Ladera Sur Las claves para entender el desastre ambiental en Quintero y Puchuncaví
Las claves para entender el desastre ambiental en Quintero y Puchuncaví

Noticias

Las claves para entender el desastre ambiental en Quintero y Puchuncaví

Una nube tóxica en Quintero y Puchuncaví ha sido la causa de 301 intoxicaciones y 2 personas hospitalizadas. Todo partió hace una semana, cuando 30 escolares fueron hospitalizados luego de sentir un fuerte olor. Hoy se mantiene la alerta amarilla en la zona. Aquí te contamos todo el desarrollo de este episodio hasta la fecha.

El pasado 21 de agosto 53 alumnos de tres colegios de Quintero fueron trasladados al hospital de la ciudad tras percibir “fuertes olores” y luego presentar malestares estomacales y vómitos. Ese mismo día el alcalde de la localidad, Mauricio Carrasco, dijo que lo que los alumnos habían sentido correspondía a “algún tipo de gas que no está identificado”. Ese mismo día, el Ministerio del Medio Ambiente envió un equipo que permite monitorear 120 gases diferentes.

Dos días después, el 23 de agosto, sobre Quintero y Puchuncaví había un polvo amarillo en el aire. Esto sumó más intoxicados que durante el día ascenderían a 133 afectados, provocando que se instalaran hospitales de campaña esa misma tarde, una medida necesaria ante el colapso en el hospital.

Tras estos episodios las autoridades de la Región de Valparaíso se reunieron en un Comité de Operaciones de Emergencia (COE) y declararon alerta amarilla para Quintero y Puchuncaví, junto con la suspensión de las clases hasta nuevo aviso. Cinco días después, la medida todavía se mantiene.

Además, el 23 de agosto, un equipo de los departamentos de medio ambiente de los municipios de ambas localidades afectadas identificaron lo que estaba atrás de la nube amarilla: nitrobenceno, cloroformo de metilo y tolueno.

En búsqueda de un responsable

©Facebook Mujeres de Zonas de Sacrificio Quintero-Puchuncaví.
©Facebook Mujeres de Zonas de Sacrificio Quintero-Puchuncaví.

Entre Quintero y Puchuncaví está Ventanas, una localidad conocida como una zona de sacrificio, en la que existen cerca de 17 empresas industriales. Algunas de ellas trabajan con gases y químicos que pueden afectar a la salud de los habitantes y al medio ambiente. Es por esto que los ojos de muchos, en busca de responsables ante los recientes episodios en la zona, apuntan a estas empresas, que han traído por muchos años consecuencias a la población y el medio ambiente.

Matías Asún, director nacional de Greenpeace Chile calificó el viernes a esta zona como el Chérnobil chileno: “Es una realidad que lleva demasiados años afectando a parte de nuestros compatriotas. Se trata de una zona de sacrificio medio ambiental que obliga a tomar medidas serias y definitivas. Lo claro es que, con esta realidad, ya no pueden convivir las industrias y la población afectada”.

Ese mismo viernes 24 de agosto, la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, anunció que instruyó a la Superintendencia de Medio Ambiente a paralizar las fuentes contaminantes. Dos horas más tarde, subió un video al twitter del ministerio en el que decía que por las mediciones de gases que desarrollaron en la zona, se detectó que podrían ser las faenas de ENAP las que estarían emitiendo los contaminantes. “Por esta razón hemos decretado el cierre inmediato de todas aquellas faenas de ENAP que puedan estar produciendo los gases que hoy afectan a la comuna de Quintero”, dijo.

©Facebook Coordinadora ciudadana despierta Quintero – Puchuncaví
©Facebook Coordinadora ciudadana despierta Quintero – Puchuncaví

Justo un día antes, ENAP había emitido un comunicado en el que descartaba toda relación con los episodios en Quintero y Puchuncaví. Luego de las declaraciones de la ministra, la empresa estatal mantuvo su postura, acatando la suspensión de labores de mantención de dos estanques del Terminal, pero argumentando que, entre otras cosas, ellos no almacenan, producen o utilizan los químicos que provocaron que la población se intoxicara.  Agregaron que seguirán investigando: “En caso de que las investigaciones confirmen que ENAP no tiene responsabilidad en los hechos, tomaremos todas las acciones que nos permitan reparar el grave daño reputacional que ha significado para nuestros colaboradores y nuestra empresa”.

Otras empresas también descartaron su responsabilidad. Desde Codelco aseguraron que las operaciones de fundición y refinería en la zona no tienen relación con la emisión de los compuestos que están afectando a la población. GNL Quintero lamentó la situación y dijo que es técnicamente imposible que exista vínculo entre el episodio ambiental y sus instalaciones. Desde Oxiquim negaron responsabilidad. “La única razón por la que nos han señalado ha sido porque hemos mandado a trabajadores a asistencia médica”, dijo Edmundo Puentes, gerente general de Oxiquim.

©Facebook Mujeres de Zonas de Sacrificio Quintero-Puchuncaví.
©Facebook Mujeres de Zonas de Sacrificio Quintero-Puchuncaví.

Cuestionamientos a la ministra

La decisión tomada por la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, de ordenar la suspensión de actividades de algunas faenas de ENAP, basada en lo que ella calificó como evidencias concretas, generó dudas. Parlamentarios, dirigentes sindicales, vecinos y el Colegio Médico consideraron dudoso que no se incluyera dentro de los factores de riesgo a la empresa Oxiquim, cuyo directorio es liderado por Fernando Barros, abogado de Sebastián Piñera y antiguo socio del esposo de la ministra.

Tampoco se incluyó a la termoeléctrica AES Gener. De hecho, el diputado Juan Santana (PS) pidió la renuncia de la ministra.

Una nueva semana

Este lunes 27 aparecieron nuevas cifras. El intendente de Valparaíso, Jorge Martínez, dio a conocer que el número de personas intoxicadas aumentó a 301. La autoridad agregó que se están haciendo trabajos de limpieza, además de la paralización del funcionamiento de las dos plantas de ENAP, pese a que no se ha descartado otra fuente contaminante.  Martínez señaló que hay 10 fiscalizadores de la SMA en la zona y recalcó: “En la única empresa que hemos encontrado evidencias de emisión de estos gases ha sido ENAP. No hemos encontrado en otra”.

Gonzalo de la Carrera, vicepresidente del directorio de ENAP explicó en una entrevista que están realizando un muestreo independiente y que los resultados deberían estar entre el 27 y 28 de agosto. “(La entidad independiente) Hizo todas las mediciones como corresponde, no con un kit básico como lo han hecho el intendente y las demás autoridades, que llegaron rápidamente a conclusiones que podrían ser erradas”, aclaró.

El Superintendente del Medio Ambiente respondió: “Nosotros tenemos una investigación en curso, tenemos fiscalizadores propios y de la Seremi de Salud y de la Superintendencia de electricidad, yo mismo estuve allá los días jueves y viernes. Yo mismo puedo dar fe del trabajo serio y profesional que estamos haciendo”. A esto se agrega que las multas por intoxicación, por ley, pueden llegar hasta 8,6 millones de dólares.

Investigaciones

©Facebook Mujeres de Zonas de Sacrificio Quintero-Puchuncaví.
©Facebook Mujeres de Zonas de Sacrificio Quintero-Puchuncaví.

Mientras tanto, en Quintero y Puchuncaví todavía hay alerta amarilla, las clases siguen suspendidas y los intoxicados siguen con atención médica. Además, continúa la incertidumbre sobre los culpables y la investigación sigue en desarrollo.

Por un lado, las mediciones del Ministerio del Medio Ambiente, que empezaron el jueves pasado, apuntaron a que los niveles más altos de hidrocarburos se encontraron en la planta de ENAP. De las 16 empresas presentes en la zona, la cartera investigó a aquellas cuyas operaciones estén vinculadas a los hidrocarburos: GNL Quintero (planta de gas natural), Gasmar (planta de gas butano-propano), ENAP Quintero (estanques de almacenamiento de combustibles), Oxiquim (planta de almacenamiento de sustancias químicas) y Copec (almacenamiento de lubricantes y combustibles).

Junto a esto, existe otro documento que vincula a la empresa Gasmar como un posible culpable. Se trata de un estudio elaborado en 2017 por Francisco Cereceda, académico de la Universidad Técnica Federico Santa María junto con el Centro de Tecnologías Ambientales CETAL y el Laboratorio de Química Ambiental. En este texto se trató de encontrar la causa de los malos olores detectados en la zona, pero no se logró. Sin embargo, una de las conclusiones señala: “el análisis de los vientos y concentraciones de los compuestos orgánicos volátiles realizados justamente en la planta de Gasmar permitió establecerla como fuente importante de esos elementos en las emisiones asociadas a su planta de odorificación de gas”. Desde la empresa respondieron:No está de ninguna manera vinculado con el proceso de investigación actual, pues data de diciembre del 2017, y es público desde hace varios meses”.

La Fiscalía también confirmó que está investigando sobre esta emergencia, y que la añadirán a la investigación que se está llevando a cabo sobre la contaminación en esta zona. El fiscal nacional, Jorge Abbot, dijo: “Por lo que me informan, hay una investigación abierta y los nuevos hechos se han acumulado a esta investigación”.

Una esperanza para el futuro

Desde el gobierno, el presidente Sebastián Piñera está de visita en Quintero y Puchuncaví junto con el ministro de Salud, Emilio Santelices, y la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt. El mandatario aseguró que pondrá en práctica un plan descontaminación.

El jefe de Estado comentó que un plan similar del gobierno anterior había sido rechazado por la Contraloría, aunque en este caso se planea ponerlo en marcha sin impedimentos. “El plan tiene por objetivo superar la zona saturada y volver a una situación de normalidad, con el propósito de proteger la salud de Quintero y Puchuncaví, de proteger al medio ambiente y no perjudicar el desarrollo de esas dos comunas que son agrícolas y turísticas, y que se ven muy afectadas”, dijo.

Galería (3)