Ladera Sur Torres del Paine en invierno: un secreto bien guardado
Torres del Paine en invierno: un secreto bien guardado

Naturaleza

Torres del Paine en invierno: un secreto bien guardado

Para muchos amantes de la zona, visitar la Patagonia en invierno podría ser uno de los secretos mejor guardados. ¿Qué hace a esta estación tan ideal para visitar este rincón austral de Chile? Descúbrelo en esta lista que armamos junto a hoteles explora.

Si hasta ahora nunca te habías cuestionado la posibilidad de visitar la Patagonia chilena en invierno, déjanos contarte de lo que te estás perdiendo. Porque sí… es probable que como tú muchos hayan descartado el destino pensando en el frío y el viento, famosos en esta zona austral de Chile, que pueden llegar a los 100 km/h. Pero ¿sabías que en realidad en invierno hay mucho menos viento que incluso en verano en la zona? Esto ayuda a que la sensación térmica real no sea tan fría, sino que es algo similar a Nueva York en febrero.

Hoy junto a los hoteles explora, queremos invitarte a conocer 5 razones que para nosotros hacen del invierno una excelente época para visitar el Parque Nacional Torres del Paine y que seguramente, te motivarán a considerar este destino en los próximos meses.

1. Clima

©Magdalena Cofré
©Magdalena Cofré

Tal como te contábamos, durante el invierno el viento es de baja intensidad e incluso hay días en los que ni lo sientes. Además hay pocas precipitaciones y cuando las hay, probablemente sean en forma de nieve, así que podrás seguir con tus actividades y no terminar 100% mojado.

Si bien está helado (con máximas de 5ºC y mínimas de -7ºC), no es nada que no puedas soportar si vas bien equipado con ropa técnica o el abrigo adecuado, que garantice impermeabilidad y que te proteja del agua, viento y frío.

 

2. Paisajes sólo para ti

©Mor
©Mor

Olvídate de las hordas de turistas y los cerca de 250.000 visitantes que llegan durante la temporada estival hasta el Parque Nacional Torres del Paine. En invierno puedes recorrer éste y otros atractivos a tu propio ritmo y sin nadie más alrededor, salvo uno que otro aventurero. ¡Imagina todo un parque nacional prácticamente para ti!

Eso sí tienes que tener en cuenta ciertas cosas como que no todos los senderos del parque estarán abiertos. Tanto el circuito de la W como la O están cerrados al público en invierno, a menos que se vaya con un guía especializado (Ve más detalles aquí).

Y si no eres un fanático del trekking invernal, puede que prefieras hacer alguna cabalgata por los alrededores o recorrer en auto los caminos que rodean el parque y disfrutar desde lejos el paisaje, que en esta época suele ofrecer excelentes cielos.

3. Encuentros salvajes

©Magdalena Cofré
©Magdalena Cofré

El silencio, la poca actividad humana y el clima, que obliga a varias especies a bajar desde zonas de mayor altura en busca de alimento durante esta época, entrega una excelente oportunidad de avistamientos fortuitos con la fauna local como huemules, carpinteros, zorros, pumas y guanacos que suelen andar recorriendo por ahí como dueños del fundo.

4. Precios más bajos

©Ignacio Poblete
©Ignacio Poblete

El invierno es temporada baja en la Patagonia, así que prepárate para alojamientos, comida y entradas a parques más baratos. Además podrás llegar a cualquier restaurante sin necesidad de reservar o esperar una mesa, y disfrutar un buen calafate sour o cordero para entrar en calor y recuperar energías.

5. Excelentes fotografías

©Jon Mould
©Jon Mould

Si eres un amante de la fotografía, esta es la época ideal para experimentar. No sólo tendrás una mirada diferente de este popular –y muy fotografiado– destino, ahora cubierto de nieve. También, al amanecer tardíamente, no tendrás que sufrir despertándote por la madrugada para registrar esas espectaculares luces que entrega el amanecer. Y hablando de luces… en esta época la luz llega de manera horizontal al macizo Paine, dándole un brillo especial a esta famosa cadena montañosa.

Explora te invita a pasar esta temporada de invierno inserto en el corazón del Parque Nacional Torres del Paine y a orillas del lago Pehoé, con espectaculares vistas al macizo Paine. Disfruta de estar durmiendo en medio de la Octava Maravilla del Mundo con guías especializados a tu disposición, que permiten recorrer la mayoría de los circuitos. Escoge entre 40 exploraciones de caminata y cabalgatas incluidas y una buena conversación junto a la chimenea esta temporada invernal.

Galería (4)