Ladera Sur » Los encantos de la Provincia del Ranco: cuatro territorios unidos por sus aguas
Los encantos de la Provincia del Ranco: cuatro territorios unidos por sus aguas

Naturaleza

Los encantos de la Provincia del Ranco: cuatro territorios unidos por sus aguas

Un ícono indiscutido de la Región de los Ríos, en el sur de Chile, es el Lago Ranco, aunque los encantos de la zona no terminan allí. Desde la cordillera al mar, la cuenca del Ranco presenta rincones llenos de historia y cultura ancestral, además de ríos, volcanes, bosques y alerces milenarios. Así, la provincia brinda mil y una experiencias, que van desde el kayak o el trekking, hasta el avistamiento de aves. De ese modo, este sitio se erige como un pujante y generoso destino de naturaleza, donde el agua es el punto de encuentro en el diverso territorio. Viaja a sus parajes en la siguiente nota.

Si hay un emblema indiscutido de la Región de los Ríos, en el sur de Chile, es el cautivante Lago Ranco, cuyas “aguas tormentosas” – como expresa su nombre en mapudungun – conforman el tercer lago más grande del país.

Sin embargo, los encantos de esta zona no se restringen a este lugar, ya que es en la cuenca del lago en su amplitud, en la Provincia del Ranco, donde las aguas cristalinas, los frondosos bosques y la estampa de los volcanes conforman un paisaje sobrecogedor y recargado de cultura. Así, la zona brinda mil y una experiencias, desde cordillera a mar, que van desde el kayak, el trekking, la pesca, entre varias actividades más.

Lago ranco. Rinacaty / Wikimedia Commons
Lago ranco. Rinacaty / Wikimedia Commons

“Esta hermosa cuenca nos permite no solo disfrutar de distintas maneras sus variados paisajes, sino que también nos entrega la enorme responsabilidad de contribuir al cuidado y conservación de sus parajes”, sostiene Erwin Martínez, fundador del emprendimiento valdiviano Alerce Outdoor y cofundador de la ONG Entre Lengas.

Para hacerse una idea, la cuenca y la Provincia del Ranco están integradas por cuatro comunas: La Unión, Río Bueno, Futrono y Lago Ranco. En su superficie de 8,232 km2 alberga un sinnúmero de sitios, como bosques nativos, ríos y saltos, playas, islas y termas. Además, posee áreas protegidas del Estado, como los parques nacionales Alerce Costero y Puyehue, junto a otras iniciativas de conservación ambiental.

Martínez, quien también es ingeniero forestal y magister en gestión ambiental, agrega que “son variadas las actividades que se pueden desarrollar a lo largo de esta cuenca. Por ejemplo, una travesía en kayak sinigual es la que se inicia con la navegación en el lago Maihue, para luego bajar el río Calcurrupe y cruzar, por su lado sur, el lago Ranco, bajando posteriormente una sección de rápidos clase 3 en el río Bueno, para seguir navegando y llegar hasta el mar, en el sector de La Barra. Una expedición así nos permite no sólo disfrutar, sino también la oportunidad de pasar y conocer parte de varias comunas”.

Pesca en lago Maihue ©Rodrigo Hermosilla
Lago Maihue ©Rodrigo Hermosilla

Si bien la base productiva de la provincia del Ranco gira en torno a la agricultura, la ganadería, la silvicultura, entre otros, la riqueza natural y cultural de la provincia han posicionado a la zona como un pujante destino turístico, en especial durante las vacaciones de verano. Sin embargo, los esfuerzos locales han ampliado el abanico de opciones para el turismo de intereses especiales, que funcione todo el año, como el agroturismo, el ecoturismo, el etnoturismo, entre otros.

Para tal fin, se han articulado una serie de comunidades, organizaciones, el Gobierno Regional de Los Ríos, y académicos de la Universidad Austral (como organismo técnico), con el objetivo de crear una gobernanza turística territorial. De esa forma, pretenden catapultar a la Provincia del Ranco como un destino de naturaleza competitivo, sustentable y respetuoso del medioambiente e identidad local.

Pero ¿qué tienen para mostrar?

Un paraíso de bosques, aves y aguas adrenalínicas

La cuenca del Lago Ranco ostenta una amplia gama de paisajes y oportunidades.

Por ejemplo, la comuna de La Unión constituye un corredor natural que conecta la cuenca del Ranco, pasando de los paisajes cordilleranos y lacustres, a las aguas del océano Pacífico que bañan la región. De esa forma, entrega innumerables atractivos naturales, culturales y patrimoniales con un enorme potencial para el desarrollo de experiencias y el turismo de intereses especiales, con alto potencial no solo a nivel nacional, sino también internacional.

Río Bueno ©Pablo Lloncon
Río Bueno ©Pablo Lloncon

Así lo asegura el director y guía de Turismo Lemu Mahuida, Fernando Bustos. “Los principales atractivos de esta comuna son las aguas prístinas del Río Bueno que nacen en el desagüe del Lago Ranco, donde sus aguas blancas permiten practicar kayak y rafting durante todo el año. Luego, tras recorrer alrededor de 60 kilómetros en su viaje hacia el mar, sus aguas forman parte del humedal de Trumao el cual está compuesto principalmente por bosquetes de pitra y temu, lugar que permanece anegado durante los meses de invierno y primavera, sirviendo como lugar de paso para que cientos de aves nidifiquen en estos bosques de hualves, convirtiéndose en un lugar único y extraordinario para los amantes del avistamiento de aves”.

Humedal de Trumao ©Felipe Pineda
Humedal de Trumao ©Felipe Pineda

Pero no solo de aves sabe Trumao, ya que este lugar contiene mucha historia. “Fue sinónimo de prosperidad económica desde mediados del siglo XIX hasta comienzos del siglo XX, siendo el punto principal de comunicación y transporte de mercaderías, convirtiéndose en el principal puerto de embarque entre las comunas de La Unión, Osorno, Río Bueno y San Pablo”, relata Bustos.

Artículo relacionado  7 paseos imperdibles en los alrededores de lago Ranco

Por ello, la relevancia de este lugar ha motivado distintas acciones para su resguardo, como la iniciativa liderada por la Corporación de Desarrollo Productivo para la creación de un área protegida en el humedal de Trumao.

Humedal de Trumao ©Fernando Bustos Véliz
Humedal de Trumao ©Fernando Bustos Véliz

Si avanzamos en dirección al océano, se erige otro lugar de gran relevancia para la biodiversidad local: el Parque Nacional Alerce Costero, área protegida de 24.000 hectáreas de superficie que alberga flora y fauna única en el mundo, donde destacan los milenarios bosques de alerces. De hecho, allí se encuentra el tercer árbol vivo más antiguo del planeta, el denominado “Alerce Milenario” que tiene una edad estimada de 3.500 años.

Parque Nacional Alerce Costero ©Fernando Bustos Véliz
Parque Nacional Alerce Costero ©Fernando Bustos Véliz
Parque Nacional Alerce Costero ©Fernando Bustos Véliz
Parque Nacional Alerce Costero ©Fernando Bustos Véliz

Finalmente, el director de Turismo Lemu Mahuida añade que “podemos terminar nuestro maravilloso recorrido a solo 30 kilómetros del parque, llegando al mar en la localidad de Hueicolla, lugar de paz y tranquilidad donde podemos disfrutar de mágicos atardeceres”.

Por otro lado, la comuna de Río Bueno, delimitada en parte por el río del mismo nombre, se caracteriza por la pesca recreativa y los servicios de excursión fluvial desde Puerto Trumao, junto a las ya mencionadas salidas para el rafting y kayak.

Adicionalmente, se encuentra el Puente Chirre, construido en 1925 para conectar a Río Bueno y Entre Lagos en la red ferroviaria. Esta infraestructura se convirtió en el segundo puente más alto de Chile y tercero de Sudamérica, construido en un solo arco.

Por último, en esta comuna se encuentra un importante complejo religioso y ceremonial mapuche williche, compuesto por un Eltuwe o cementerio tradicional, junto a un Menoko, el lugar donde habitan espíritus tutelares de la comunidad.

De hecho, en la comuna existen alrededor de 43 comunidades indígenas mapuche que se han organizado para el desarrollo productivo local.

Mientras tanto, en la comuna de Futrono también es posible encontrar lustrosos bosques y lagos que fomentan actividades al aire libre, aunque también destacan otro tipo de sitios como las Termas de Chihuío, que se ubican en el curso superior del río Curriñe, en la cordillera de los Andes, rodeados de vegetación nativa. De simple infraestructura, las termas son reconocidas por haber bañado al poeta Pablo Neruda antes de su exilio en el año 1949.

Cuernos de Chihuío ©Andrés Contreras
Cuernos de Chihuío ©Andrés Contreras

Si nos acercamos al límite con Argentina, es posible observar la imponente presencia de los Cuernos de Chihuío.

También destacan el cerro Pico Toribio, el río Calcurrupe y las playas Coique, Galdámez, Huequecura y San Pedro, entre otros destinos.

Pico Toribio ©Felipe Pineda
Pico Toribio ©Felipe Pineda

El legado de los volcanes

No cabe duda de que el principal atractivo turístico de la comuna de Lago Ranco es el ecosistema lacustre del mismo nombre, que se extiende por 442 km2 de superficie y 199 m de profundidad. Para hacerse una idea, el lago Ranco cuenta con cerca de 13 islas, ocupadas mayoritariamente por comunidades de pueblos ancestrales y casas de veraneo.

Artículo relacionado  Trekking en Lago Ranco: un ascenso al volcán Mirador y los Ojos del Huishue

Entre ellas destaca la isla Huapi, habitada en su gran mayoría por mapuche-huilliche. Allí los visitantes pueden empaparse con la rica cultura local, adquiriendo preciadas artesanías como la cestería, tallados en madera y trabajos textiles; y conociendo rincones atiborrados de historias y misterios, como la Piedra Bruja, las cuevas de Weichafe y el cerro Treng-Treng.

En ese sentido, “la comuna tiene una gran riqueza ancestral, como la cosmovisión mapuche que ha aportado a su historia. Se han encontrado muestras arqueológicas de cerámicas únicas del sector, como los cerámicos Tringlo, y una riqueza en relatos donde se mezclan seres terrenales con seres espirituales”, destaca Guido Calfueque Antihual de Expediciones Kalfu.

 

Pesca en lago Maihue ©Rodrigo Hermosilla
Pesca en lago Maihue ©Rodrigo Hermosilla

Pero la localidad también resguarda ríos salvajes y un invaluable tesoro geológico de la mano de los volcanes. Calfueque afirma que “la comuna tiene destinos mágicos y generosos como el Cordón el Caulle, Ojos del Huishue, Volcán Carrán, y diversos saltos como Riñinahue, Nilahue, Los Mañíos, Ignao, entre otros, donde se pueden realizar distintos tipos de actividades outdoor, como trekking, senderismo y cabalgatas. Hay paradas de contemplación e interpretación de la naturaleza, donde se describe el proceso geológico, formando el relieve, la cordillera, volcanes y lagos, dando paso a una abundancia en la flora y fauna del sector”.

©Pablo Lloncon
©Pablo Lloncon

Precisamente, hay un lugar especial en esos términos, ya que la comuna de Ranco alberga el sector norte del Parque Nacional Puyehue. Es en ese lugar donde se emplaza el mencionado Cordón del Caulle, un complejo volcánico en el interior de la cordillera que nada tiene que envidiar a sitios de fama mundial como Yellowstone.

Al respecto, Martínez rescata “el gran esfuerzo del Gobierno Regional y privados por lograr tener un acceso al Parque Nacional Puyehue Norte, por medio del excelente proyecto como es el Parque Geológico. Sin duda, esta cuenca cuenta con todos los atributos suficientes como para ser un destino fuerte y pujante, con magia y generosidad”.

Cordón del Caulle, complejo volcánico ©Andrés Contreras
Cordón del Caulle, complejo volcánico ©Andrés Contreras

El cofundador de la ONG Entre Lengas se refiere a la iniciativa para crear un Geoparque en el Cordón del Caulle, con el fin de conjugar la conservación, educación al aire libre y turismo, mejorando el acceso a la montaña de una forma responsable y sustentable que beneficie a sus comunidades. La idea es poner en valor el increíble legado de los volcanes, glaciares y otros elementos que han sido verdaderos arquitectos del paisaje y su historia.

De esa manera, se busca también diversificar las opciones para los emprendedores turísticos durante la temporada invernal. Al respecto, Calfueque comenta que “el reciente y muy valorado parque geológico, que se está proyectando en la parte norte del Parque Nacional Puyehue, nos muestra una gran oportunidad de poder ofrecer un turismo de invierno, que iría en directo beneficio a la comunidad de la cuenca del Ranco”.

Pese al ahínco de las comunidades locales, la actual pandemia se ha traducido en una compleja crisis. No obstante, esto no extingue los constantes esfuerzos de sus habitantes e instituciones, que buscan recuperarse de la mano de la naturaleza. La misma que une a toda la Provincia del Ranco a través de sus icónicos ríos.

Río Bueno ©Fernando Bustos Véliz
Río Bueno ©Fernando Bustos Véliz

*Recuerda respetar las normas y recomendaciones de expertos durante la crisis sanitaria. Cuando sea seguro viajar, procura revisar el estado de avance de la comuna del sector a visitar dentro del plan Paso a Paso, y seguir todos los protocolos de salubridad establecidos. 

* Sé un turista responsable: no alimentes a la fauna del lugar que visitas, no contamines los cursos de agua, no prendas fuego en lugares no autorizados, lleva tu basura y maneja con cuidado.