Ladera Sur El emprendimiento chileno que llegó a la competencia de vela más importante del mundo
El emprendimiento chileno que llegó a la competencia de vela más importante del mundo

Deporte y Aventura

El emprendimiento chileno que llegó a la competencia de vela más importante del mundo

La marca chilena Karün, que fabrica anteojos en base a materiales reciclados como madera, redes de pesca y fibra de carbono, ha dado la vuelta al mundo como proveedor en la Volvo Ocean Race, la carrera de vela más importante del planeta, comparable a los Juegos Olímpicos y la Copa América.

La palabra Karün proviene del idioma mapuche y quiere decir “somos naturaleza”. Y es justamente ese el mensaje que transmite esta marca nacional que, con gran creatividad, fabrica anteojos de diversos materiales reciclados, intentando crear conciencia a nivel mundial sobre la protección del medio ambiente.

©Cortesía de Karün
©Cortesía de Karün

La marca nació como un emprendimiento, con el objetivo de ser símbolo de una nueva visión de construir la sociedad. Y es que según explican, “la moda está entre las 3 industrias más contaminantes del mundo y los anteojos son sin duda un elemento ícono de este mercado”. Es por eso que fabricando este tipo de producto, pero bajo una cadena productiva completamente diferente a las que se usan actualmente, y manteniendo la más alta calidad, han logrado crecer a pasos agigantados. Desde Chile, compiten con grandes marcas del mundo, transformándose en un verdadero ejemplo.

Sobre Volvo Ocean Race

©Cortesía de Karün
©Cortesía de Karün

Ya son 12 ediciones y medio millón de millas navegadas. Desde hace  más de 40 años, miles son los navegantes que han participado en esta reconocida regata. Es la más larga y exigente del mundo, por lo que se ha transformado en una desafiante obsesión para muchos veleristas. Sin ir más lejos, varios de ellos, considerados los mejores de la historia, han dedicado años e incluso décadas en intentar ganarla.

Sir Peter Blake es uno de los nombres más escuchados. Participó en la primera edición (1973-74) y volvió una y otra vez hasta que logró ganarla con su “Steinlager 2”, recién en 1990. Pero… ¿Cuál es la mayor dificultad de la competencia? El nivel de todos los competidores es extremadamente alto y la regata no perdona errores. Los navegantes, que compiten en barcos iguales (Volvo Ocean 65), deben exigirse al máximo las 24 horas del día, para sacar mínimas ventajas. En pocas palabras, se trata de una maratón oceánica alrededor del mundo.

©Cortesía de Karün
©Cortesía de Karün

La edición actual (2017-2018), comenzó en octubre del año pasado en Alicante y se encuentra en su penúltima etapa de 11. La carrera termina el 30 de junio de este año y la meta es nada más y nada menos que La Haya, donde se realizará la competencia final.

El recorrido de casi 9 meses, contempló recaladas en 12 ciudades emblemáticas como Lisboa, Ciudad del Cabo, Melbourne, Hong Kong, Guangzhou, Auckland, Itajaí, Newport, Cardiff y Gottenburgo. En total: 45.000 millas náuticas. 

Navegando con Karün

©Cortesía de Karün
©Cortesía de Karün

Para la gran carrera, Karün lanzó una exclusiva línea llamada Sailing Collection. Se trata de anteojos de redes de pesca recicladas, a los que le incluyeron fibra de carbono en una segunda edición. La colección fue desarrollada junto a navegantes de élite como Mark Towill, Charlie Enright y Martín Strömberg, como parte de la campaña #CleanSeas de la ONU (Medioambiente).

En esta oportunidad, Karün fue proveedor de dos equipos que compiten en la carrera: Vestas 11th Hour Racing y Turn the Tide on Plastic, pero lo más interesante es que los mismos competidores fueron parte de todo el proceso.

©Cortesía de Karün
©Cortesía de Karün

Sin ellos, nada de esto hubiera sido posible. Sus comentarios sobre los requisitos técnicos nos permitieron desarrollar anteojos aptos para la navegación, sustentables y de alto rendimiento”, explica Thomas Kimber, Fundador de Karün.

Pero el apoyo de los navegantes, tiene que ver con una visión compartida. Mark Towill, Director del equipo Vestas 11th Hour Racing, explica que como velerista siente la responsabilidad de generar más conciencia sobre la salud del océano y los desechos marinos.

“Karün está aportando con sus productos y nos ha permitido participar en el proceso de diseño de esta edición de anteojos desde el inicio, por lo que es sorprendente ver el producto final. Estoy muy orgulloso de usar estos anteojos mientras navegamos alrededor del mundo”, asegura.

©Cortesía de Karün
©Cortesía de Karün

Si bien el proceso ha sido largo, también ha valido la pena. Los anteojos pasaron las pruebas reales y extremas de la Volvo Ocean Race y ahora continúan fabricándolos. “Durante estos meses, hemos trabajado intensamente con nuestra fábrica en Italia, desarrollando un material completamente nuevo. Los anteojos son flexibles, pero a la vez mantienen su forma y agarre después del uso y desgaste en el mar”, explica Bárbara Toledo, diseñadora de Karün.

Los anteojos Karün están disponibles en línea a través de su sitio web y en algunas tiendas seleccionadas en Europa y Chile. Por su parte, la Volvo Ocean Race sigue su curso y podrás ver la última etapa en vivo en su sitio web oficial.