Ladera Sur Fotos de crías de fauna nativa para distraerte y tomar conciencia
Fotos de crías de fauna nativa para distraerte y tomar conciencia

Galería de Imágenes

Fotos de crías de fauna nativa para distraerte y tomar conciencia

Para muchos las crías son sinónimo de ternura. De hecho, existe una teoría que dice que esta sensación se produce porque existen ciertos rasgos de las crías de mamíferos que se comparten con los bebés humanos. Para distraernos, y también para generar conciencia, hemos hablado con algunos fotógrafos y centros de rescate y rehabilitación de fauna silvestre, quienes nos compartieron capturas de crías de fauna nativa, de las cuales te compartimos información en este artículo. 

Es un hecho que las fotos de crías a muchas personas les genera ternura. ¿Por qué? El académico austriaco, conocido como “el padre de la etología” y ganador de un premio Nobel, Konrad Lorenz (1903 – 1989) señaló que ciertos rasgos de las crías eran compartidas por los bebes humanos: sus grandes ojos, narices chatas, frentes abultadas y mentones pequeños. 

En este sentido, según Lorenz, juzgamos la apariencia de otros animales con el mismo criterio con que juzgamos la nuestra. Entonces, sería una relación evolutiva. Las crías pequeñas nos generarían ternura por sus similitudes con los bebés humanos, de manera que se genera este instinto de querer cuidarlos.

Para generar esta ternura y una distracción en estos días, y también para aprender sobre las especies que habitan en nuestro país, en Ladera Sur recolectamos fotografías de crías de fauna nativa chilena: pequeñas güiñas, pumas, zorros y tarukas son parte de nuestra lista.

Muchas de estas fotografías retratan a la fauna en su entorno natural. Sin embargo, centros de rescate y rehabilitación de fauna nativa también colaboraron con nosotros, recalcando la importancia de su trabajo no sólo en ejemplares adultos, sino también en aquellos pequeños que, por alguna razón, necesitaron asistencia.

Un cachorro de puma en Torres del Paine

©Nicolás Lagos
©Nicolás Lagos

Este cachorro de puma de 2 meses de edad sigue a su madre para alimentarse de un guanaco recién cazado.

El hábitat del puma (Puma concolor) se encuentra desde el Yukón en Canadá hasta el Estrecho de Magallanes. Es un felino propiamente americano y es el más grande de las 5 especies que habitan en Chile, siendo el cuarto más grande del mundo, junto con el leopardo y después del tigre, el león y el jaguar. El principal carnívoro terrestre chileno, es un animal solitario y sumamente territorial que puede llegar a medir hasta 2 metros.Su estado de conservación es de preocupación menor. En la actualidad, debido al poblamiento humano, su distribución se ha reducido a zonas cordilleranas y precordilleranas, tanto de la Costa como de Los Andes a lo largo de todo el territorio nacional.

Zorritos chilla en la Patagonia 

©Damian Robo
©Damian Roba

El zorro chilla (Lycalopex griseus)–también conocido como zorro gris- también es nocturno y solitario, aunque se le puede ver durante el día. Está catalogado como nativo y se distribuye en Argentina y Chile, posiblemente también en el sur de Perú. Específicamente en Chile hay poblaciones desde la Región de Arica y Parinacota y la Región de Magallanes y la Antártica Chilena, según el Ministerio del Medio Ambiente. Sin embargo, esto no ha afectado considerablemente su distribución y abundancia, por lo que según los criterios de la UICN esta especie no podría ser considerada como amenazada. Por esto mismo está catalogada como en preocupación menor.

Chulengos en la Patagonia

©Damian Robo
©Damian Roba

Los chulengos son las crías del guanaco (Lama guanicoe). El guanaco es una de las cuatro especies de camélidos nativos sudamericanos, que pesa hasta 120 kilogramos y vive en ambientes áridos y semiáridos desde Perú hasta Tierra del Fuego (22° a 55° S), aunque también en áreas ecotonales y boscosas de Patagonia. Su estado de conservación es de preocupación menor.

Crías de tarukas en las cercanías de Putre 

©José Luis Lineros
©José Luis Lineros

El huemul de norte, taruca o taruka –Hippocamelus antisensis– es uno de los tres ciervos que habitan en Chile. Habita en zonas muy específicas de la precordillera que tienen acceso al agua, en las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá, entre los 3.000 y 4.000 msnm. Su estado actual es vulnerable.

Un cachorro de güiña en el Parque Nacional Laguna San Rafael

©Rodrigo Moraga
©Rodrigo Moraga

Con un tamaño promedio de la mitad de un gato doméstico, la güiña (Leopardos guigna) es el felino más pequeño de toda América.  Se asocia a bosques húmedos templados mixtos de sectores de los Andes del Sur y sectores costeros, particularmente bosques Valdivianos y bosques  de araucaria en Chile, que son caracterizados por la presencia de bambú como el colihue –bambú nativo–. Su estado de conservación es vulnerable.

Un polluelo de cisne de cuello negro en la Patagonia

©Damian Robo
©Damian Roba

En Chile, el cisne de cuello negro (Cygnus melanocotyphus) se puede encontrar desde el humedal de Carrizal Bajo, en la Región de Atacama, hasta el Canal de Beagle, en la Región de Magallanes. Su estado de conservación es de preocupación menor.

Cachorro de Puma

©Sebastián Soto / Cortesía Veterinaria Metrenco
©Sebastián Soto / Cortesía Veterinaria Metrenco

Monitos del Monte

Cortesía Clínica Veterinaria Metrenco
Cortesía Clínica Veterinaria Metrenco
Cortesía Clínica Veterinaria Metrenco
Cortesía Clínica Veterinaria Metrenco

Es monito del monte (Dromiciops gliroides) es un avezado trepador gracias a su pulgar oponible y cola prensil, la cual constituye casi el 50% de la longitud total del cuerpo. Su cola se vuelve más gruesa al final del verano e inicio de otoño, ya que almacena la grasa que le ayudará a mantenerse con vida durante su periodo de hibernación. Se encuentra desde la Región del Maule hasta Los Lagos, y su estado de conservación lo clasifica como “casi amenazado”.

Pudú (Pudu puda)

©Sebastián Puelma/ Cortesía Veterinaria Metrenco
©Sebastián Puelma/ Cortesía Veterinaria Metrenco

 

El pudú habita en poblaciones aisladas desde Curicó  hasta la Región del Biobío y en forma continua de ahí hasta la Región de Magallanes. Habita en forma natural en los bosques nativos desde el nivel del mar hasta los 1.800 metros. Recordar que el pudú es uno de los ciervos más pequeños del mundo. Ha sufrido de la caza y contagio de enfermedades de animales domésticos, así como la destrucción de su hábitat. Su estado de conservación es es vulnerable.

Polluelo de lechuza

Cortesía Clínica Veterinaria Metrenco
Cortesía Clínica Veterinaria Metrenco

De vuelo silencioso, la lechuza  (Tyto alba tuidara) , posee una gran capacidad de adaptación y habita en ambientes oscuros. Es de hábitos nocturnos por lo que resulta difícil observarla. Pasa el día durmiendo en su escondite para entrar en actividad al llegar la noche, lanzándose en un vuelo tambaleante y silencioso en busca de su alimento consistente mayoritariamente en roedores como lauchas y ratones, además de algún sapo o rana. Se distribuye desde Arica a Tierra del Fuego. Su estado de conservación es de preocupación menor.

Güiña

Güiña en rehabilitación. Cortesía Clínica Veterinaria Metrenco
Güiña en rehabilitación. Cortesía Clínica Veterinaria Metrenco

Zorrito culpeo (Lycalopex Cupaeous)

Zorro culpeo ©Kendra Ivelic/ Refugio Animal Cascada
Zorro culpeo ©Kendra Ivelic/ Refugio Animal Cascada

Solitario y nocturno, el zorro culpeo (Lycalopex Cupaeous) –también conocido como zorro colorado o zorro rojo-, en Chile habita desde la Región de Arica y Parinacota hasta la Región de Magallanes y la Antártica Chilena. Pero él elige donde quedarse, mientras esté en las laderas al lado oeste de los Andes. Puede ser en campos abiertos y bosques templados –caducifolios- porque éstos son ideales para descansar y esconderse, mientras que el campo abierto sirve para la caza. Su estado de conservación es de preocupación menor.

* Recuerda que si encuentras alguna cría de especie silvestre, lo preferible es no acercarse ni tomarlas, porque puede que su madre esté en los alrededores. Ante cualquier problema o peligro deben llamar al SAG. 

*El Centro de Rescate de Fauna Silvestre de Clínica Veterinaria Metrenco nació en  1989 inspirado en el amor a la naturaleza y los animales como un aporte a la preservación de la vida silvestre. Actualmente buscan implementar y mejorar sus instalaciones para acoger y entregar una destacable atención a los animales silvestres: para su mantención y rehabilitación, así como los que deben tener una vida en cautiverio al no poder ser liberados al medio ambiente. 

*El Refugio Animal Cascada recibe animales nativos para rehabilitar y reintroducir en caso de que estén las condiciones necesarios, permitiendo una repoblaciòn de especies que han sido afectadas por cazas furtivas, capturas ilegales, pérdida de hábitat, etc.