La güiña, (Leopardus guigna, Molina 1782) también conocido como gato colorado o kod kod es uno de los felinos más pequeños del mundo y el más pequeño de Chile. En su estado adulto pesa entre 1,2 y 2,2 kg.

Pequeña pero majestuosa se encumbra sobre una roca. ©Eduardo Minte
Pequeña pero majestuosa se encumbra sobre una roca. ©Eduardo Minte

Se trata de una especie Vulnerable y difícil de ver en su hábitat natural, cuya distribución se limita a una angosta franja dentro de los bosques templados del centro-sur de Chile (entre las regiones de Coquimbo y Aysén) y Argentina (30-50 °S, 70-75 °W). Habita en bosques tanto continuos como fragmentados mostrando una preferencia por el bosque nativo sobre las plantaciones de pino y las llanuras, donde  se alimenta principalmente de roedores, que equivalen al 82% de su dieta y aves como el chucao, hued hued, rayadito y zorzal.

Pucatrihue. ©Eduardo Minte
Pucatrihue. ©Eduardo Minte

Teniendo lo anterior en cuenta uno no esperaría encontrarse a este pequeño felino recorriendo el intermareal de las costas de Pucatrihue, caleta y balneario 68 km al oeste de Osorno.

La historia de mi encuentro dice más o menos así: Estaba sentado sobre unas rocas al final de la playa fotografiando churretes (Cinclodes patagonicus chilensis) cuando tras unos 15 minutos mi polola divisa un “gato” moviéndose entre las rocas y hacia el mar. Era una güiña, la segunda que veía en mi vida. Muy emocionados nos lo quedamos observando hasta que desapareció de nuestra vista y luego nos acercamos al lugar donde la perdimos, para tratar de sacar mejores fotos. Apareció de nuevo y siguió su paseo, cabe mencionar que nunca se mostró asustada, siguió explorando la costa hasta que se aburrió de nosotros y se devolvió al bosque unos metros playa arriba.

©Eduardo Minte
©Eduardo Minte

Con mucha precaución y algo asustada de las olas, se acerca a la orilla del mar para explorar qué hay del otro lado.

©Eduardo Minte
©Eduardo Minte

Sorteando pozas de agua salada, la güiña se abre paso por sobre bancos de mitílidos a orillas del mar.

©Eduardo Minte
©Eduardo Minte

La güiña también puede ser llamada “huiña”, su nombre deriva de la palabra mapuche “wiña” que significa “ladrón”.

©Eduardo Minte
©Eduardo Minte

Sentada estudia sus alrededores.

©Eduardo Minte
©Eduardo Minte
©Eduardo Minte
©Eduardo Minte

Su cola se caracteriza por ser gruesa y poseer anillos negros a intervalos con su color pardo característico.

Artículo relacionado
Científicos logran desentrañar la estructura del canal Beagle

Referencias Bibliográficas:

NOWELL, K. & JACKSON, P., (1996) Wild Cats. Status Survey and Conservation Plan. IUCN, Gland, Switzerland.

Redford, K. H. y Eisenberg, J. F. (1992). Mammals of the Neotropics: the Southern Cone. Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay. The University of Chicago Press, Chicago 2: 1-430.

GÁLVEZ N, F HERNÁNDEZ, J LAKER, H GILABERT, R PETITPAS et al. (2013) Forest cover outside protected areas plays an important role in the conservation of the vulnerable güiña Leopardus guigna. Oryx 47: 251-258

Zúñiga, Alfredo, Muñoz-Pedreros, Andrés, & Fierro, Andrés. (2009). USO DE HABITAT DE CUATRO CARNIVOROS TERRESTRES EN EL SUR DE CHILE. Gayana (Concepción)73(2), 200-210.

CORREA P & A ROA (2005) Relaciones tróficas entre Oncifelis guigna, Lycalopex culpaeus, Lycalopex griseus y Tyto alba en un ambiente fragmentado de la zona central de Chile. Mastozoología Neotropical 12: 57-60.

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Responder...