Ladera Sur Explorando la flora y fauna nativa que habita en los valles de Cochamó y Puelo
Explorando la flora y fauna nativa que habita en los valles de Cochamó y Puelo

Naturaleza

Explorando la flora y fauna nativa que habita en los valles de Cochamó y Puelo

Si hay algo que hace especial a la zona de Cochamó y Puelo, además de sus ríos y cascadas prístinos, es la flora y fauna nativa que habita en su bosque siempreverde. Este último, el que está catalogado como Reserva de la Biósfera de la Unesco, denominada “Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes”, alberga especies como el milenario alerce, a la carismática güiña o al emblemático sureño: el chucao. En este artículo hicimos una selección de algunos de ellos, los cuales podrías tener la suerte de ver, siempre bajo un trato respetuoso, responsable y cuidadoso, en tu próxima ida a los valles de Cochamó y Puelo. Además, este es uno de los destinos que están en la guía Chile Outdoor de Copec Chiletur 2020, creada por Ladera Sur. ¡No te lo pierdas!

Son un clásico de las postales de la Patagonia, con un paisaje que maravilla a muchos con sus ríos y cascadas prístinos, junto con bosques siempreverdes en los que habita flora y fauna nativa. Se trata del valle de Cochamó y su vecino, el del río Puelo, en la comuna de Cochamó, en la Región de Los Lagos.

Particularmente el valle de Cochamó es conocido como el “Yosemite National Park chileno”, haciendo referencia al Parque Nacional ubicado en California, Estados Unidos, uno de los destinos mundiales ideales para escaladores. ¿Qué los hace similares? Las paredes de granito que varían entre los 200 y los mil metros de altura. Junto a esto, su principal río, el Cochamó, fue declarado Reserva de Agua en 2009. Este lugar, que ha sido históricamente usado por arrieros cordilleranos, es compartido por más de 15 mil visitantes que ingresan al año al valle.

Su vecino, el valle del río Puelo, cuenta con el segundo río con más caudal de Chile después del río Baker. Es por esto mismo y su extensa temporada -entre septiembre y mayo- que es uno de los de los paraísos para los que gozan de la pesca deportiva con devolución. Sus aguas vienen de los deshielos, los glaciares, los humedales y la lluvia. Es por esto que aporta de nutrientes, agua fría y oxígeno al Seno de Reloncaví, por lo que es un ecosistema que resulta ser un aporte para toda la zona. Estas son algunas de las razones por la que se está luchando para el caudal del río Puelo se declare Reserva de Agua.

Tanto el valle de Cochamó como el de Puelo fueron declarados como Reserva de la Biósfera de la Unesco, denominada “Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes”, que comprende la zona cordillerana de las regiones de Los Ríos y Los Lagos.

Pero, ¿cuál es la biodiversidad que hace tan especial este lugar? En este artículo seleccionamos algunas especies más características de la flora y fauna nativa de esta zona, y te la compartimos a continuación:

Alerce (Fitzroya cupressoides) 

©Manuel Mingo
©Manuel Mingo

Es nativo de Chile y Argentina, habitando en nuestro país principalmente en la Región de Los Ríos y Los Lagos. Se caracteriza por ser una especie longeva, ocupando el segundo lugar en el mundo luego del pino longevo. Su ejemplar más antiguo tiene 3.600 años. Puede crecer hasta 50 metros y en 1976 fue declarado Monumento Natural en Chile. Pese a que está prohibida su extracción, esta especie está en peligro de extinción de acuerdo a los criterios de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

Canelo (Drimys winteri)

Flor de Canelo ©Eric Hunt
Flor de Canelo ©Eric Hunt

El canelo es el árbol sagrado mapuche, y es nativo de Chile y Argentina. En Chile crece desde la provincia del Limarí hasta la Antártica. Hacia el sur su presencia aumenta, pero siempre en lugares que están cercanos al agua o con mucha humedad, como riberas, cuencas de ríos y esteros, quebradas o en laderas húmedas. No está catalogada en las listas rojas de la UICN.

Coigüe (Nothofagus dombeyi)

©Andrea Riquelme
©Andrea Riquelme

Este también es un árbol nativo siempreverde, que puede llegar a los 40 metros y también son longevos, algunos han alcanzado los 500 años. Se distribuye desde Colchagua (Región de O´Higgins) hasta Aysén al sur de Chile, siendo característico de los bosques templados. Está en estado de preocupación menor de acuerdo a la UICN.

Güiña (Leopardus guigna)

Güiña ©Eduardo Minte
Güiña ©Eduardo Minte

La güiña es el felino más pequeño de toda América. Su pelaje es café a café amarillento con pequeñas manchas circulares, que se extienden hasta el vientre. Posee una cola corta, relativamente gruesa y provista de anillos más oscuros. Se asocia a bosques húmedos templados de sectores de los Andes del Sur y sectores costeros, particularmente bosques Valdivianos y bosques  de araucaria en Chile, que son caracterizados por la presencia de bambú como el colihue –bambú nativo–. Está en estado vulnerable, de acuerdo a los criterios de la UICN.

Pudú (Pudu puda)

Rodrigo Fernández
©Rodrigo Fernández

Es conocido como uno de los  ciervos más pequeño del mundo, con un tamaño cuya altura no excede los 40 centímentros, y su largo es de entre 75 a 90 centímetros. Sus poblaciones habitan aisladamente desde Curicó a Biobío, y desde la Araucanía hasta la Región de Aysén. También abunda su presencia en la isla de Chiloé. Principalmente encuentra su hábitat en bosques húmedos, templados y fríos, como los presentes en Cochamó y Puelo. Es una especie catalogada como casi amenazada según los criterios de la UICN.

Monito del Monte (Dromiciops glirioides)

Mono del Monte ©Pablo Garrido
Mono del Monte ©Pablo Garrido

Es un marsupial endémico de los bosques templados lluviosos de Chile y Argentina. Su particularidad es que ayuda en la recuperación y proliferación de especies del bosque. Al alimentarse de frutos de especies nativas –además de insectos y huevos– como el arrayán macho, el maqui, la murta, el quintral o el copihue, dispersa las semillas de al menos una decena de especies vegetales en el bosque. Es una especie catalogada como casi amenazada según los criterios de la UICN.

Chucao (Scelorchilus rubecula)

©Pia Vergara
©Pia Vergara

Es un ave nativa de los bosques templados australes de Chile, que llama la atención por su particular canto que se relaciona a creencias mapuches. Es común verlo en el piso del bosque buscando alimento, escarbando el piso como una gallina ya no se mueve por el cielo (no vuela más de 3 metros), sino que por el suelo. Es además un ave muy territorial; de ahí viene su canto característico. Cuando un macho se acerca al territorio del otro, ambos se gritan, se persiguen de un lado a otro y se observan con las plumas del cuello erizadas. Y su territorio no es menor. De acuerdo a una científica que investigó a los Chucaos, Mary Wilson, cada familia necesita alrededor de una hectárea para poder vivir. Esto equivale a cerca de media cancha de fútbol. Esta especie está catalogada como preocupación menor de acuerdo a la lista roja de la UICN.

Hued Hued del sur (Pteroptochos tarnii)

Hued hued ©Pablo Garrido
Hued hued ©Pablo Garrido

Esta ave nativa es pariente del Chucao, pero es de mayor tamaño y tiene las patas más grandes. Su población se distribuye desde el río Biobío hasta el Fuerte Bulnes, en Magallanes. También es un ave terrestre, tímida frente a las personas y que vuela poco ya que sólo lo hace en situación de extremo peligro. Su nombre se lo debe a su particular canto, cuyas vocalizaciones son inconfundibles. Está catalogada como en preocupación menor de acuerdo a la lista roja de la UICN.

Estas son sólo algunas de las especies que habitan en este lugar, el cual es característico su bosque nativo y la fauna que éste alberga, junto a toda la biodiversidad de la zona. Si quieres visitar este maravilloso lugar, en la Guía Chile Outdoor de Copec 2020 hay actividades imperdibles para el verano.

*Recuerda siempre que debes averiguar sobre los lugares que viajas (consejos que están en la guía Chile Outdoor 2020). Por ejemplo, para ir al valle de Cochamó debes reservar antes.

*También se un turista responsable: no alimentes a la fauna que verás en el lugar, no contamines los cursos de agua, no prendas fuego en lugares no autorizados, si pescas preocúpate de devolverlo, llévate tu basura y maneja lento y con cuidado.

Galería (3)