Ladera Sur La región de Valparaíso suma un nuevo Santuario de la Naturaleza
La región de Valparaíso suma un nuevo Santuario de la Naturaleza

Noticias

La región de Valparaíso suma un nuevo Santuario de la Naturaleza

El Santuario de la Naturaleza Quebrada de Córdova se suma a las áreas protegidas de la región de Valparaíso. Entérate de más, acá.

El Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, encabezado por el Ministro del Medio Ambiente Marcelo Mena, acaba de aprobar la creación de una nueva área protegida en la Región de Valparaíso. Se trata del Santuario de la Naturaleza Quebrada de Córdova, un área de 137,43 hectáreas que comprende la cuenca baja del estero El Rosario, ubicada en el límite de las comunas de El Quisco y El Tabo.

En detalle, esta nueva área protegida está compuesta por el lecho del estero, la laguna de Córdova, la playa Las Ágatas y 36 roles de avalúo, en donde el 21% (28,89 ha) del terreno corresponde a bien nacional de uso público y un 79% (108,54 ha) a terrenos privados.

Protegiendo a las especies amenazadas

Ovillo ©Patricio Novoa
Ovillo ©Patricio Novoa

Dentro de los principales objetivos de esta nueva área protegida, está la conservación de una comunidad de plantas higrófilas, entre las que destacan, además del olivillo (Aextoxicon punctatum), varias especies de arrayanes, que pertenecen al bosque esclerófilo mediterráneo costero, con baja protección a nivel nacional.

Además quedarán protegidos en sus inmediaciones el sistema hídrico del sector y especies en categorías de amenaza donde destacan el cururo (roedor), considerado una especie en Peligro de Extinción, la culebra de cola larga, la rana chilena, el copo y el pejerrey chileno, todos ellos en categoría Vulnerable.

©Marcela Olmo y Javiera Ferreyra
©Marcela Olmo y Javiera Ferreyra

Una de las particularidades de la quebrada es que presenta un ecosistema mixto donde se mezclan elementos de vegetación reciente, de carácter xerofítico (especies adaptadas a un clima seco) con especies higrófilas (especies adaptadas a climas húmedos) mucho más antiguas que las primeras y de origen neotropical. Esta particular combinación sólo se da en algunas quebradas costeras de la zona central con fuerte influencia marina.

©Carlos Medina
©Carlos Medina

Si a esto se suma que en este reducido espacio existen más de 150 especies de plantas vasculares nativas, entre ellas el Olivillo (Aextoxicom  punctatum),  Naranjillo (Villaresia mucronata), Arrayán  (Luma apiculata),  Maqui  (Aristotelia chilensis),  Peumo  (Crytocaria alba),  Boldo  (Peumus  boldus), Colihue (Chusquea cumingii), Canelo  (Drymis winteri) y Nalcas (Gunnera tinctoria), entre muchas otras; además de 70 especies de aves, dentro de ellas cuatro especies endémicas de nuestro país como la Turca (Pteroptchos megapodius), Tapaculo (Scelorchilus albicollis), Churrín del norte (Scytalopus fuscus) y la Tenca (Mimus trenca), y mamíferos como la Huiña (Oncifelis  guiña), el Zorro Chilla (Lycalopex griseus) y el Murciélago oreja de ratón (Myotis chiloensis), se confirma la importancia de la Quebrada como un sitio prioritario de conservación en Chile y un gran sitio turístico en potencia.

En cuanto a la administración de este santuario, se espera transformar el perímetro en un modelo de administración ambiental que combine eficientemente la gestión pública y privada. “Esta categoría de conservación permite involucrar a la comunidad, contar con el apoyo de propietarios privados en la protección de la biodiversidad, y crear nuevos polos de desarrollo turístico y de educación ambiental en la zona”, agrega Alejandra Figueroa, jefa de la División de Recursos Naturales y Biodiversidad del Minsterio del Medio Ambiente.

¿Qué es un Santuario de la Naturaleza?

Guardaparques en el santuario ©Carlos Medina
Guardaparques en el santuario ©Carlos Medina

Se comprenden como santuarios de la naturaleza, todos aquellos sitios terrestres o marinos que ofrezcan posibilidades especiales para estudios e investigaciones geológicas, paleontológicas, zoológicas, botánicas o de ecología, o que posean formaciones naturales, cuyas conservaciones sea de interés para la ciencia o para el Estado.

Cuando los sitios se declaran como tal, quedan bajo la custodia del Ministerio del Medio Ambiente y bajo la figura de la Ley de Monumentos Nacionales. Gracias a esta figura, se asegura la protección de una zona y ello permite proponer políticas, planes, programas, normas y supervigilar el Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Estado (SNAP), supervisando también el manejo de las áreas protegidas de propiedad privada.

Dentro de la región de Valparaíso existen actualmente 12 Santuarios de la Naturaleza (incluyendo el nuevo santuario de Quebrada de Córdova). Éstos son:

  • Acantilados Federico Santa María en la localidad de Laguna Verde, declarado en mayo de 2006.
  • Bosque Las Petras de Quintero y su entorno en Quintero, declarado en junio de 1993
  • Isla de Cachagua, a 100 metros de la costa de Cachagua, declarado en enero de 1979
  • Isla de Sala y Gómez, declarada en junio de 1976
  • Islote o peñón Peña Blanca y las formaciones rocosas de la Punta de Peña Blanca, en Algarrobo, declarado en marzo de 1982
  • Islote Pájaros Niños, en Algarrobo, declarado en junio de 1978
  • Islotes adyacentes a Isla de Pascua, declarado en junio de 1976
  • Laguna El Peral, en el Tabo, declarado en julio de 1975
  • Palmar El Salto, en Viá del Mar, declarado en agosto de 1998
  • Promontorio rocoso Roca Oceánica, en el Camino Costero entre Viña del Mar y Concón, declarado en marzo de 1990
  • Serranía El Ciprés en San Felipe, declarado en mayo de 2006

Galería (3)