Ladera Sur » Más que un rincón bonito en Valle Ventisquero
Más que un rincón bonito en Valle Ventisquero

Ladera Sur Adventure

Más que un rincón bonito en Valle Ventisquero

La Cuenca del río Puelo ofrece cada día nuevos rincones para disfrutar de la belleza de sus ríos y su cordillera. Uno de los últimos “tesoros” es Rincón Bonito, un campo remoto dedicado al turismo cordillerano y la conservación en el valle Ventisquero. A continuación te invitamos a sumergirte en un viaje por estos hermosos parajes del sur austral de nuestro país.

“Felipe, hay un pequeño cambio, mañana quiero que vayas al Mirador del Valle con Patrik, así aprovechas de conversar con él y de conocer bien a un guía local que te mostrará mejor las vistas desde la cordillera, acá no sólo nos interesa el paisaje, las personas de acá también son muy importantes para el desarrollo de este lugar”. El recado es de Rodrigo Condeza, Coordinador General de Rincón Bonito aunque en realidad es y ha sido un gestor de proyectos en la zona de Puelo y Cochamó desde hace 20 años aproximadamente.

Mirador del Valle, cuenca del río Puelo, Comuna de Cochamo ©Felipe Howard
Mirador del Valle, cuenca del río Puelo, Comuna de Cochamó ©Felipe Howard

Comenzamos la caminata temprano para evitar el calor que a veces se empieza a sentir en diciembre. Preparamos una mochila con frutas, cereales, chocolate y harta agua. Ajustamos los bastones para la subida y también para la bajada cuando las rodillas ya las tenemos gastadas o “muy trajinadas” como me dijo un traumatólogo hace dos años.

Durante 3 horas vamos ascendiendo mientras conversamos con Patrik acerca de su trabajo y me entero que él fue un de los gestores del famoso Columpio de Cochamó además de guiar y enseñar las maravillas del valle durante varias temporadas. “Hoy Cochamó está un poco saturado, llega mucha gente, por eso me vine a Rincón Bonito cuando supe de este proyecto en el que estaba Rodrigo, vi una foto y pregunté, ¿Dónde es esa maravilla?” Revisamos un par de cámaras trampa en el sendero y me cuenta varias anécdotas con chanchos, como le suelen llamar acá a los jabalíes. Al llegar al Mirador del Tacho y ver el río Ventisquero serpenteante por el valle empiezo a entender a qué se refiere con “esa maravilla”, vista que se amplifica aún más cuando continuamos hasta el Mirador del Valle y podemos apreciar el origen del valle Ventisquero, los glaciares colgantes del Toro y los que se aprecian en el valle Universo.

Mirador del Valle, cuenca del río Puelo, Comuna de Cochamo ©Felipe Howard
Mirador del Valle, cuenca del río Puelo, Comuna de Cochamó ©Felipe Howard

Algunos han contado hasta 14 glaciares desde acá. Una pequeña laguna turquesa destaca junto al río, uno de los principales afluentes de esta cuenca, desde acá se aprecia el mismo color que enamora cuando uno está a orillas del río Puelo cerca de Llanada Grande. Desde este bello mirador caminamos un poco para sentarnos junto a unos troncos quemados, vestigios de los incendios provocados a mediados del siglo XX para limpiar los campos y “cambiar vegetales por proteínas”, el método de colonización que se utilizó en gran parte de la Patagonia.

Cuenca del Río Puelo, comuna de Cochamó ©Felipe Howard
Cuenca del Río Puelo, comuna de Cochamó ©Felipe Howard

Llegar a Rincón Bonito tiene mucho de aventura, su accesibilidad es reciente, no es fácil llegar y es parte del cuento o de su gracia. La localidad de Puelo está al sur de Cochamó,  algunos llaman el “Puelo profundo” al sector que comienza en Llanada Grande, lo que implica cruzar en barcaza o en lanchas el bello lago Tagua Tagua cortado por imponentes acantilados. Desde Primer Corral iniciamos una caminata de 3 horas junto al río Ventisquero con las primeras vistas al río para llegar a Rincón Bonito. Se puede coordinar toda la logística de ingreso con pilcheros de carga desde la web, así como también camionetas locales y lanchas de pobladores para hacer más expedito el cruce del lago Tagua Tagua.

Cuenca del Río Puelo, comuna de Cochamo ©Felipe Howard
Cuenca del Río Puelo, comuna de Cochamó ©Felipe Howard 

En el camino cruzamos por los campos de varias familias que hoy se abren al turismo con cabalgatas y excursiones, “a todos los vecinos les tiene que ir bien, todos deben comenzar a ver ingresos frescos de manera colaborativa para que a todo el valle le vaya bien” nos cuenta Rodrigo más de una vez.

Artículo relacionado  Bitácora de senderismo por el alucinante Valle de Cochamó

Incluso en el lindo campo de la familia Gallardo, una de las familias pioneras de la zona, hay una atractiva iniciativa con una cervecería artesanal, cerveza Lenganto “Donde solo vuela el cóndor” como dicen sus botellas. Más allá de la producción de cerveza artesanal, los hermanos Martín y Aldo Gallardo quieren encontrar un lúpulo local, propio de esta zona lo que sería un gran descubrimiento, como un eslabón perdido. Su madre, Mirta Alegría nos recibe con mates y una sonrisa contagiosa, recuerda a carcajadas un par de turistas gringos que no hablaban nada de español y a las “arvejas pinocho” como les llama a las verduras que comenzó a sembrar en los años 80. Además nos ofrece la cerveza de sus hijos junto a un rico almuerzo casero.

Cerveza artesanal Lengato en Rincón Bonito. ©Felipe Howard
Cerveza artesanal Lenganto en Rincón Bonito. ©Felipe Howard

Otra opción para ingresar es en avioneta directamente desde Puerto Montt, con capacidad para 8 personas también es gestionable con Rodrigo Condeza de @rinconbonito. Es un vuelo escénico de 45 minutos con vistas del valle del Puelo o a veces desde el valle Inexplorado observando desde arriba los parques nacionales Pumalín y Hornopirén.

Algo que ya es como una leyenda en la zona dice que para Doug Tompkins en el “fondo” del valle Ventisquero, justamente el sector del lago Inexporado es el lugar más bonito de Chile. Mito o realidad, lo cierto es que la frase -encontrada en varios textos que hablan de la zona- puede estar muy cerca de la verdad. Por algo construyó una de sus bellísimas y características casas de maderas nobles en Rincón Bonito, campo que arregló años atrás para integrar al Parque Pumalín. Al leer dicha cita, sin dudas que dan ganas de ir y un vuelo es una excelente opción para ver el Inexplorado.

Rincón Bonito, Cuenca del Río Puelo ©Felipe Howard
Rincón Bonito, Cuenca del Río Puelo ©Felipe Howard

Actualmente Rincón Bonito cambió de dueños y sigue dedicado a la conservación. Como dice su Instagram, es un campo remoto dedicado al turismo cordillerano en el río Ventisquero. El nuevo proyecto liderado por dos hermanos se abre al turismo. Nosotros nos quedamos en una comodísima Casa de Montaña de 130m2 que tiene capacidad para 12 personas, nuestros desayunos con productos locales tenían además una preciosa vista a los glaciares del Toro.

Vista desde el aire de Rincón Bonito ©Rodrigo Condeza
Vista desde el aire de Rincón Bonito ©Rodrigo Condeza

Muy calefaccionada y bien orientada, además de paneles solares para una buena ducha después de las excursiones. También vimos los “refugios glamping” otra alternativa para quedarse y que es parte del proyecto. Carpas de 16 m2 para 3 personas cada una con colchonetas en el piso, cada unidad de 2 carpas posee un refugio de 40m2 totalmente equipado con baños, duchas y refrigerador, lo que le da un estilo único a este lugar tan remoto.

Cuenca del Río Puelo, comuna de Cochamó ©Felipe Howard
Cuenca del Río Puelo, comuna de Cochamó ©Rodrigo Condeza

En Rincón Bonito estuvimos 5 días, caminando por alguno de los senderos, conociendo a familias locales y sus emprendimientos como a Bernardita Alegría quien ofrece hospedaje familiar valle adentro o a Fredy Alvarado con quien nos encontramos en un sendero montado a caballo junto a su familia, él también es un excelente guía y conocedor de estos valles. Valle Ventisquero es su paisaje y su gente, familias que comenzaron a llegar entre 1920 y 1930 cuya historia, esfuerzo y trabajo es digna de conocer.

Cuenca del Río Puelo, comuna de Cochamo ©Felipe Howard
Cuenca del Río Puelo, comuna de Cochamo ©Rodrigo Condeza

Creo que la joya de valle Ventisquero es el río, la principal característica de este paisaje, un río turquesa imponente desde muchos miradores. Un día salimos caminando hacia el interior ayudado por Patrik y un par de caballos. Cruzamos a pie el cauce del río Universo y sentimos su hielo en los huesos, aprovechamos la ausencia de viento para unas tomas de paisaje con el drón. La mejor forma de recorrer el río Ventisquero es en packraft, unas balsas individuales a remo, fáciles de cargar e inflar y que navegan muy bien los suaves rápidos. Nos equipamos con trajes de neoprén y a flotar río abajo, ¡qué maravilla de río! sus colores de verdad son indescriptibles.  Sentimos el “flow”, nos dejamos llevar por el caudal, es la mejor sensación ver cómo la corriente nos lleva junto con la fuerza de nuestros remos, mirando el bosque y los glaciares colgantes, en ese momento sentimos toda la fuerza de este valle.

Cuenca del Río Puelo, comuna de Cochamó ©Rodrigo Condeza
Cuenca del Río Puelo, comuna de Cochamó ©Rodrigo Condeza

En algunos remansos nos tiramos al agua para capear un poco el calor e intentar nuevas tomas con el drón. El último día realizamos una de las mejores recomendaciones, que es salir desde Rincón Bonito por esta vía, en packraft son 28 km hasta la confluencia con el río Puelo para terminar en Puerto Urrutia con una fría cerveza en el Hostal Puelo Libre y sentir que de a poco volvemos desde lo más profundo de la Patagonia Norte, esa de colonos, mates, asados de cordero, huertas, vida de campo, caminatas, cabalgatas y hermosos paisajes aún en estado salvaje.

Artículo relacionado  Más allá de “las Torres”: un recorrido con nuevas perspectivas por los paisajes del Paine

Si quieres vivir esta experiencia junto a Ladera Sur escríbenos a adventure@laderasur.cl tenemos un programa especial en este destino. Si te interesa te podemos enviar un pdf con el programa y sus valores. Detalles en este link.