Ladera Sur Consejos para ahorrar agua: sencillos gestos que marcan la diferencia
Consejos para ahorrar agua: sencillos gestos que marcan la diferencia

Consejos para ahorrar agua: sencillos gestos que marcan la diferencia

El agua cada vez más se está siendo un bien escaso, por lo tanto, debemos cuidarla.  Por eso, cualquier modo de ahorro es bienvenido, por lo que en Ladera Sur desarrollamos una serie de recomendaciones que podrían ayudarte a reducir tu consumo de agua para beneficio de tu bolsillo, y claramente del medio ambiente. ¿Tienes algún otro consejo? ¡Compártelo con nosotros!

Chile se enfrenta al año más seco dentro de los últimos 70 años. Existen actualmente 5 regiones con provincias que han sido declaradas como zona de escasez hídrica, y según antecedentes de la Política Nacional para los Recurso Hídricos, Chile posee un déficit de agua de 82,6 m2/s, el cual aumentaría a 149 m3/s al 2030.

Dentro de las causas del déficit de agua, todos nosotros podemos aportar desde nuestras casas al medio ambiente.

De hecho, ¿Sabías que se pueden llegar a utilizar más de 120 litros de agua todas las mañanas en un ritual de higiene personal de varios minutos? De acuerdo a cifras de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, los chilenos en promedio podemos llegar a gastar cerca de 170 litros de agua al día, entre higiene personal, labores en la cocina, agua para beber, regar las plantas y aseo del hogar.

Es más, muchas veces este gasto de agua se debe a conductas específicas de las cuales no somos del todo conscientes, como al dejar el grifo abierto mientras te lavas los dientes o te afeitas, al dejar andar el agua cuando lavas los platos, al no realizar un riego eficiente de tu jardín, entre muchas otras.

Dicho esto, te dejamos unas cuántas recomendaciones para que mantengas en cuenta:

En el baño…

  • Duchas cortas

La ducha es un punto clave para el ahorro de agua y si quieres partir de a poco en tus acciones cotidianas, podrías reducir los minutos dentro de la ducha durante tu aseo personal.  Como lo mencionamos antes, se calcula que en una ducha se pueden llegar a utilizar entre 80 a 120 litros de agua. Sin embargo, si reduces tu ducha a cinco minutos, puedes llegar a ahorrar hasta 100 litros.

No está de más recomendar también que mientras te enjabonas, puedes hacerlo con el grifo cerrado. Pequeños hábitos que marcaran tu día a día.

  • Dispositivos para una ducha ecológica

Uno de los principales problemas que provoca el desperdicio de agua en la ducha es la falta de eficiencia de ésta.

Por eso, te contamos que en la actualidad existen muchos dispositivos con atomizadores, los cuales mezclan el agua con aire, permitiendo reducir considerablemente el caudal de la ducha. Esto, sin siquiera que te percates ya que son capaces de cubrir incluso un área mayor que las cabezas de duchas convencionales.

  • Utiliza el agua que cae de la ducha mientras esperas que se caliente
©Ladera Sur
©Ladera Sur

Generalmente el agua de la ducha demora en calentarse y en el transcurso de esos minutos se pierde una valiosa cantidad de agua, que podría ser utilizada para regar, lavar e incluso para hacer el aseo del baño.

Por ello, al encender la ducha puedes instalar un balde u otro recipiente para guardar el agua que cae mientras se caliente y así, utilizarla en otra cosa. De esta forma, le estarás dando un uso a esa agua limpia que se pierde.

  • Cierra el grifo mientras te cepilles/ afeites/ enjabonas
  • Introducir una botella con agua llena dentro del WC

Primero cerrar la llave de paso de la cisterna y descargarla a fin que no rebose al introducir la botella. Después, sacar el botón de descarga, para luego levantar y quitar la tapa de la cisterna.

Llenar de agua una botella de 1.5 litros y cerrarla, se llena para que no flote. Ponla el el otro lado de la boya.

Finalmente abre la llave de paso y llena con agua el tanque del inodoro.

De esta forma podrás ahorrar 1,5 litros de agua por descarga.

En la cocina…

  • No dejar correr el agua

Una de las medidas más eficientes para ahorrar agua mientras te encuentras trabajando en el lavaplatos, es no dejar corriendo el agua.

Si estás lavando frutas y verduras, lo más recomendable es que juntes un poco de agua y las laves  a la vez. Lo mismo ocurre cuando estés lavando platos, puedes sacar los desperdicios con una pila de agua y cuando enjabones, procura dejar el grifo cerrado.

  • Procura hacer funcionar el lavavajillas cuando esté lleno.

Se ha demostrado que el uso del lavavajillas es más recomendable que el lavado manual, pues supone un ahorro considerable para los hogares. Sin embargo, se hace aún más recomendable que se utilice cuando tenga la carga llena. Esto te ayudará a ser más eficiente en agua, detergente e incluso electricidad.

Asimismo, no está demás nombrar que aquellos lavavajillas que cuenten con el sello A+++ te garantizan un consumo aún más reducido.

En el jardín…

  • Utiliza pistolas de riego

Si riegas con mangueras tu jardín, procura utilizar una pistola de riego ya que- de esta forma- se regula de mejor manera la cantidad de agua empleada.

  • Riega durante la mañana o cuando el sol comienza a esconderse, evitando las horas de mayor evaporación.
©Iván Sánchez
©Iván Sánchez

Galería (3)

Noticias relacionadas

Productos relacionados