Ladera Sur ¿Planeas viajar a Hornopirén? Una guía completa para tu visita
¿Planeas viajar a Hornopirén? Una guía completa para tu visita

Expediciones y Travesías

¿Planeas viajar a Hornopirén? Una guía completa para tu visita

Desde 2017, nuestro colaborador invitado Christopher León ha desarrollado una guía completa de viaje para conocer Hornopirén: su gente, sus paisajes y maravillas, que de seguro guardarán buenos recuerdos en la memoria. Acá nos comparte todos los datos que ha recolectado, abarcando temas sobre cómo llegar, dónde alojar y qué lugares son imperdibles dentro y fuera del radio urbano. Dentro de esto, dedica una parte importante sobre el Parque Nacional Hornopirén. ¿Listo para planificar tu viaje? ¡Aquí todos los datos!

 

Hornopirén es un pequeño poblado de la comuna de Hualaihué, ubicado a unos 130 km aproximadamente al sur de Puerto Montt y es conocido como la entrada norte a la Carretera Austral, en la Región de Los Lagos.

Realmente Hornopirén había sido siempre visto como pueblo dormitorio para viajeros y mochileros que tenían como destino la Carretera Austral, por lo que se catalogó durante mucho tiempo como un lugar de poco atractivo turístico, pero la verdad es que esto está lejos de toda certeza. Aquí te invito a conocer distintos lugares bajo la mirada de un fotógrafo muy curioso.

¿Cómo llegar a Hornopirén?

Para llegar a Hornopirén tenemos variadas opciones que dependen netamente desde dónde quieras llegar.

Si vienes desde el norte:

Debes llegar a Puerto Montt, donde podrás tomar un bus en dirección a Hornopirén con un costo de CLP 5.000 (aproximadamente USD 6). Este tramo abarca unos 130 km hacia el sur y además incluye un cruce en ferry de unos 30 minutos a través del estuario del Reloncaví, con una vista preciosa de la cara oeste del volcán Yates.

Estuario del Reloncaví ©Christopher León
Estuario del Reloncaví ©Christopher León

Cruzado el ferry solo nos queda tomar asiento nuevamente y disfrutar de los hermosos paisajes que nos ofrece el viaje hasta llegar a nuestro destino. Pero, ¿cómo saber que hemos llegado? Hornopirén te da la bienvenida de una manera muy particular, rodeado de altas montañas coronadas de blanco, verdes bosques milenarios que las adornan y en donde sus faldas tocan el mar en una bella conjunción de la naturaleza.

Si vienes desde el sur:

Desde Puerto Natales o Punta Arenas existe una opción por tierra, que es tomar un bus en dirección a Chiloé, para lo que el vehículo ingresa a Argentina y hace un largo recorrido, pasando por localidades como Río Gallegos, El Calafate, El Chaltén, Los Antiguos, Bariloche, para luego entrar a nuestro país con algunas paradas como Osorno, Puerto Montt y Chiloé. Esta es la alternativa directa por tierra y abarca unas 28-32 hrs de viaje continuo.

Desde Puerto Natales tenemos una segunda opción, que es abordar el ferry Crux Australis, que zarpa normalmente cada 2 semanas desde Puerto Natales en dirección a Caleta Yungay en un viaje de 42-48 hrs de navegación, teniendo paradas en Puerto Edén y Caleta Tortel, repitiendo el mismo tramo a la inversa.

Este ferry tiene un costo de CLP 42.000 para chilenos no residentes en la zona, CLP 20.000 para estudiantes y cerca de CLP 120.000 para extranjeros. El alto precio para no residentes y extranjeros se ve compensado en un gran porcentaje por los maravillosos paisajes vírgenes y prístinos que se pueden apreciar, como glaciares, montañas que tocan el mar, los canales magallánicos, además de la gran cantidad de fauna que podemos observar según la época del año en la que realicemos el viaje: petreles, albatros de ceja negra, ballenas, gaviotas australes, entre otras especies.

Al recalar en Caleta Tortel y según el horario en el que arribes, deberás pasar una noche ahí o alcanzar un asiento para viajar hasta Cochrane por un valor de CLP 7.000. Desde ahí deberás tomar un bus directo hasta Coyhaique que tiene un valor aproximado de CLP 15.000 o CLP 20.000, variando un poco en temporada baja. Es un viaje largo, así que recomiendo armarse de paciencia, tener tu celular con batería y siempre llevar una batería externa.

Fiordos Hornopirén ©Christopher León
Fiordos Hornopirén ©Christopher León

Ya llegados a Coyhaique, debemos abordar otro bus que nos lleve hasta Chaitén de forma directa y que suele tener un valor de unos CLP 12.000, que varía mucho entre empresas y temporadas. Ten siempre en consideración los horarios de los buses para así planificar bien todo.

Llegados a Chaitén, el último tramo del largo viaje por Chile para llegar a Hornopirén, deberemos abordar un bus de la empresa Kemel Bus (únicos buses que hacen ese recorrido) con un precio de CLP 10.000-12.000, que nos llevará desde Chaitén hasta Caleta Gonzalo, (esto es siempre en la mañana, 10:30 hrs aprox). Pasarás por las entradas del Parque Pumalín Douglas Tompkins, en donde abordarán un ferry que te llevará a un corto zarpe de 35-40 minutos hasta Fiordo Largo. El bus desciende y avanza hasta Fiordo Leptepu al otro extremo y ahí abordas el último ferry en dirección a Hornopirén con un tiempo de unas 4 o 5 horas de viaje, en donde te encontrarás con fiordos preciosos, glaciares y magníficas vistas para soñar despierto.

Hornopirén nos recibe con la imponente presencia de sus dos volcanes, el Hornopirén y el Yates que se ven a la distancia y a medida que nos acercamos al puerto. La magia de Hornopirén se va sintiendo en el ambiente.

Si tu viaje empieza en Balmaceda o Coyhaique, puedes usar la información anterior.

¿Qué hacer en Hornopirén?

Este hermoso lugar es una conjunción muy precisa de la palabra “todo”. Hornopirén tiene ríos, cascadas, montañas, mar, lagos, volcanes, termas, excelente gastronomía y hermosas vistas que puedes apreciar en toda la urbe, pero iremos recorriendo punto a punto este mágico lugar, desde lo urbano hasta lo natural.

Área Urbana

El pueblo nos ofrece una mezcla arquitectónica muy variada. Podemos encontrar construcciones con el clásico estilo de tejuela de alerce, como también con estilos más modernos o clásicos del sur de nuestro país. El punto de reunión para todos, inclusive la gente de la zona, es la Plaza de Armas de Hornopirén, reconstruida y muy bien cuidada, nos entrega el ya clásico nombre del lugar junto a un spot fotográfico hermoso con las montañas. A su alrededor podemos encontrar supermercados, bancos (con cajeros automáticos – ATM), oficina de correos, restaurantes y almacenes de barrio.

Costanera y volcanes ©Christopher León
Costanera y volcanes ©Christopher León

A tan solo una cuadra de la plaza principal, llegamos al sector de la costanera, que tiene un diseño muy minimalista con algunas bancas, áreas verdes y juegos para los más pequeños. Tenemos una infografía con las especies de aves que podemos ver a lo largo de la costanera y las desembocaduras del río Negro y Cuchildeo. La costanera es un excelente paseo tanto al amanecer como al atardecer.

Ten precaución, en Hornopirén no hay semáforos, solo signos de alto (pare) y cruces peatonales, que muchas veces no son respetados.

Gastronomía

Esto es muy subjetivo según el presupuesto y gustos de cada persona.

Si tu presupuesto no es problema, podemos encontrar un café, dulces y platos calientes de muy buena calidad a una cuadra de la plaza en dirección a la costanera. También hay diversos restaurantes ubicados a lo largo de todo Hornopirén. Pero cuando uno viaja en modo mochilero o con presupuestos más acotados, difícilmente se cena o come en lugares demasiado caros.

Si tu presupuesto es acotado y quieres ahorrar lo más posible, tengo las siguientes recomendaciones para ti:

En la plaza, junto al supermercado Oelkers, cerca de las 5 a 9 p.m. diariamente, una señora se ubica con sus cajitas a vender distintos productos: papas rellenas, milcaos, pasteles, dulces, pan amasado. Entre los mochileros y viajeros sus productos son legendarios y ha sido altamente recomendada en redes sociales por el gran volumen de las porciones y el bajo precio de sus productos, a un nivel en que a diario vende todo. Puedo decir por experiencia propia que varias veces me quedé sin papas rellenas por ir a comprar demasiado tarde.

Caleta la arena ©Christopher León
Caleta la arena ©Christopher León

Junto al ya mencionado supermercado hay una pequeña casita, en donde una pareja de adultos mayores vende queso fabricado en la zona y pan amasado. Puedes escoger entre comprar queso por trozos, pan solo y también te ofrecen un sándwich de queso por CLP 500 (menos de USD 1). Hay que mencionar que los panes son enormes, además de tener una generosa porción de queso. Dentro de la plaza hay distintos vendedores de comida chatarra, dulces y comida local.

Recomiendo no perderse probar empanadas de mariscos, el cordero asado, todos los productos del mar y preparaciones locales hechas en base a recetas que han pasado de generación en generación.

Estadía

Si buscas hostales:

Hornopirén cuenta con una gran cantidad de hostales, hoteles y campings, variando en precios. Los alojamientos que hemos podido usar hasta el momento, por varios días, son dos:

Residencial Austral. Se encuentra a menos de media cuadra de la Plaza de Armas, sus precios varían desde los CLP 12.000 hasta los CLP 15.000 con desayuno incluido. Tiene muy buenas instalaciones, tanto en el comedor, dormitorios y baño. Muy recomendable, además de tener una linda atención por parte de su dueña.

Hostal y Departamentos Florencia. Visitamos este alojamiento durante el invierno, ya que teníamos trabajo que hacer en Carretera Austral. El precio varía desde los CLP 15.000 por persona con desayuno incluido. Cabe mencionar que el desayuno es bastante contundente y muy rico, con pan y dulces hechos en casa. Las habitaciones son muy espaciosas, con cama matrimonial y baño privado. Además de ser habitaciones cálidas, eran muy silenciosas y la cama era muy cómoda para un sueño reparador tras un viaje de más de 20 horas.

Ambos alojamientos están a menos de 200 metros de la plaza principal de Hornopirén.

Si buscas camping:

Camping Doña Martina. Debo decir que de los años que llevo viajando, este ha sido uno de los mejores campings que he podido disfrutar, no solo por su accesible precio de CLP 4.000 por persona, sino también porque sus instalaciones son de primer nivel si pensamos el precio que estamos pagando, ya que incluye, Wi-Fi gratis, electricidad, agua caliente 24/7 y no hay límite de horario por si decides salir de noche (aunque sí un horario de descanso para campistas a las 00:00). Los sitios techados y otros cubiertos por árboles son perfectos para armar tu carpa con un espacio más que generoso, además de contar con estacionamiento para autos y motos.

Vía lactea desde camping Doña Martina ©Christopher León
Vía láctea desde camping Doña Martina ©Christopher León

Aquí hay un espacio común con tres mesas, donde caben aproximadamente 10 a 12 personas sin problemas de espacio. Hay lavaplatos, hervidor de agua, utensilios de cocina, tomas de corriente y una gran cantidad de cosas que van dejando los viajeros a su paso, comida, condimentos, especias, aceite y todo lo que puedas imaginar, incluso vino.

Las instalaciones poseen 4 baños privados, cada uno con su respectiva ducha y agua caliente 24/7, pero no se incluye el papel sanitario, recuerda siempre llevar el tuyo. Los baños son de primera calidad. Afuera de ellos contamos con dos lavamanos y una zona donde lavar ropa en el caso que debas hacerlo. Además, cada sitio cuenta con una toma eléctrica de 2 a 3 enchufes y se recomienda no dejar nada conectado durante la noche por lluvias, humedad, sobrecargo de la red eléctrica o, en el peor de los casos, hurtos. Revisa aquí su Instagram.

Algo que nos llamó poderosamente la atención es el pequeño sector de reciclaje que tienen para botellas plásticas, en donde se pide dejarlas lavadas, secas y sin etiqueta para su posterior reciclaje, además de entregar mucha información disponible para los campistas, ya sea de transporte, comida, empresas de buses, emergencias, entre otros.

¿Dónde ir en Hornopirén? Algunas opciones en el radio urbano

Para empezar, te recomiendo preparar tus zapatos todo terreno, una chaqueta contra el agua y la siempre fiel mochila con implementos de emergencia, abrigo, agua, comida y un cargador externo para tu celular.

Costanera de Hornopirén. Es un paseo imperdible para todo visitante de este lugar, tiene una larga extensión que abarca desde la plaza frente al colegio del pueblo, hasta un largo brazo del Río Negro, donde tenemos un poco de todo para hacer, desde bañarnos en el mar cuando la marea está relativamente baja, hacer deportes acuáticos como kayak, buceo y navegación por la bahía, como también el avistamiento de avifauna local. Dentro de la costanera tenemos una infografía muy bien preparada con las especies de aves que podemos ver tanto en mar, río y lago.

Artículo relacionado  Una espectacular y desconocida ruta hacia el lago Caro, junto a la Carretera Austral

La costanera es un buen lugar de día y de noche, ya que si eres fotógrafo y estás en busca de nuevos spots para tu galería, la costanera y orilla del Río Negro te entregarán magníficas vistas tanto de día como de noche.

Costanera Hornopirén ©Christopher León
Costanera Hornopirén ©Christopher León

El Humedal de Hornopirén. Se encuentra al costado este de la costanera y en él podemos encontrar una gran variedad de aves: garza chica, playeros, pato yeko, pitotoy, zapapito, pilpilén, martín pescador, entre otros como el rayadito, jotes de cabeza roja, tiuques, caranchos y picaflores, por decir algunos. El humedal es vasto en riqueza para todas las especies y abarca desde la desembocadura del río Cuchildeo hasta la desembocadura del río Blanco, albergando a cientos de especies a lo largo del año.

Humedal Hornopirén ©Christopher León
Humedal Hornopirén ©Christopher León

¿Dónde ir en Hornopirén? Algunas opciones en el exterior

Debo decir antes que todo que Hornopirén tiene una gran variedad de lugares para visitar, de los que tengo mis favoritos, que son de los que más información daré. También daré información de los que no he visitado, además de datos que podrían servirte para tu próxima visita.

Río Blanco. El río que lleva el mismo nombre nace en las alturas del lago inexplorado, que tiene una coloración azul blanquecina o verde blanquecina según la época del año y la cantidad de deshielo glaciar que arrastra la corriente. Es un lugar totalmente imperdible. Se encuentra a unos 15-25 minutos de Hornopirén en vehículo, también se puede llegar a pie o en bicicleta. Es un lugar precioso al que de verdad vale la pena ir, tomarse algunas selfies y si eres fotógrafo, encontrarás excelentes spots para retratar.

Muy cerca del puente del río Blanco se encuentra un pequeño portón donde un amable caballero te cobra un ingreso de CLP 2.000 para hacer ingreso. Desde ahí, debes hacer una caminata de dos horas para llegar a la Cascada del río Blanco, que es sin duda una maravilla de la naturaleza y uno de los imperdibles de la visita al lugar.

Larva de polilla ©Christopher León
Larva de polilla ©Christopher León

Río Negro. El río Negro es uno de los afluentes que desemboca en la bahía de Hornopirén, con un caudal oscuro. pero contundente, que viene desde la alta montaña. Este río alberga todo tipo de vida, tanto avifauna como acuática, podemos ver un delicado y completo ecosistema protegido por este río que recorre Hornopirén por uno de sus costados hasta llegar a su desembocadura.

Con las constantes alzas y bajadas de la marea, el río oculta una gran porción de terreno a sus orillas como así también parte de la costanera (esto puede jugarte en contra si decides aventurarte a explorar durante la marea baja, ya que la marea sube increíblemente rápido). Si gustas de apreciar de la vida fluir junto a los causes de agua, río Negro es un lugar de fácil acceso que te dejará maravillado.

Río Cuchildeo. Este bello cauce de agua divide Hornopirén entre la entrada y el centro de la ciudad, con una corriente considerable, desemboca también en la bahía junto a la rampa del puerto en donde recalan los ferrys y naves de menor envergadura.

La cantidad de vida que se desarrolla en la desembocadura del río es sencillamente asombrosa, bandadas de diferentes tipos de aves llegan día a día para alimentarse y descansar cuando la marea está del todo baja, lo que nos entrega una incansable cantidad de postales para los amantes de los paisajes y la fauna, también a muchos amantes de la pesca que van en distintos horarios a lanzar los sedales para ver si la suerte los premia con algún botín que llevar a casa.

Picaflor chico ©Christopher León
Picaflor chico ©Christopher León

Como todo cuerpo de agua que desemboca en esta bahía, al momento de subir la marea, desaparecen considerables porciones de tierra bajo la mezcla de agua dulce y salada, dando paso a que se formen pequeños humedales en donde se forma vida y entrega alimento a la mayoría de avifauna que llega a las orillas del río.

Parque Nacional Hornopirén. Es sumamente desconocido para muchos, tanto o casi más que la ciudad como tal. Cuenta con 48.232 hectáreas, fue fundado en octubre de 1988 y pertenece a la Reserva de la Biosfera Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes. Este es un destino en el que me detendré a dar más detalles.

¿Cómo llegamos al parque?

Podemos llegar de tres formas: pagar transporte desde la plaza del pueblo, hacer autostop o ir caminando. Esta última opción no la recomiendo mucho si vas demasiado cargado y tu ritmo de caminata no es de paso rápido junto a una alta resistencia.

Desde la plaza de armas de Hornopirén son aproximadamente 11 km, que en vehículo son 20-25 minutos, en donde la mitad de la ruta es pavimento y el resto del camino es ripio. No requiere gran habilidad de conducción, pero mi recomendación personal es no confiarse, más si ha caído una escarcha o está lloviendo y ya sabemos que el camino puede ser muy traicionero.

Si lo tuyo es ahorrar lo más posible y quieres caminar, te tomará cerca de 2-3 horas para llegar a la entrada del parque, este tiempo puede reducirse en el caso de que hagas autostop con resultados positivos.

Habiendo llegado a la entrada, debemos tener en cuenta algunos detalles. Para llegar a la «entrada» e inicio del sendero, hay que cruzar un terreno privado, por lo cual se exige respeto y ojalá el mayor silencio posible al cruzar el camino hasta llegar al puente colgante que cruza un pequeño río que nos da la entrada al primer tramo del sendero. ¿Por qué recalco el silencio y respeto? Estamos cruzando por terrenos privados, reside gente ahí y debemos ser respetuosos de los espacios de los demás y tener en consideración que debemos tratar de iniciar este sendero lo más temprano posible, ojalá entre 8 y 9 am, ya que tiene una distancia de aproximadamente 15 km con terreno accidentado y bastante duro, la recomendación de CONAF y los guardaparques es que un tope máximo para subir al parque sean las 14:00 hrs, ya que suele caer la noche rápidamente y puedes quedar a mitad de camino, pero hablaremos de eso también.

¿Qué debemos llevar para subir al parque?

Los requerimientos pueden cambiar de persona en persona en base a las necesidades y el tiempo destinado a estar en el parque, pero haremos un pequeño listado tanto para subir por el día o si decides aventurarte algunos días y lo que esto puede conllevar. Si deseamos subir por el día al parque, debemos tener en consideración que hay que subir ligero, pero tampoco confiarse, ya que el clima puede cambiar de un momento a otro y las temperaturas pueden bajar increíblemente rápido.

Considerar lo básico entre alimentación rica en proteínas e hidratación, ropa ligera pero siempre llevar algo abrigador por si llueve o baja la temperatura, un botiquín simple en caso de emergencia y muchas ganas de subir esos hermosos 15 kilómetros para deleitarse tanto con el trayecto como con su fin.

Si consideras subir por más días, debes contar con cocinilla, gas butano, cubiertos y algún cuchillo de buena calidad, además de una carpa que resista posibles lluvias (fuertes), un plástico que cubra la base de tu carpa para evitar que la humedad del suelo enfríe el piso de tu carpa y un saco de dormir ojalá ligero, pero robusto.

Sendero Parque Nacional Hornopirén ©Christopher León
Sendero Parque Nacional Hornopirén ©Christopher León

Sobre la comida, por experiencia personal recomiendo chocolate, frutos secos, sal, un poco de aceite, especias a gusto, sopas para uno (salvadoras en las frías noches), y si gustas de llevar pan, ojalá que sea de molde (por precio, peso y espacio). Por experiencia propia te recomiendo llevar fideos cabello de ángel y sopas (noodles u otra marca que no use envases plásticos). No recomiendo pastas porque pesan bastante, usan espacio considerable y para cocinarlas debes hervir agua, luego esperar que se cocinen y como punto final, colarlos para botar el agua. Esto requiere tiempo considerable, además del gasto de gas que conlleva. Intenta hacer pastas un día de lluvia dentro de tu carpa y te darás cuenta que a pesar de ser un proceso sencillo, es engorroso si estás dentro de tu refugio durante una lluvia. Por esta razón, recomendé alternativas mucho más rápidas y sencillas que te ayudarán a ahorrar tanto en peso durante el trayecto como en el gas de tu cocinilla.

Como utensilios de cocina, un buen set de ollas para una o dos personas es idóneo, ya que suele incluir una pequeña tetera, un mini sartén y una olla que alcanza muy bien para una comida contundente para dos personas y no pesa más de 500 g, además de que usan muy poco espacio.

Las instalaciones del parque son básicas pero muy buenas, ya que contamos con letrinas (baño) y un pequeño refugio donde hacer un fogón, instancia perfecta para conocer más gente que esté acampando en el parque. Hay una zona de camping con mesas, bancas y sectores delimitados por tablas para instalar tu carpa. Una buena recomendación es buscar alguna que tenga una ligera inclinación y hacer unas pequeñas zanjas en caso de que llueva excesivamente, para que el agua no se acumule debajo del piso de nuestra carpa.

Hay una banca que está camino al lago y que de noche tiene una vista preciosa, perfecta para hacer una astrofotografía o simplemente sentarse a disfrutar el firmamento nocturno. Contamos con la casa del guardaparques, quién sube cada uno a tres días y realiza los registros de las personas que están dentro del parque, a pesar de que todo es muy rústico, la verdad es que para no tener costo de ingreso y con las instalaciones que posee, es mucho mejor de lo que realmente se podría esperar en comparación a otros parques administrados por CONAF y que tienen una paupérrima infraestructura instalada por concesiones.

Parque Nacional Hornopirén, lago Pinto Concha ©Christopher León
Parque Nacional Hornopirén, lago Pinto Concha ©Christopher León

Solo quede deleitarse con los paisajes, disfrutar el dormir bajo las estrellas, conocer otras personas dentro del parque, bañarse en el lago General Pinto Concha y sentarse a disfrutar de la vida durante algunos días.

Como dato final, y aunque suene obvio, no existe señal de celular de ningún tipo, aunque quizá puedas encontrar la señal de algunas radios locales.

Para el regreso a Hornopirén te recomiendo siempre mirar el clima de los próximos 3 a 4 días y considerar ese tiempo, ya que puedes subir por 1 o 2 días y puede caer una fuerte lluvia que te tenga imposibilitado de bajar durante 3 o 4 días, además que el camino suele ponerse más dificultoso de lo habitual por el exceso de barro, humedad y posibles caídas de árboles debido a fuertes vientos que pueden aparecer con una tormenta.

Recuerda tener una batería externa o un pequeño celular de emergencia con números importantes, ya que cuando bajes estarás solo y difícilmente puedas encontrar a alguien que te lleve de regreso. Por esta razón, es importante guardar el número de uno o más transportes para que te vayan a buscar al momento de bajar.

Como recomendación, hay que considerar que el descenso desde el parque toma entre 4 y 8 horas según tu ritmo y la dificultad del camino. Considera esto al momento de querer regresar e intenta bajar a tempranas horas de la mañana, ya que en verano, a eso de las 18 a 19 hrs la noche cae de golpe y te quedas sin luz, así que considera llevar linternas y estarás cubierto en caso de cualquier eventualidad.

Extras del Parque Nacional Hornopirén

Volcán El Yates. Este volcán es una preciosidad para quienes gustan del trekking y montañismo, cuenta con una cumbre de aproximadamente 2.187 msnm y a 10 km del volcán Hornopirén está parcialmente cubierto de glaciares, por lo que para alcanzar su cumbre, se exige conocimiento de alta montaña, equipo adecuado para hielo y nieve, además de una cordada (grupo de montañistas) y un guía experimentado que conozca la ruta, ya que esta presenta grietas glaciares y otros accidentes geográficos.

Artículo relacionado  La Carretera Austral: una caja llena de sorpresas

Para acceder a él, la forma más rápida y sencilla es desde el parque nacional. El sendero está señalizado desde la zona de camping y toma aproximadamente 4-5 horas de ascenso de dificultad media alta hasta una zona de altitud considerable que permite tener vistas del cordón montañoso de la zona, el volcán Hornopirén y el pueblo de Hornopirén junto a sus fiordos.

Sendero volcán El Yate ©Christopher León (2)
Sendero volcán El Yate ©Christopher León 

Se recomienda el uso de protector solar, agua o cualquier producto para hidratarse, ya que es un sendero de alta exigencia y no encuentras fuentes de agua más arriba a excepción de zonas nevadas de donde poder derretir algo de nieve y obtener agua. Además, es bueno llevar bastones de senderismo, lentes de sol, sombrero, guantes y comida energética como chocolate, frutos secos y atún.

Es ideal subir y bajar temprano, ya que el sol se va rápido y el sendero tiene algunas partes accidentadas y debes caminar cerca de algunas quebradas y puntos altos, por lo que se pide el máximo cuidado al subir y bajar.

¡Disfruta el sendero, las vistas, las aves y los sonidos que nos regala la naturaleza!

Lago cabrera. Este maravilloso lago se encuentra en los faldeos del volcán Hornopirén y Yates, cercano al Parque Nacional Hornopirén y cuenta con un color verde-azul en sus aguas que resalta mucho más cuando el sol le da de lleno al mediodía.

¿Cómo llegamos al lago Cabrera? Desde el pueblo, podemos caminar hasta el puente del río Negro, tomar mano izquierda y caminar fuerte y derecho hasta el inicio del sendero hacia el lago. También existe la posibilidad de pagar un transporte que según sea el vehículo, nos puede dejar más arriba de lo que comúnmente suelen dejarnos, ya que el camino se torna dificultoso y es solo para conductores avezados con vehículos 4×4. Estos transportes suelen costar entre CLP 5000-7000 (por viaje, con un máximo de 3 a 4 personas según la capacidad del vehículo).

Enfrentados al sendero, nos encontraremos con una rica vegetación nativa, que nos acompañará todo el camino y que en un comienzo es acompañada de ripio, que da paso a tierra un poco más firme pero comúnmente húmeda. El sendero es solo de ida o vuelta (para vehículos) con ciertos espacios de viraje o para ceder el paso en caso de encontrarse con otro vehículo en dirección opuesta.

Sendero lago Cabrera ©Christopher León (2)
Sendero lago Cabrera ©Christopher León

El sendero consta de unos 10 km aproximadamente y puede hacerse entre 1 a 3 horas (solo ida o solo vuelta). En total se deben considerar unas 6-8 horas entre subida, bajada, paradas para descansar y disfrutar la hermosa vista que nos regala el lago al momento de culminar el trayecto de subida. Rodeado de bosques con especies nativas como el alerce y con fauna que incluye zorros, pudúes, huemules (extremadamente difíciles de ver) y una gran cantidad de aves que acompañan con su canto a los aventureros que se lanzan a recorrer el sendero, se forma una sinfonía natural que no dejará a nadie indiferente.

Iniciamos la caminata por un pequeño sendero de no más de 2 o 3 metros de ancho, que normalmente tiene desprendimientos de tierra, grandes rocas y que es coronado con enormes alerces, nalcas y un simpático chucao que acompaña a los caminantes. Con un nivel de dificultad baja-media, la caminata se torna agradable, no dejamos nunca de contemplar nuestro alrededor, los grandes árboles que nos rodean y ese aroma a tierra mojada que nos acompañará durante todo el trayecto. En algunos tramos, el sendero se torna algo difícil por su inclinación al momento de subir, pero nada que no se pueda sortear con un poco más de esfuerzo que nos recompensará en nuestro primer punto clave. Hay un antiguo campamento alercero que está a mano derecha del camino donde puedes refugiarte un rato si es que está lloviendo intensamente y esperar a que amaine un poco. Al seguir con la caminata, nos enfrentaremos a una bifurcación en donde debemos tomar la mano izquierda para continuar con nuestra marcha.

Sendero lago Cabrera ©Christopher León
Sendero lago Cabrera ©Christopher León

Mientras más nos adentramos entre bosques y montañas, veremos algunos claros que nos regalan una vista hermosa de montañas coronadas con bosques milenarios hasta donde se pierde la vista. Esponjosas nubes recorren las copas de los árboles en las cumbres de pequeñas montañas; sin duda un espectáculo digno de ser apreciado durante un largo rato. La paz que entrega esta postal es simplemente de ensueño.

El segundo punto importante que nos encontraremos serán las pasarelas laterales que tiene el camino, ya que la zona central se encuentra inundada con al menos unos 30-40 cm de agua, estas estructuras de madera fueron renovadas y están perfectamente conservadas. Superada esta parte, veremos que el terreno sufre un cambio bastante notorio, el suelo comienza a tener una textura diferente (arena volcánica), los grandes árboles comienzan a dejar dejar extensos claros y las bellas postales se presentan una tras otra a quien sepa disfrutar del camino.

Como tercer punto importante, nos encontraremos con casas de alerceros y algunos vehículos y estructuras abandonadas, en donde el paso del tiempo es tan notorio como la vida misma, con colores rojizos y cobrizos, vestigio de las inclemencias del clima. Este punto nos indica que no falta mucho para llegar a nuestra meta y tal como si de un lugar secreto se tratase, el bosque se cierra nuevamente y se torna más denso, llegando a un punto en que la escasa luz que entra forma un túnel un poco extenso. A la salida del túnel natural, cruzaremos un pequeño portón de madera que normalmente está cerrado con candado, pero a su extremo derecho posee una abertura en donde cabe una bicicleta, una mochila grande o casi cualquier cosa.

Avanzando un poco en el sendero, llegamos al penúltimo lugar y uno de los más importantes de nuestra ruta, la pequeña capilla y altar en honor a la tragedia del lago Cabrera, en donde un alud proveniente desde el volcán el Yates arrasó con las casas de algunos alerceros, matando a 26 personas un fatídico 19 de febrero de 1965. Este lugar cuenta con una pequeña capilla, una cruz con una placa en honor a las víctimas de la tragedia y cada año hay una procesión desde el pueblo hasta este lugar, se realiza una misa y algunas festividades por parte de la comunidad alercera en honor a sus colegas caídos.

Sendero lago Cabrera ©Christopher León (3)
Sendero lago Cabrera ©Christopher León 

El terreno se abre a sus anchas. A nuestra derecha el majestuoso volcán Hornopirén se alza alcanzando las nubes, su cráter libre de vegetación nos invita a apreciar la maravilla de escenario que nos regala, cubierto por alerces milenarios desde sus faldas. El inicio de su cráter nos muestra como el tiempo y la naturaleza, si se les permite, pueden reclamar lo que les pertenece aún después de algún evento como el alud que generó una tragedia. Si se mira con detenimiento, podemos ver el gran trozo de tierra faltante en el volcán. A nuestra izquierda se alzan más montañas cubiertas de vegetación de principio a fin y según la época, podemos ver sus cumbres coronadas con finas capas de nieve. Todo esto nos indica que estamos prontos a llegar al lago. Este es un camino en el que se suele perder la huella, pero todos los caminos llevan al lago, el terreno bajo nuestros pies cambia drásticamente, la presencia de restos volcánicos, arena y vestigios de la destrucción que provocó el alud son totalmente asombrosos y una muestra de la fuerza de la naturaleza a la que nadie puede hacer frente.

Pocos metros más adelante, el lago Cabrera se alza por sobre la vegetación y nos regala una de las vistas más hermosas que podemos encontrar en el sur de Chile y en la entrada a la Carretera Austral. Su color verde-azul, junto al sol pegando directo, es una postal que no dejará indiferente a nadie, con una extensión enorme, sus aguas suben y bajan según la época del año. Su gran cuerpo acuático abarca varios kilómetros cuadrados, llegando inclusive a las faldas del volcán El Yates y Hornopirén, es un lugar mágico y majestuoso en donde sin duda he pasado algunos de los momentos más hermosos de mi vida y también de los más arriesgados.

¿Qué podemos hacer en el Lago Cabrera? Podemos acampar de forma gratuita y con el máximo respeto por el entorno que nos rodea, evitando dejar basura y bajando la que encontremos. Pueden usarse kayaks, botes inflables y cualquier tipo de embarcación, ya que es un lago de aguas tranquilas. Existen unas termas que están a cargo de la comunidad local, para la que se debe avisar con anticipación. El precio es variable, así que no me arriesgaría a emitir un valor aproximado, ya que para llegar a ellas, hay que cruzar el lago en bote y se puede estar durante el día.

Lago Cabrera ©Christopher León
Lago Cabrera ©Christopher León

Sí fauna es lo que buscas, es el lugar indicado. Podemos encontrar con mucha suerte al pudúes, visones (especie introducida, considerada plaga y extremadamente peligrosa para la fauna nativa, sobre todo las aves), zorros colorados y sobre todo bueyes, vacas y ganado de la gente que vive a lo largo del sendero hacia lago cabrera. Con respecto a la avifauna, podemos encontrar una gran variedad de especies como el quetru no volador, martín pescador, pájaro carpintero, el famoso chucao, churrín de sur, cachuditos, entre tantos otros.

En caso de decidir acampar, buscar un buen lugar y que ojalá tenga una pequeña pendiente, ya que en caso de llover, el agua correrá hacia el lago y no se acumulará. Al momento de armar tu carpa, considera la dirección del viento para evitar que golpee de forma considerable y pueda causar daños a las varillas de la misma. Hay que tener en máxima consideración lo cambiante del clima estando en el lago, ya que de un momento a otro puede estar con máximo sol, pero en un segundo puede cubrirse y caer una fuerte lluvia.  Siempre ve preparado y vigila el tiempo.

En el lago tampoco hay señal celular, pero puedes encontrar señales de radio de estaciones locales y algunas de la ciudad de Puerto Montt. Cabe mencionar que no existen baños ni letrinas, por lo que deberás considerar esto al momento de subir. El descenso toma entre 1 a 3 horas, lo que es relativo según el ritmo. Esta bajada se puede hacer con o sin lluvia y no es necesario un transporte para volver al pueblo. Aun así, siempre pasa algún vehículo local o de turistas que ofrecen llevarte hasta el pueblo.

Hemos podido apreciar que Hornopirén tiene un abanico enorme de posibilidades para deportes, fotografía, relajo, buena gastronomía y todo lo que podemos encontrar en las grandes ciudades. Sin duda hay muchos que han pasado de largo con la idea de que la Carretera Austral comienza desde Chaitén hacia el sur, pero no hay nada más errado y esto se debe a que no se le ha dado el reconocimiento necesario a ciertos pueblos y ciudades de nuestro país y por ello quedan relegados a ser pueblos de paso para viajeros.

Como equipo esperamos que esta pequeña guía hecha con mucho amor desde 2017 te motive a visitar Hornopirén, conocer su gente, paisajes y dejarse envolver por las maravillas que nos entrega, te aseguro que tendrás recuerdos invaluables y, como yo, quizás te enamores y quieras volver cada año para disfrutar de sus encantos.

*El Parque Nacional Hornopirén se encuentra cerrado en temporada invernal. Recuerda ver la información actualizada de su apertura a través de la Corporación Nacional Forestal (Conaf).

*Recuerda acampar en lugares autorizados y ser responsable con el uso del fuego solo donde esté permitido. Llévate tu basura, no te lleves nada de los lugares que visitas.