La caja de Pandora abierta por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), representado por LaBot y CIPER en Chile, contenía nuevos hallazgos sobre los negocios secretos y sociedades de la familia del Presidente Sebastián Piñera en paraísos fiscales. Entre ellos, la compraventa en Islas Vírgenes Británicas (BVI) del proyecto minera Dominga, un negocio que involucró a uno de sus amigos cercanos, el empresario Carlos Alberto Délano.

Delfín en Archipiélago de Humboldt ©Oceana /Eduardo Sorensen
Delfín en Archipiélago de Humboldt ©Oceana /Eduardo Sorensen

Dominga es un proyecto que busca construir un megaproyecto minero y portuario en la zona del archipiélago de Humboldt en las comunas de La Higuera, Coquimbo, La Serena, un área reconocida mundialmente como un “hotspot” de biodiversidad, donde conviven cientos de especies únicas.

El mega despliegue de actividades, destruiría el hábitat del 80% de la población de pingüinos de Humboldt, junto a colonias completas de delfines y chungungos, además de afectar directamente a ballenas que vienen de todo el mundo en busca de refugio y comida.

Chungungo en Archipiélago de Humboldt ©César Villarroel
Chungungo en Archipiélago de Humboldt ©César Villarroel

Piñera y su familia, en el origen del proyecto, fueron los mayores accionistas de Minera Dominga, con el 33%, porcentaje que sumado a las acciones que poseía Délano, llegaba al 56% del negocio. Esto se mantuvo hasta diciembre de 2010, cuando Délano compro el total de las acciones del proyecto por 152 millones de dólares firmado en dos actas, una firmada en Chile por 14 millones de dólares, y otra en las Islas Vírgenes Británicas por 138 millones de dólares.

El monto debía ser cancelado en tres cuotas: el 10 de diciembre se pagarían 106,8 millones de dólares y el 18 de enero otros 21 millones, mientras que el saldo pendiente seria cancelado el 31 de diciembre de 2011 bajo una única condición, solo se haría si el Estado no declaraba la zona como área protegida, como en ese entonces, e incluso ahora, reclamaban las organizaciones ambientalistas.

Pingüino de humboldt ©Janet Goulden
Pingüino de humboldt ©Janet Goulden

¿Cómo afecta esta revelación al proyecto?

Si bien estos antecedentes datan de una década atrás, esta revelación generó un fuerte impacto para la opinión pública. Desde diversos sectores han criticado la compraventa de la minera a través de paraísos fiscales y se vuelve a poner en duda la legalidad del proyecto.

Artículo relacionado
Lanzan innovador proyecto Agua Segura, con motivo del Día Mundial del Agua

“Nosotros sabíamos que el proyecto Dominga era un proyecto malo en lo mediambiental, que no se hacía cargo de sus impactos y que dañaba irreversiblemente la biodiversidad de un ecosistema único, además de dañar la salud de la gente, de las comunidades. Pero lo que no sabíamos es que era un proyecto corrupto. Que se haya frenado la protección de la zona por un pago es algo que para nosotros es inconcebible porque en la práctica va contra cualquier principio básico de probidad. Nosotros, cuando apoyamos el rechazo del proyecto, estábamos obrando en beneficio del país, no en beneficio propio” afirma Marcelo Mena, ex ministro de Medio Ambiente.

Chungungos ©José Gerstle
Chungungos ©José Gerstle

En el año 2010, Oceana Chile presentó una propuesta para generar un area marina protegida en la zona que se vería afectada por los proyectos Dominga y Cruz Grande, sin embargo, luego de 11 años, esto no ha llegado a concretarse.

“Esta propuesta ha sido sociabilizada desde el Estado con la comunidad costera, con los pescadores y quienes trabajan en turismo en la zona, y fue actualizada en 2017 con nueva información científica. Esta propuesta se encuentra en el Ministerio de medio ambiente y nos preguntamos por qué no se ha concretado, considerando que este es un sitio prioritario para la conservación reconocido nacional e internacionalmente. Cualquier proyecto industrial en el área afectaría de forma irreversible este ecosistema y creemos que se debe poner un punto final a ambos proyectos” señala Liesbeth van der Meer, Directora Ejecutiva de Oceana Chile.

Isla Gaviota ©Movimiento Chao Pescao
Isla Gaviota ©Movimiento Chao Pescao

Asimismo, este acontecimiento ha avivado la furia de las organizaciones medioambientales que se oponen a Minera Dominga, quienes ya han llamado a movilizaciones en todo Chile para lograr que se invalide este polémico megaproyecto, que recordemos hace menos de dos meses, fue aprobado por la Comisión Ambiental de Coquimbo, generando una tremenda controversia.

«Lo que está en juego con el caso Dominga no es solo el medioambiente sino la integridad pública. La extracción de recursos naturales es un terreno fértil para la corrupción y son innumerables los proyectos que se aprueban en Chile por la influencia indebida del poder económico. Al defender el ecosistema amenazado por Dominga, también estamos diciendo claramente que no estamos dispuestos a aceptar actos de corrupción que terminan dañando a la naturaleza y las comunidades» indica Alex Muñoz, director para América Latina del proyecto Pristine Seas de National Geographic Society.

©José Gerstle
©José Gerstle

La filtración de los Pandora Papers se da en un momento especialmente sensible para Chile. La ciudadanía se ha manifestado por estos días frente a un proyecto pareciera tambalearse dentro de esta polémica mundial que afecta no solo al actual Presidente de la República de Chile, sino que a varios mandatarios y figuras públicas alrededor del mundo.

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Responder...