Ladera Sur Diversidad climática y paisajística de Chile: ¿Por qué?
Diversidad climática y paisajística de Chile: ¿Por qué?

Naturaleza

Diversidad climática y paisajística de Chile: ¿Por qué?

Uno de los principales desafíos que enfrenta cualquier arquitecto a la hora de comenzar a diseñar es la adaptación al lugar donde la obra será emplazada. Para esto es fundamental no solo leer de correcta manera la pendiente del terreno, asoleamiento y calidad del suelo, sino que también el clima en el cual se desarrollará la obra y en definitiva la vida.

Especial desafío tenemos los arquitectos diseñadores y actores del territorio chileno. La diversidad climática de nuestro territorio nos ofrece uno de nuestros mayores potenciales pero a su vez un importante desafío.  De acuerdo a Koeppen (1900) 22 climas diferentes pueden ser reconocidos desde el Norte grande al extremo Sur. Esta singularidad está dada por 3 principales razones:

Primero, nuestra geografía, la cual está configurada por 2 cadenas montañosas que organizan el territorio en 4 sectores transversalmente. Estas definen áreas que son la Cordillera de los Andes, el Valle central, La cordillera de la Costa y las planicies litorales.

Segundo, la corriente oceánica de Humboldt, la cual afecta la zona centro norte de nuestro país, levantando a la superficie agua fría desde el fondo del mar, enfriando el ambiente y reduciendo las precipitaciones en esta área. Estas regiones consideran zonas muy secas y áridas a pesar de su distancia con respecto a la línea del Ecuador.

Tercero, la extensión de nuestro territorio que va desde la latitud 18ª hasta la 53ª, configurando 6.534 km de costas.

Si traducimos estos hechos a imágenes, podemos ver el importante recurso natural de nuestro territorio. Nuestros diversos paisajes y singularidades climáticas deben ser considerados como un importante recurso de desarrollo y objetivo de nuestra futura visión de país.

La única manera de que nuestras intervenciones sean realmente sustentables es reducir nuestra influencia en el entorno cercano y un buen conocimiento del clima y territorio específico nos permitirá adaptar nuestro habitar a ese contexto.

Algunas imágenes de los diferentes paisajes de la geografía de Chile

Bosque otoñal en las “Siete Tazas”, región del Maule. ©Francisco Godoy
Bosque otoñal en las “Siete Tazas”, región del Maule. ©Francisco Godoy
Abtao, región de Los Lagos. ©Francisco Godoy
Abtao, región de Los Lagos. ©Francisco Godoy
Piscinas naturales, región de Atacama. ©Francisco Godoy
Piscinas naturales, región de Atacama. ©Francisco Godoy
Lonquimay, región de la Araucanía. ©Constanza Turull
Lonquimay, región de la Araucanía. ©Constanza Turull
Parque Nevado Tres Cruces, región de Atacama. ©Constanza Turull
Parque Nevado Tres Cruces, región de Atacama. ©Constanza Turull
Desierto de Atacama. ©Francisco Godoy
Desierto de Atacama. ©Francisco Godoy

Parque Nacional Villarica, región de la Araucanía. ©Francisco Godoy
Parque Nacional Villarica, región de la Araucanía. ©Francisco Godoy