Ladera Sur El sueño de crear un Geoparque en el Cordón del Caulle: un polo de desarrollo local en la tierra de volcanes y glaciares
El sueño de crear un Geoparque en el Cordón del Caulle: un polo de desarrollo local en la tierra de volcanes y glaciares

Naturaleza

El sueño de crear un Geoparque en el Cordón del Caulle: un polo de desarrollo local en la tierra de volcanes y glaciares

Los bosques de lengas, así como los géiseres, manantiales calientes, azufreras y fumarolas son algunos ejemplos de la riqueza natural y geológica del Cordón del Caulle, un complejo volcánico en el interior de la cordillera en la Región de Los Ríos, que nada tiene que envidiar a sitios de fama mundial como Yellowstone. Es en el Caulle donde se busca crear un Geoparque, con el fin de conjugar la conservación, educación al aire libre y turismo, mejorando el acceso a la montaña de una forma responsable y sustentable que beneficie a sus comunidades. La idea es poner en valor el increíble legado de los volcanes, glaciares y otros elementos que han sido verdaderos arquitectos del paisaje y su historia. ¿De qué se trata el proyecto? Te lo contamos a continuación.

Mientras algunos duermen apacibles, otros permanecen activos a la espera de un explosivo despertar. Se agrupan a lo largo de esta alargada franja de tierra como un collar de perlas, o como las vértebras de una Cordillera de los Andes que se asemeja a una columna que delinea nuestro hogar. Nos referimos a la red de volcanes presentes en Chile, que cuenta con el complejo volcánico Puyehue – Cordón Caulle como uno de sus grandes exponentes, que se emplaza entre el sur de la Región de Los Ríos y el extremo norte de la Región de Los Lagos.

Cordón del Caulle ©Pablo Lloncon
Cordón del Caulle ©Pablo Lloncon

El Cordón del Caulle, en concreto, no solo hospeda paisajes diversos y bosques de Nothofagus dominados por lengas, sino que también ostenta un rico patrimonio geológico y geomorfológico, expresado en géiseres, manantiales calientes, azufreras, fumarolas y solfataras, así como en el segundo mayor campo geotérmico de los Andes del sur. No hay que olvidar a los glaciares que, con sus vaivenes, han cedido el paso a lagos, valles y formaciones rocosas en el sector pre andino y andino de la cuenca de Ranco.

En definitiva, esta zona nada tiene que envidiar a sitios de fama mundial como Yellowstone, y han sido precisamente sus particularidades las que inspiran un proyecto para crear un geoparque o parque geológico en el Cordón del Caulle. A través de una alianza, el Gobierno Regional de Los Ríos, la Corporación de Desarrollo Regional, el Consejo Regional y el Municipio de Lago Ranco buscan poner en valor el patrimonio geológico, natural y cultural de este complejo volcánico, como un elemento de diferenciación turística local que permita la reconexión con la naturaleza a través de un mejor acceso a la montaña.

Cordón del Caulle ©Felipe Pineda
©Felipe Pineda

Así lo explica el gerente de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo Los Ríos, Ángel Beroiza: “Nuestra institución ha sido la encargada de ejecutar varias de las iniciativas que posibilitan que el día de hoy estemos ad portas de iniciar el diseño del Geoparque Cordón del Caulle, el cual se ubicará en las 400 ha que el municipio de Lago Ranco adquirió para acceder al Parque Nacional Puyehue por la Región de Los Ríos. Este proyecto busca establecer un eje temático asociado a la influencia de los volcanes y glaciares en el paisaje de la zona, su vinculación con la selva valdiviana y la oportunidad que estos elementos significan para la definición de un modelo que vincule turismo y conservación, beneficiando directamente a los emprendedores y operadores turísticos locales, al brindar la posibilidad de generar una oferta de productos turísticos de baja temporada y con alta pertinencia local”.

El parque geológico se ubicará en el acceso norte del Parque Nacional Puyehue, específicamente en la zona de amortiguación, permitiendo de esa manera disfrutar, regular y proteger de manera más efectiva esta parte del área protegida, la cual abarca en total 107.000 hectáreas de superficie, y que a su vez forma parte de Reserva de la Biósfera Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes, declarada por la Unesco.

Cordón del Caulle ©Felipe Pineda
©Felipe Pineda

Por supuesto, la idea también es mejorar el acceso a las altas cumbres.

“La apertura del Geoparque será para nosotros una puerta real de acceso a la montaña, acercando a la comunidad y a las nuevas generaciones a las áreas silvestres de su comuna, entregando un mundo de alternativas de educación al aire libre, y generando nuevas oportunidades para prestadores de servicios de turismo aventura”, asegura Gonzalo Barros Hoffens, fundador de Ranco Lauken Expeditions, secretario de la Cámara de Turismo de Lago Ranco, y ex presidente del Club de Montaña Ranco Andino.

Proyecto Geoparque Cordón del Caulle ©CRDP
Proyecto Geoparque Cordón del Caulle ©CRDP Los Ríos

Para ello, este proyecto cuenta con el plazo de un año para la confección de su diseño, el cual contempla la ejecución de etapas que incluyen la actualización y validación de la línea base general, un Plan Maestro, un modelo de gestión, y un diseño de arquitectura, entre otros aspectos que buscan conjugar el desarrollo sostenible, la protección ambiental, la educación y la investigación.

Proyecto Geoparque Cordón del Caulle ©CRDP
Proyecto Geoparque Cordón del Caulle ©CRDP Los Ríos

Un polo de desarrollo local

La iniciativa del geoparque se erige como una valiosa oportunidad para los habitantes de la comuna de Lago Ranco y alrededores, no solo para robustecer su vínculo con el patrimonio natural y geológico de la zona, sino también para fomentar el emprendimiento asociado al sector pre andino y andino de la cuenca, fortaleciendo la imagen turística del destino, comúnmente relacionada solo con el lago Ranco y las actividades en verano.

Proyecto Geoparque Cordón del Caulle ©CRDP
Proyecto Geoparque Cordón del Caulle ©CRDP Los Ríos

Al respecto, el alcalde de la comuna de Lago Ranco, Miguel Meza, detalla que “la vocación económica que tiene Lago Ranco, principalmente se da en su aspecto comercial y turístico, obviamente sin dejar de lado la pequeña agricultura. Por eso apenas llegamos a la municipalidad a fines del año 2016, pensamos que debemos siempre darle el frente al Lago que es nuestro principal recurso natural, pero también mirar con mucha atención la cordillera, porque es la única alternativa de romper la estacionalidad y poder generar y abrir un espacio turístico en épocas bajas que son muy complicadas para Lago Ranco”.

Proyecto Geoparque Cordón del Caulle ©CRDP
Proyecto Geoparque Cordón del Caulle ©CRDP Los Ríos

De esa forma, buscan diversificar y dinamizar el sustento local, vinculando la conservación con la oferta de un turismo de calidad, responsable y sostenible que promueva la valoración y cuidado de largo aliento de este lugar, a través de la integración, regulación y uso racional de los atractivos naturales en inverno, asociado al Geoparque.

El edil agrega que es, precisamente, esta iniciativa la que “nos va a permitir poder mostrar la belleza natural que esto tiene, pero también de poder aprender y saber que estamos conviviendo a diario con una red de volcanes, en muchos casos activos”.

Cordón del Caulle ©Felipe Pineda
Al fondo se ve colada (o manto) de lava ©Felipe Pineda

Memoria viva escrita en explosión y lava

Chile es tierra de volcanes, y como tal, su historia ha estado íntimamente entramada con el comportamiento de estos gigantes desde tiempos pretéritos.

Quizás más de alguno recuerde al complejo volcánico Puyehue – Cordón del Caulle por episodios como el acaecido el 24 de mayo de 1960, cuando entró en erupción 38 horas después del mega-terremoto de Valdivia.

Cordón del Caulle ©Pablo Lloncon
©Pablo Lloncon

Luego de que permaneciera 51 años en reposo, el Cordón del Caulle comenzó una nueva erupción, esta vez el 4 de junio de 2011. La tierra rugía, se generaron descargas eléctricas, y la nube de cenizas traspasó fronteras al dispersarse por miles de kilómetros en el hemisferio sur, pasando por Argentina para luego dar la vuelta al mundo, obligando a cancelar vuelos en países como Australia y Nueva Zelanda.

Ríos como el Nilahue y Gol Gol también recibieron una alta carga de material piroclástico, como piedra pómez. Además, el complejo volcánico dejó como legado una colada – o manto – de lava de 500 hectáreas, aproximadamente, la cual es posible observar hasta la actualidad.

Cordón del Caulle ©Felipe Pineda
Colada de lava en el Cordón del Caulle ©Felipe Pineda

Todo un laboratorio natural.

Aún así, el ahora tranquilo Cordón del Caulle es monitoreado de cerca, mientras la historia que ha escrito en los suelos y ecosistemas sigue fascinando e intrigando a todo aquel que se interese por la intrincada historia natural.

El interés que despiertan las zonas volcánicas no es mera casualidad. La relevancia que poseen estos lugares para el planeta es tal, que inclusive actores y organismos internacionales han buscado cimentar un vínculo armónico que concilie las actividades humanas con los tesoros geológicos.

Cordón del Caulle ©Felipe Pineda 10
©Felipe Pineda 

Para hacerse una idea, en el primer Simposio Internacional sobre Protección del Patrimonio Geológico, celebrado en 1991 en Digne, Francia, se redactó una declaración denominada Declaración Internacional de los Derechos de la Memoria de la Tierra, donde más de un centenar de especialistas del ámbito destacaban la importancia del patrimonio geológico.

En la misma línea, la Unesco lanzó en 2004 la iniciativa Geoparques Mundiales, enfocada en los sitios de importancia geológica a nivel internacional, a través de una mirada holística que promueva su protección, la educación y el desarrollo sostenible asociado a estos lugares, de la mano de sus comunidades locales.

Cordón del Caulle ©Felipe Pineda
©Felipe Pineda

Por todo lo anterior, el geoparque en el Cordón del Caulle apuesta por visibilizar la gran influencia de las fuerzas de la naturaleza en la modelación del paisaje, la cual, sin lugar a dudas, define y potencia este ambicioso modelo regional que se pretende instaurar.

Para Barros Hoffens, quien también es arquitecto, socio de la Asociación de Guías de Turismo Sostenible de la Región de Los Ríos, y asesor del Departamento de Planificación de la Municipalidad de Lago Ranco, el proyecto del Geoparque constituye un sueño para un nuevo modelo de desarrollo local, fuertemente ligado a su historia e identidad, “dando valor y reconocimiento a sus inmensos atractivos naturales. Al fin nos permitirá conectar con sus géiseres, azufreras, termas naturales, nevados, montañas, volcanes, lagos y lagunas. Todo esto dentro de un marco de manejo sustentable”.

Cordón del Caulle ©Felipe Pineda
©Felipe Pineda