Ladera Sur Parque Nacional Kruger: un imperdible para amantes de los animales
Parque Nacional Kruger: un imperdible para amantes de los animales

Naturaleza

Parque Nacional Kruger: un imperdible para amantes de los animales

“El Parque Nacional Kruger puede dar para toda una vida de exploración. ¿Por qué esperar toda una vida para visitarlo?”, con estas palabras nuestro colaborador invitado de la semana, Tomás Vukusich, nos resume la razón por la que recomienda visitar este popular parque en Sudáfrica. Aquí, nos entrega una serie de datos y recomendaciones para hacer de la visita una experiencia extraordinaria.  

Probablemente muchos han escuchado de este clásico parque nacional ubicado en Sudáfrica. Es uno de los destinos más conocidos del mundo para observar flora y fauna. En él se han realizado múltiples documentales, desde mega producciones hasta filmaciones más sencillas, y sin duda es uno de los lugares que debes visitar si eres un amante de los animales.

Aquí les contaré brevemente cómo planificar su visita a este parque nacional y entregaré algunos tips para sacarle el máximo provecho.

¿Cuándo ir?

©Tomás Vukusich
©Tomás Vukusich

Al ser uno de los parques nacionales más conocidos de todo el mundo la demanda por visitarlo es bastante alta durante todo el año, especialmente durante los meses secos ya que la probabilidad de ver animales aumenta en los ríos y pozos de agua. Los meses más secos ocurren entre mayo y octubre, las lluvias llegan en noviembre y pueden durar hasta febrero.

Muchos dicen que no hay fechas malas para visitar el parque, pero si se viaja con poco tiempo y se desea ver la mayor cantidad de animales posibles, es recomendable elegir la estación más seca, ya que los animales se congregan en los cuerpos de agua. Además los recién nacidos llegan en los meses de verano, junto con las lluvias, por lo que si quieres ver animales pequeños esta es la mejor época.

¿Arrendar auto o tour?

©Tomás Vukusich
©Tomás Vukusich

La mejor forma de recorrer Kruger es a tu propio ritmo, por lo que arrendar auto es la mejor opción. Los primeros días cuesta acostumbrarse a manejar por el lado izquierdo, pero se logra. Tu propio ritmo te da la libertad de ir a lugares no tan visitados por los diversos tours, de detenerte todo el tiempo que quieras a observar animales y ver el atardecer en increíbles lugares.

Además, las puertas del parque y sus campamentos tienen horas de cierre muy estrictas por lo que los tours no pueden quedarse hasta los mejores momentos de luz para sacar fotos.

¿Dónde quedarse?

©Tomás Vukusich
©Tomás Vukusich

Existen múltiples opciones que se ajustan a todos los presupuesto, pero sin duda la más codiciada es la de pernoctar al interior del parque en sus famosos rest camps. Dormir en estos lugares tiene la ventaja que puedes ir recorriendo los múltiples caminos del parque y no estar entrando y saliendo de éste múltiples veces en el día. Lo más aconsejable es elegir rest camps que tengan los tipos de animales que quieres ver en sus alrededores, ya que el paisaje y la fauna cambia en cada campamento. Todo lo bueno tiene sus complejidades, en este caso, para lograr quedarte al interior del parque es necesario que reserves tus alojamientos con al menos 8 meses de anticipación. Muchas personas reservan su alojamiento 1 año antes.

¿Cuáles son las rutas imperdibles?

©Tomás Vukusich
©Tomás Vukusich

En Kruger existen algunos caminos en los cuales está casi garantizado ver ciertos animales.

Los más famosos son:

S 100: Bastantes felinos, sobre todo leones
S 39: Abundante fauna de todo tipo: elefantes, jirafas, búfalos, impalas, etc.
H 4-1: Recomendable realizarla al atardecer, detenerse en el Sunset Dam, lugar donde podrás observar hipopótamos, cocodrilos y ver un espectacular atardecer.
H 1-2: Cerca del campamento Skukuza es posible encontrar leopardos.

¿Actividades imperdibles?

©Tomás Vukusich
©Tomás Vukusich

Si te alojas en los rest camps, estos ofrecen actividades diarias que puedes reservar. Las dos más recomendables para realizar son Morning Walk y Sunset Drive.

Morning Walk: Consiste en una caminata guiada de aproximadamente 4 horas por la sabana. Te acompañan 2 guías armados en caso de que se acerque demasiado alguno de los 6 animales grandes más peligrosos del parque (elefante, búfalo, león, leopardo, rinoceronte e hipopótamo). Estos trekkings son un imperdible ya que podrás ver los animales desde otro punto de vista; te observan con curiosidad y cautela. Además la experiencia de caminar sin mayor protección por lugares llenos de leones amerita una buena historia al regreso.

Sunset Drive: Consiste en un safari en los clásicos vehículos (sin ventanas y con varios asientos escalonados). Este comienza un poco antes del atardecer y termina ya de noche. Dura aproximadamente 3 horas. La bueno de realizar esta actividad es que las puertas de los campamentos y el parque cierran al atardecer, por lo que no queda ningún vehículo en las rutas, lo que permite ver muchos más animales. Además, los felinos se vuelven más activos por lo que las probabilidades de verlos son más altas.

El Parque Nacional Kruger puede dar para toda una vida de exploración. ¿Por qué esperar toda una vida para visitarlo?