La Araucanía es una región privilegiada por la naturaleza, que tiene miles de rincones para fotografiar en las cuatro estaciones. Para despedir el invierno los quiero invitar a conocer los alrededores de Curarehue. Entre este pueblo y Puesco, se obtienen las mejores vistas del Cerro las Peinetas, que en esta ocasión estaba iluminado por las luces de la tarde invernal. Sus paredes son tan verticales que la nieve no se logra sostener por mucho rato. Así y todo hay algunas araucarias que se las han ingeniado para agarrarse a sus laderas e intentar colonizar este bello cerro, para mi un ícono del área.

[adrotate banner=»23″]
Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.