Ladera Sur Valle del Reñihué: un lugar clave para la conservación de mamíferos locales
Valle del Reñihué: un lugar clave para la conservación de mamíferos locales

Naturaleza

Valle del Reñihué: un lugar clave para la conservación de mamíferos locales

En Reñihué, en la Región de los Lagos, cohabitan distintas especies, cada una con sus patrones de actividad característicos. Así lo pudieron documentar nuestros colaboradores Eduardo Minte y Thomas Kramer, quienes nos comparten algunos de sus descubrimientos hechos por monitoreos a través de cámaras trampa en este lugar. De esta forma, además, pudieron evidenciar la importancia del valle de Reñihué en la conservación de la fauna silvestre que habita en la zona. Aquí nos comparten algunos de sus registros y descubrimientos.

El puma (Puma concolor) es el felino más grande de Chile y tiene una amplia distribución, la cual se extiende desde el Yukon en Canadá, hasta el estrecho de Magallanes en Chile.

La güiña (Leopardus guigna) es el felino más pequeño de América y su distribución es la más restringida en el mundo, tan sólo entre los 70º y 75º O y 30º a 50º S, en el centro sur de Chile y en una delgada franja a los pies de los Andes en Argentina.

El pudú (Pudu puda) es el segundo cérvido más pequeño del mundo (el más pequeño es el Pudu mephistopheles) y es endémico de los bosques húmedos de Chile y Argentina, existiendo poblaciones aisladas desde Curicó hasta el Bio-Bio y luego distribuyéndose de forma continua desde la Araucanía hasta Aysén.

El huillín (Lontra provocax) es uno de los cuatro mustélidos que habitan en Chile. Hace 150 años se distribuía entre los 34º y los 50º S, específicamente desde los ríos Cauquenes y Cachapoal hasta los canales australes de Magallanes. Hoy en día su distribución en agua dulce se restringe a un par de lugares entre Cautín (39ºS) y Futaleufú (43º S), siendo probablemente la especie de nutria con la distribución más restringida en el mundo y encontrándose catalogada como en peligro de extinción.

©Nicol García
Puma, güiña, pudú y huillín

Existe un lugar dónde todas estas especies cohabitan y es en esta zona dónde decidimos poner nuestras cámaras. El lugar se llama Reñihué. No Reñihue, ni tampoco Riñihue, si no que Reñihué, con tilde en la e, Provincia de Palena, comuna de Chaitén, al final del fiordo homónimo, en la Región de Los Lagos. 

©Eduardo Minte y Thomas Kramer
©Eduardo Minte 

A partir de febrero del año pasado hemos estado monitoreando una superficie de aproximadamente 700 hectáreas. El monitoreo lo hemos hecho principalmente a través de cámaras trampa y recorridos a pie.

Descubrimos todas las especies arriba mencionadas, y digo descubrimos ya que es muy complicado observarlas, principalmente a través de cámaras trampa. Todas estaban descritas para la zona, no fue ningún gran descubrimiento científico, pero verlas por primera vez fue emocionante.

Al transcurrir los meses fuimos observando que varias especies utilizaban los mismos corredores y cómo algunas trataban de evitar a otras. Es así como fuimos determinando los patrones de actividad de algunas de ellas, por ejemplo los del puma y el pudú. El felino depreda sobre el ciervo, por lo que se esperaría que el pudú presentara alguna estrategia para evitar al puma.

©Nicol García
Patrones de actividad para pudú y puma ©Nicol García

Al analizar los horarios de actividad, se puede apreciar que el puma exhibe una actividad marcadamente diurna, hecho que contrasta con los patrones registrados en otros tipos de hábitat. El pudú, por su parte, presenta un patrón claramente opuesto al del puma, lo que podría representar una interesante estrategia para reducir su depredación. 

Es por esto que la siguiente imagen sería muy difícil de obtener.

©Eduardo Minte y Thomas Kramer
©Eduardo Minte 

Esta imagen es una composición de dos fotografías tomadas con dos días de diferencia. La del pudú se tomó el 11 de junio a las 06:10 hrs y la del puma se tomó el 13 de junio a las 21:21 hrs. A través de Photoshop se logró ilustrar como ambas especies transitan por un mismo lugar.

En esta imagen observamos diversas especies usando el mismo camino.

Durante los tres primeros meses de monitoreo completamos un esfuerzo de muestreo de 3.153 trampas-noche, lo que ha resultado en el registro de 79.883 fotografías, de las cuales 2.130 corresponden a cinco especies de meso y macro mamíferos de alto interés para la ciencia y la conservación: la güiña, el pudú, el puma, el visón y el quique. Estas imágenes se dividen en 503 capturas independientes (separadas entre sí por al menos 30 minutos en cada cámara) las cuales se detallan para cada especie en el siguiente gráfico.

©Nicol García
Número de capturas independientes ©Nicol García

Si comparamos nuestros éxitos de captura con aquellos provenientes de otros estudios con cámaras trampa en centros de investigación cercanos, podemos evidenciar la importancia del Valle de Reñihué en la conservación de los mamíferos locales.

©Nicol García
Comparación de éxitos de captura con reservas cercanas ©Nicol García

Reñihué se destaca entre otras zonas aledañas por poseer un ensamble de meso y macro mamíferos más diverso, con 4 especies que muestran frecuencias de captura muy prometedoras para el diseño de un monitoreo a largo plazo. Las otras reservas reportan mayor cantidad de detecciones de huillín y quique, pero no poseen más de una o dos especies con índices de captura suficientemente altos como para ser monitoreadas de forma confiable. 

¿Qué hace que Reñihué sea tan especial?

Para responder esta pregunta, seguiremos estudiando y fotografiando este lugar, compartiendo con ustedes las mejores historias e imágenes de nuestra fauna nativa.

Puma en el bosque ©Eduardo Minte y Thomas Kramer
Puma en el bosque ©Eduardo Minte 
Huillín ©Eduardo Minte y Thomas Kramer
Huillín ©Eduardo Minte 
Pudú ©Eduardo Minte y Thomas Kramer
Pudú ©Eduardo Minte