Una orca cazando lobos marinos en Península Valdés © Daniel Feldman / AP
Una orca cazando lobos marinos en Península Valdés © Daniel Feldman / AP

Las orcas (Orcinus orca) son la especie más grande de la familia de delfínidos, los máximos depredadores del océano y uno de los animales más sorprendentes por su inteligencia, comportamiento y complejas estructuras sociales. Desarrollan, aprenden y transmiten conocimiento y hábitos de generación en generación. En Punta Norte, al norte de la Península de Valdés y al este de la provincia de Chubut, Argentina, una familia o grupo de orcas ejecuta una maniobra de caza única en el mundo —que solo puede verse en esta región— y que durante décadas ha dejado perplejos a los investigadores y estudiosos de estos cetáceos: los varamientos intencionales.

Durante estas maniobras, las orcas se abalanzan como torpedos hacia la orilla, sorprenden y embisten a crías de lobos y elefantes marinos en un comportamiento audaz que han perfeccionado y que ejemplares adultos enseñan y pasan como acervo y tradición a las más jóvenes. Las orcas utilizan ecolocalización e identifican a su presa visualmente y por medio de los sonidos que estas emiten. Este mecanismo de caza es tan particular y muy arriesgada, dado que es muy alta la posibilidad de que durante el intento de atrapar a su presa la orca quede varada en la playa.

Las orcas han sido el objeto de estudio durante décadas en este país, donde nació también el Proyecto Orca, un programa de observación y estudio del comportamiento de las orcas en estado salvaje que inició en 1975 en Puerto Madryn, Argentina. Entre otras actividades, los investigadores les han dado nombre y un código de identificación a cada una de las orcas que se observan en Punta Norte, Península de Valdés. También ejecutan tareas de relevamientos fotográficos y fílmicos de la fauna apostada en las playas, censos de cada especie localizada, el reconocimiento de problemáticas ambientales actuales y potenciales, con el objetivo de proponer estudios y el desarrollo de acciones que resulten en el manejo adecuado de cada situación.

Esta maniobra fue captada recientemente por el fotógrafo y guía argentino Facundo García en un vídeo que se ha viralizado y que ahora es visto en todas partes del mundo. En esta nota conversamos con García, de Animal Travel, para que nos contara la historia detrás del vídeo y de un comportamiento que cautiva y asombra por su audacia, efectividad y exclusividad de este grupo de orcas que tiene como hábitat una región que es Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO.

— ¿Cuándo y cómo fue grabado el vídeo de la orca cazando lobos marinos?

Este video fue grabado 17 de marzo a las 14:02. Ese día la pleamar había sido a las 11:06 am. Esto significa que el varamiento se dio unas tres horas después de la pleamar. Lo cual es común, porque para tener más posibilidades de verlas uno tiene que tratar tres horas antes de la pleamar o tres horas después. Es raro, pero se puede dar.

—¿Podrías contarnos un poco sobre el contexto: A qué hora fue grabado? Cómo describirías es la zona a alguien que no la conoce o no la ha visitado nunca? Es habitual este tipo de avistamientos en esa área?

El video fue grabado en el área natural Península Valdés, puntualmente en la unidad operativa Punta Norte, sobre el mirador público. Este es un punto importante de nombrar, porque ahí en Punta Norte tenemos todo un mirador público, que es bastante amplio, que va bordeando la costa, dónde hay en este momento una colonia de lobos marinos. Para que tengan una idea, desde septiembre hasta diciembre, tenemos elefantes marinos que van a reproducirse, lo cual también hace que haya presencia de orcas, porque van a buscar las crías de los elefantes marinos. Pero también tal vez no es tanto como en esta época, marzo abril, cuando van a buscar las crías de los lobos marinos porque a partir de diciembre empiezan a llegar los lobos marinos a reproducirse. En enero se dan los nacimientos y ellas buscan es esto: cuando los lobitos, las crías de los lobos en Punta Norte empiezan a entrar al agua y las orcas empiezan a ensayar y buscar hacer estas capturas con este comportamiento, con este método que es impresionante sobre la costa.

Crédito: © Facundo García
Crédito: © Facundo García

—¿Qué datos curiosos puedes contarnos de ese evento en particular? Digamos, ¿Hacía rato que estabas enfocando? ¿Buscabas captar algo en particular? ¿Es esta la temporada en que esto más ocurre? ¿Cuántas orcas pudieron avistar ese día?

Las orcas, como bien sabemos, son impredecibles y son muy particulares en su comportamiento. Son animales únicos, muy inteligentes, y que conocen perfectamente todo su entorno. Este método de caza en particular lo utilizan solamente las orcas de Punta Norte, que están identificadas y catalogadas y a las que les hace un seguimiento también a través de fundaciones, organizaciones. Como este comportamiento, este varamiento intencional, que es esto que vemos en el video, se produce solamente en esta zona, en la Península de Valdés, es la razón por la que vienen documentalistas, fotógrafos, investigadores, de todo el mundo a tratar de captar esto en este lugar.

Artículo relacionado
Argentina: Arami, la yaguareté correntina, ya vive libre en Iberá

Este comportamiento —como decía— es único en el mundo: Solamente lo saben realizar las orcas de Punta Norte y se enseña de generación en generación. Es una herencia cultural que tienen estas orcas. Las otras orcas de la zona o las otras orcas del mundo no saben cómo se hace este varamiento y no saben cómo se hace este este método de caza. Por supuesto, cada ahorca en el mundo forma parte de diferentes familias, en diferentes lugares, y tienen diferentes métodos de caza. Este grupo en particular tiene este método que ha perfeccionado.

Las orcas acá en Punta Norte —como te decía— viven en estos lugares y lo que tenemos son posibilidades. Más posibilidades en ciertos meses del año, como marzo-abril, o también marzo-abril-mayo tal vez en Punta Norte porque van a buscar las crías de los lobos marinos. Y octubre-noviembre en Caleta Valdés, donde están las crías de los elefantes marinos, que es la parte media de la Península. Después viven acá, están todo el año. Las vemos en agosto, en enero, pero donde hay más chance de verlas es en estos meses. Ahora hay más posibilidad en Punta Norte, pero hace cinco días que las hemos estado viendo también en un grupo en Caleta Valdés. Entonces como que son estos los dos puntos donde más se ven.

—¿Qué dirías que es lo más sorprendente de esta región y de este comportamiento de las orcas?

—Justo ese día, me acuerdo que era miércoles, porque el día jueves es cuando grabo el video, yo no tenía salida, pero la marea estaba buena, era un buen horario, como las 11 de la mañana y si bien había un poco de viento, cuando me levanto a la mañana tenía la idea de generar contenido. Así que pensé que podría ir y ver si lográbamos avistar orcas, sacar alguna foto o un video y me decido a partir a la mañana. Cuando veo que en Madryn estaba bien el mar. Dejo al nene en la escuela a las ocho de la mañana y salgo solo para Punta Norte. Llegó a las 10:30 más o menos, son como unas 2 horas que te toma yendo directo y nada, allí me comunican que ya estaban las orcas y se veían a lo lejos. Entonces estamos por este lugar que te digo, que se le llama el canal de ataque. Y bueno, me digo que eso ya es positivo, verlas y saber que están ahí. 

Luego toca esperar. Tener paciencia. Con las orcas, la paciencia es esencial. Entonces estuvimos esperando a que se acerquen. Siempre se quedaban a lo lejos. Las veíamos, pero lejos. Recuerdo que me gasté una batería entera grabando videos a lo lejos y por allá tres o dos horas y media después de la pleamar vemos que se acercan, que se empiezan como a acercar. Y empezamos a prestar atención y ellas realizaron varios intentos, como chequeando el área, como tentando hacer varamientos, pero que nunca se concretaban. Hasta que esta orca realizó un varamiento que yo no lo puedo agarrar bien, tengo video y se la puedo ver cuando ya está fuera del agua ahí con el lobo marino. 

—¿Qué ocurre después? ¿Cuándo te das cuenta que el material que tienes es valioso, al mostrar una maniobra que si bien ha sido documentada antes, no deja de sorprender a todos los que alguna vez han leído, visto o sienten curiosidad y admiración hacia estos animales?

—Después bueno, ahí ya me puse como a tratar de prestar más atención y porque quería grabar esto: captar toda la secuencia. Es algo difícil, o sea, te digo, no es algo común. Pero bueno, estamos ahí estaba la luz, estaba perfecta. Mi lugar, el lugar elegido en el mirador público, por la luz y todo, sabía que era bueno, y pude ver cuando empieza a acercarse. Y entonces ahí empecé a grabar. Estaba apoyado en una madera, en un poste de los que sostiene el alambre del sendero y pude grabar. Estuve mucho tiempo apoyado ahí hasta que pude grabar eso y ahí se dio. Y bueno, cuando agarré el video, después que lo vi, y es cuando puedo mirar el video en detalle, pufff…. sabía que que era un tremendo video, que era lo mejor que había visto y grabado en mi vida después de cinco años observando a las orcas. 

—¿Cómo fueron las primeras reacciones? ¿Cómo llega el vídeo a hacerse viral?

Artículo relacionado
Uruguay se suma al regreso del yaguareté: Llegó Malú, la yaguareté uruguaya, que será madre de más cachorros en el Parque Iberá

Bueno, éramos poca gente, pues ya tengo 3 horas después de la ‘plea’, no había quedado mucha gente. Y los que estábamos, ahí estábamos en modo de excitación tremendo, festejando, festejando. Porque una cosa es ver orcas y otra cosa es ver este comportamiento, con captura y todo. Y la verdad es que estábamos muy muy contentos de lo que habíamos logrado y sabía que el video iba a tener repercusión. Sí, tal vez lo levantaba alguna página o algo. Y así fue. No sabía que iba a tener la repercusión que tuvo. La verdad es un vídeo que se está viendo alrededor del mundo y se sigue viendo alrededor del mundo. Y bueno, ahí lo levantó una página conocida de Argentina y a partir de ese momento lo empezaron a replicar. Luego lo sube una página internacional de 4 millones de seguidores y a partir de ahí explotó. Explotó por todo por todo el mundo.

—¿Qué es lo más sorprendente de esta zona? ¿Por qué crees que las orcas están acá y ejecutan este método en una región como esta?

—Península de Valdez es un Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO. Tenemos ballena franca austral en época reproductiva de junio a diciembre. Viven diferentes grupos delfines: delfín austral, nariz botella, el delfín oscuro. La orca, que es el delfín más grande del mundo, vive en diferentes familias en las zona, más allá de las orcas de Punta Norte. Hay colonias reproductivas de lobos marinos, hay colonias reproductivas de elefantes marinos, colonias de pingüinos de Magallanes, diferentes especies de fauna terrestre: Guanacos, choiques, maras, zorrinos, zorros. Tenemos diferentes tipos de aves. O sea, es un lugar único por un montón de cosas.

Y en este caso en particular, las orcas tienen un público. Primero, llaman mucho la atención. Las orcas transmiten una libertad, como un poder que manejan. Pensá que las orcas son el depredador tope del mar. Y hacen este comportamiento que es único en el mundo, en este lugar, y que viene gente todos lados de todos lados del mundo a tratar de captar eso. Eso es espectacular. Durante los meses de marzo a abril se congrega un montón de gente que viene a ver eso de diferentes partes del mundo, porque sabe que no lo va a poder ver en otro lugar que no sea en Península de Valdés. Y capaz que está muchos días y no lo ve. Con las orcas es así. Pero bueno, hay que saber disfrutarlas.

Crédito: © Facundo García
Crédito: © Facundo García

—¿Qué mensaje crees que es importante transmitir y educar sobre las orcas, su naturaleza, su comportamiento, y la importancia de su conservación?

—Lo más importante para transmitir en este caso siempre es que en este lugar se puede disfrutar de la fauna en libertad, de la fauna en su hábitat, con sus comportamientos naturales. Y eso es único, porque acá no se les da nada para que estén. Ellas están en estos lugares porque ellas quieren. Todos los animales, porque ellos quieren, porque ellos lo eligen. Nosotros no hacemos nada para que los animales elijan estar en estos lugares, por eso son intangibles las áreas: tenemos lugares con miradores, pero no se puede acceder a las playas, no se puede bajar de los vehículos si no hay un mirador. Eso es lo que tratamos de conservar y lo lindo que tiene este lugar, ¿no? Aparte de que se pueden ver desde miradores públicos, eso es muy importante.

Algo que es muy importante en cuanto a las orcas en particular es que el video se puede ver. Tal vez uno le puede poner un título, catalogarlo como que es cruel o no sé, bueno o malo, pero esos son conceptos nuestros, son conceptos de las personas. Los animales no tienen esos conceptos. Es un comportamiento natural y todo tiene un porqué. Aprender una técnica, mejorar la técnica. Esta técnica es única, porque es muy peligrosa, se pueden quedar varadas, por eso la tienen que perfeccionar todo el tiempo. Y el hecho de que sea cruel o no, eso lo ponemos nosotros, pero la naturaleza no es cruel. La naturaleza es naturaleza y nosotros debemos respetarla como es y disfrutarla cómo es.

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.