa que compramos y cómo la usamos.

Worn Wear: comprar menos, reutilizar más

©Patagonia Chile
©Patagonia Chile

¿Sabías que sólo por el hecho de comprar una prenda usada o arreglar tu ropa y extender así su vida útil, estarás disminuyendo tu impacto en el medio ambiente? Según cifras del grupo WRAP, al mantener nuestra ropa en uso sólo por nueve meses más, podemos reducir las huellas de carbono, desechos y agua relacionada a su producción en un 20-30%.

Ya son varias las empresas que están optando por medidas más sustentables en el retail, y Patagonia es una de ellas. La marca impulsó un programa llamado “Worn Wear” que forma parte de la iniciativa “Reparar es un acto radical”, que invita a darle una segunda vida a tu ropa. Con un carrito de arrastre refaccionado como un taller de costuras y reparaciones, Patagonia hace un llamado a reparar de forma gratuita distintas prendas de ropa, sin importar la marca de éstas. El programa ha reparado en Chile más de 2.000 prendas de forma absolutamente gratuita en lo que va de este año. Y el objetivo es crear conciencia en los consumidores y destacar que lo mejor que pueden hacer por el cuidado del medio ambiente es comprar menos y prolongar la vida de sus prendas.

©Patagonia Chile
©Patagonia Chile

“Hacer mella en nuestra huella de consumo colectivo requerirá una responsabilidad compartida entre las empresas que fabrican cosas y los clientes que las compran, pero las empresas deben actuar de forma independiente”, ha señalado Rose Marcario, CEO de Patagonia en Norteamérica, quien destaca que la iniciativa busca ayudar a convertir a los actuales consumidores en dueños de sus prendas. Ya que “mientras los dueños están empoderados y toman responsabilidad de los productos que compran –como lavarlos apropiadamente, reutilizarlos, compartirlos y refaccionarlos– los consumidores toman, usan, se deshacen y repiten. Un ciclo que nos está llevando a la quiebra ecológica”.

Pero esto no es nada nuevo. El programa Worn Wear de Patagonia se creó en 2013 como una forma de alentar a las personas a cuidar bien sus equipos, lavarlos y repararlos según sea necesario. La idea es mantener la ropa, independientemente de la marca, en circulación durante el mayor tiempo posible y cuando llegue el momento de un reemplazo, hacerlo con una prenda durable, para así bajar el impacto del consumo indiscriminado en el medioambiente.

©Patagonia Chile
©Patagonia Chile

En promedio, la mayoría de las personas guardamos la ropa por sólo tres años, pero los materiales y los procesos de fabricación de cualquier prenda nueva tienen un costo enorme para el planeta. Por lo mismo, la marca ha innovado en prendas como la línea Patagonia Snow diseñadas para ser reparadas en caso de necesitarlo y así prolongar al máximo su duración y vida útil. En caso de romperse, lo arreglaran en sus tiendas o te enseñan cómo repararlo. En caso de no poder hacerlo, lo reutilizan o reciclan.

Esto se puede ver directamente en las tiendas Patagonia a través de una sección donde los clientes pueden comprar y vender productos de segunda mano. Por el momento, en Chile esta sección se encuentra sólo en la tienda Patagonia de Mall Sport. Pero también Patagonia ha organizado distintas jornadas de reparación de productos en tiendas, eventos y en formato de tour cruzando regiones. Actualmente se encuentran realizando el tour de invierno por los pueblos de montaña del país y este miércoles 25 de julio estarán en Las Trancas, Chillán, frente al lodge Pirimahuida con el taller de costuras Patagonia.

©Patagonia Chile
©Patagonia Chile

En Chile, las refacciones estarán a cargo del equipo de Modulab, especializados en eco diseño y Upcycling, por ejemplo fabricando productos elaborados a partir de telas de PVC de avisos publicitarios, con lo que han logrado reciclar más de 4.500 kg de residuos.

Consejos para un clóset más sustentable

Una buena estrategia para mantener un clóset más sustentable, es no dejarse llevar simplemente por las ofertas del momento ni comprar por impulso. Para ello resulta clave hacerse las siguientes preguntas:

¿Realmente lo necesito? ¿Tengo algo similar en mi clóset? y ¿Podría comprarlo en una tienda de segunda mano?

Además algunas acciones simples que todos podríamos implementar en nuestra rutina diaria son:

  1. Prefiere comprar ropa de segunda mano, para extender su ciclo de vida.
  2. Y en caso de que compres una prenda nueva, prefiere aquellas de buena calidad que sepas que van a durar bastante tiempo.
  3. Prioriza aquellas prendas hechas de materiales naturales u orgánicos y biodegradables.
  4. Si tienes una prenda en buen estado que ya no uses ¡dónala! Podría ser de gran utilidad para alguien más.
  5. ¿Se te rompió un cierre? o ¿Tu parka tiene un hoyo? ¡Arréglala!
  6. Finalmente si ya no hay nada más que puedas hacer, recicla tu ropa en mal estado. En Chile de a poco han surgido más iniciativas como REMBRERetex –esta última acaba de poner un stand de reciclaje  de ropa en el Parque Araucano–, que se están encargando de recibir las prendas que no uses para ser recicladas.

 

Galería (4)