Ladera Sur » Costa Rica: 7 Playas y sitios naturales asombrosos que no querrás perderte de este país centroamericano
Costa Rica: 7 Playas y sitios naturales asombrosos que no querrás perderte de este país centroamericano

Naturaleza

Costa Rica: 7 Playas y sitios naturales asombrosos que no querrás perderte de este país centroamericano

Costa Rica es un país que sorprende por la sencillez y amabilidad de su gente, por la increíble riqueza natural y biodiversidad de su geografía y por la extraordinaria belleza de sus playas. Ya sea que se recorra el litoral por el Pacífico o en el Caribe, Costa Rica y su eslogan de “Pura Vida” no decepcionan: Casi la totalidad de sus playas están enclavadas en áreas naturales, con densa vegetación tropical y arenas que van desde el blanco hasta el color avellana. Son famosas por sus atardeceres, la apacible de sus aguas y el oleaje suave. Pero también porque son el hábitat de especies de fauna y flora única en el mundo. Son —también— parajes predilectos por los amantes de la naturaleza, la tranquilidad, y el mar. En esta nota te presentamos un listado de 7 playas y sitios asombrosos para visitar en este país centroamericano, elaborada por nuestros colaboradores invitados: la periodista y fotógrafa Alimié Torres, y el fotógrafo Alexánder Solórzano, quienes desde la capital, San José, han preparado recomendaciones y sugerencias, junto con una galería de las mejores fotos tomadas por ellos mismos.

Cahuita, Costa Rica. Crédito: © Alexánder Solórzano
Cahuita, Costa Rica. Crédito: © Alexánder Solórzano

Costa Rica es un país que sorprende por la sencillez y amabilidad de su gente, por la increíble riqueza natural y biodiversidad de su geografía y por la extraordinaria belleza de sus playas. Ya sea que se recorra el litoral por el Pacífico o en el Caribe, Costa Rica y su eslogan de “Pura Vida” no decepcionan: Casi la totalidad de sus playas están enclavadas en áreas naturales, con densa vegetación tropical y arenas que van desde el blanco hasta el color avellana.

Son famosas por sus atardeceres, la apacible de sus aguas y el oleaje suave. Pero también porque son el hábitat de especies de fauna y flora única en el mundo. Son —también— parajes predilectos por los amantes de la naturaleza, la tranquilidad, y el mar. En esta nota te presentamos un listado de 7 playas y sitios asombrosos para visitar en este país centroamericano, elaborada por nuestros colaboradores invitados: la periodista y fotógrafa Alimié Torres, y el fotógrafo Alexánder Solórzano, quienes desde la capital, San José, han preparado recomendaciones y sugerencias, junto con una galería de las mejores fotos tomadas por ellos mismos.

1. Río Celeste:

El río Celeste es un río de Costa Rica, ubicado en la provincia de Alajuela, dentro del parque nacional Volcán Tenorio, en el Área de Conservación Arenal-Tempisque. Se encuentra formado por la confluencia de los ríos Buena Vista y Quebrada Agria en las faldas del volcán Tenorio. El curioso color de sus aguas que corren por más de 14 kilómetros de cauce, llama muchísimo la atención a turistas y visitantes. Recientemente, investigaciones permitieron determinar que el color celeste o turquesa no es más que una ilusión óptica: El agua tiene partículas suspendidas de sílice coloidal que rebota los tonos azules al chocar con la luz. Esto hace que se aprecien con más intensidad.

El baño en el río celeste está prohibido, dada la alta concentración de sustancias químicas. Sin embargo, podrás disfrutar del paraje, cubierto de densa vegetación tropical, fauna nativa, canto de aves y rocío de cascadas que hacen que todo el  lugar se cubra de bruma y humedad. Se recomienda llevar calzado y ropa adecuada —botas de montaña—, además de repelente para los mosquitos, crema solar y agua. Aún en periodo seco es posible que llueva ya que se ubica al norte del país, en un paraje extremadamente húmedo y boscoso.

beautiful-celeste-colored-silky-waters-rio-celeste-waterfall-costa-rica
Crédito: © Freepik

2. Puerto viejo de Talamanca

Puerto Viejo de Talamanca es una ciudad al sudeste de Costa Rica, en la costa caribeña. Se encuentra la provincia de Limón, haciendo frontera con el vecino Panamá. Es famosa por sus olas perfectas para el surf de Salsa Brava y sus playas, como Playa Negra. El Centro de Rescate Jaguar rehabilita linces y otros animales. El Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo tiene selvas, pantanos y manglares. Al norte, el Parque Nacional Cahuita protege un gran arrecife de coral y tiene un sitio de buceo en el que se pueden observar restos de barcos.

Puerto Viejo está rodeado de hermosas playas donde practicar surf y relajarse con el balanceo de una hamaca, aunque el mayor atractivo es recorrer el entorno natural que rodea este pueblo pesquero como el Parque Nacional de Cahuita. Puerto Viejo mantiene el mismo ambiente surfero y de reggae que tenía Bocas. Destaca la variedad de nacionalidades que visitan este poblado, dando al lugar un ambiente muy cosmopolita, y una interesante diversidad cultural. La bicicleta es el vehículo más habitual para desplazarse en este pequeño pueblo costero, para ir de compras o simplemente de una playa a la otra.

Crédito: © Álex
Crédito: © Alexánder Solórzano
Crédito: © Álex
Crédito: © Alexánder Solórzano
Crédito: © Álex
Crédito: © Alexánder Solórzano
Crédito: © Álex
Crédito: © Alexánder Solórzano
Crédito: © Álex
Crédito: © Álex

3. Bajos del Toro

Bajos del Toro Costa Rica se encuentra en la zona central de la montaña al lado del Parque Nacional Juan Castro Blanco. Asimismo, se encuentra entre Poás y Rincón de la vieja, a casi 90 minutos de San José. Esta área ofrece a los visitantes la oportunidad de explorar una parte relativamente desconocida de Costa Rica. Aunque está situado cerca de una serie de destinos turísticos populares y reservas naturales, Bajos del Toro ofrece buen entretenimiento, paisajes y vistas para disfrutar, mejor aún si se es un turista o visitante que prefiere los parajes lejos del turismo de masas. En esta zona se podrá disfrutar de la Cascada del Toro, una sorprendente caída de agua que llena el lugar del sonido de la naturaleza viva.

Artículo relacionado  Juan Carlos Gedda: "Vivimos uno de los mejores momentos de la fotografía de Naturaleza y Paisaje"

El agua se precipita por los acantilados veteados en colores vivos y salpica en un pequeño lago o reservorio de aguas color turquesa rodeadas por exuberante vegetación tropical. Una caminata alrededor de la cascada puede recompensar incluso al aventurero más fuerte con una escalada extenuante, mientras ofrece una vista en el suelo de la floreciente vida vegetal y animal. Desde acá  puede hacerse senderismo, caminatas, y hasta visitar la Reserva Natural Montaña Sagrada, que cuenta con increíble fauna nativa: 44 especies de anfibios, 32 especies de reptiles, 30 especies de mamíferos, y 144 especies de aves, destacando el Quetzal, Jilguero y la Pava de altura, entre otros.

Crédito: © Alexánder Solórzano
Crédito: © Alexánder Solórzano
Crédito: © Alexánder Solórzano
Crédito: © Alexánder Solórzano

4. Playa Avellanas

Esta playa está situada en la Costa Dorada de Guanacaste y cuenta con olas de clase mundial y playas relajantes que la convierten en un paraíso para los surfistas. Una de sus secciones de surf se llama “pequeño Hawaii”, ya que las olas pueden alcanzar hasta 5.5 metros, atrayendo a surfistas experimentados de todo el mundo.

Debido a su naturaleza aislada, Playa Avellana es un lugar tranquilo para disfrutar de un buen libro o una tranquila siesta. También es un gran lugar para disfrutar de un picnic, donde puede repostar antes de golpear las olas en la segunda mitad del día. Además, cuenta con un cementerio de manglares, con un paisaje increíble, en el que predomina este tipo de vegetación sobre un lecho de aguas poco profundas y arena.

Crédito: © Alexánder Solórzano
Crédito: © Alexánder Solórzano
Crédito: © Alexánder Solórzano
Crédito: © Alexánder Solórzano

5. Nosara

También conocida como Boca del Nosara o Bocas de Nosara es la localidad denominada como distrito sexto del cantón de Nicoya, en Costa Rica. El pueblo se encuentra a unos cuatro metros sobre el nivel del mar. Es un valle irrigado por el río Nosara y rodeado por colinas que ofrecen vistas al valle y al océano Pacífico. El lugar también es famoso por sus santuarios de vida silvestre y refugios de fauna.

Esta remota población que, en la época colonial perteneció a Nicaragua, cuenta con playas de aguas color jade, entre ellas Playa Pelada, Playa Garza Nosara y Playa Guiones, así como frondosas selvas tropicales que se encuentran pobladas por fascinantes criaturas. Nosara es perfecta para disfrutar del yoga, y cuenta con empresas especializadas en la realización de visitas turísticas no convencionales, por ejemplo en todoterreno, kayak, canoa y a caballo. Los maravillosos parajes costarricenses se convierten, de este modo, en mucho más que magníficas imágenes e impresiones inolvidables, pues son disfrutados de manera vívida y dejan una huella imborrable en la memoria.

Artículo relacionado  Alas del sur: una historia de plumas
Nosara. Crédito: © Álex
Nosara. Crédito: © Alexánder Solórzano
Nosara. Crédito: © Alexánder Solórzano
Nosara. Crédito: © Alexánder Solórzano

6. Playa de San Juanillo

San Juanillo se encuentra en el extremo oeste de Costa Rica a lo largo del Océano Pacífico, y ciudades cercanas incluyen Marbella hacia el norte, así como Ostional, Nosara y Garza, al sur. Playa San Juanillo Costa Rica es una playa remota de arena blanca y aguas turquesas cristalinas, cuya punta es bañada por el mar a ambos lados. A un extremo, tiene una formación rocosa, la cual se puede escalar sin mucho esfuerzo. Todo esto convierte a playa San Juanillo en uno de los paisajes más hermosos del país. Además, playa San Juanillo se encuentra a la par del pueblo que lleva el mismo nombre, cuya actividad principal es la pesca.

Para los que quieren llegar a esta pintoresca ciudad tan pronto como sea posible, hay un aeropuerto regional ubicado en Nosara que se puede acceder desde la capital. En el lugar encontramos botes pesqueros que ofrecen tours a ver tortugas, delfines, ballenas y hasta mantarrayas. San Juanillo es descrita como una pintura viviente: arena blanca, agua turquesa, oleaje suave y una puesta de sol digna de verla hasta el último minuto. Uno de sus atractivos más populares es el caminito de arena y las formaciones rocosas que la dividen en 2 playas, una de ellas con más arena y otra con más piedra.

Crédito: © Alexánder Solórzano
Crédito: © Alexánder Solórzano
Crédito: © Alexánder Solórzano
Crédito: © Alexánder Solórzano

7. Cahuita

Cahuita es un pueblo en la costa caribeña de Costa Rica, cerca de la frontera con Panamá. Ubicada a lo largo de la extensa Costa caribe sur, las hermosas playas de arena negra de Cahuita son algunas de las más relajantes y exóticas de Limon. Aquí se encuentra también el Parque Nacional Cahuita, donde se pueden encontrar arrecifes de coral y Playa Blanca, con arenas claras. El nombre Cahuita viene de los términos “Kawe” que significa “Sangrillo” (árbol de la zona) y “Ta” que significa “punta”, es decir “Punta Sangrillo”.

El Parque Nacional Cahuita es único en Costa Rica por su cercana relación con la comunidad, un ejemplo del manejo compartido entre la comunidad y el gobierno, para el desarrollo sostenible a nivel comunal. Se destaca la participación de los guardaparques y salvavidas comunitarios, a través de un manejo de gobernanza compartida. En la selva del parque hay tucanes, monos y tortugas. Al norte, se encuentra Playa Negra, de arena oscura, conocida por sus fuertes olas. Más al norte, se encuentra el Santuario de Perezosos, que rescata perezosos lastimados o sin familia que los cuide.

Cahuita, Costa Rica. Crédito: © Alexánder Solórzano
Cahuita, Costa Rica. Crédito: © Alexánder Solórzano
Cahuita, Costa Rica. Crédito: © Alexánder Solórzano
Cahuita, Costa Rica. Crédito: © Alexánder Solórzano
*Con información de TripAdvisor, Sistema Nacional de Áreas de Conservación de Costa Rica (SINAC) y colaboración de la periodista Alimié Torres.