Ladera Sur Comer para cambiar el mundo
Comer para cambiar el mundo

Vida Urbana

Comer para cambiar el mundo

Ya para nadie es un misterio que vivimos una profunda crisis eco-social, quizás la más aguda de esta era geológica. Actualmente, en la comunidad internacional – científica, social y espiritual (1), incluyendo a la clase gobernante – las preguntas y reflexiones están enfocadas más bien en cómo salir de la crisis de extinción que hoy enfrentamos (degradación y desaparición de especies y ecosistemas, cambio climático, desertificación, pérdida de cultura, conocimiento y tradición, agudización del hambre, inequidad, pobreza)… El desafío parece ser cada vez mayor.

Sumándose desde muchos ángulos a la urgencia del cambio, surgen propuestas e iniciativas interesantes desde disciplinas particulares como la gastronomía. Estas pretenden generar cambios socioeconómicos estructurales, que implican la modificación efectiva de nuestros hábitos de producción y consumo; de nuestro comportamiento cotidiano; y, de la forma en que nos relacionamos (con la Tierra que nos sostiene, con la comunidad que conformamos y con nosotros mismos: el cuerpo que habitamos y aquello que lo anima).

En este artículo, me referiré a una novedosa plataforma que se instaló en Chile para quedarse, ÑAM (2) es un festival de cocina que busca “cambiar el mundo comiendo”. Y se preguntarán ¡¿cómo!? Les adelanto pues que sin costosas ni sofisticadas tecnologías. Aquí va la estrategia de ÑAM.

ÑAM es una fiesta alegre y colorida, se compone de varias esferas que permiten el intercambio y el encuentro. Estas consideran diferentes disciplinas y áreas de acción. La que se lleva por lejos mayor atención – la vedette – es el Trasvasije, que consiste en un intercambio entre productores/as (agricultor/as y campesinos/as) y cocinero/as (chefs, nacionales y latinoamericanos). El productor presenta su producto estrella y el cocinero presenta – valga plenamente la redundancia – su plato estrella (con ese producto). Imaginen dos estrellas brillando, imaginen que esas estrellas han viajado años luz, cada una desde un universo remotamente distante del otro, para reunirse y brillar juntas, es un real espectáculo… ¡Rebosante de luz y creatividad!

©Valentina Vives
©Valentina Vives

La esfera que le sigue en luminosidad y tamaño al Trasvasije y su magnífico escenario, es el Ñam Mercado, un verdadero mercado de la Tierra donde se exhiben los más diversos y casi extintos productos de nuestra Tierra. Digo extintos por que nos hemos acostumbrado tanto a la comida chatarra y transnacional (entiéndase Starbucks y McDonald´s), que hemos olvidado la riqueza culinaria de nuestro territorio. Existen muchos productos alimentarios que desconocemos, porque socialmente hemos olvidado. El Ñam Mercado ha sido vitrina para importantes iniciativas y organizaciones como la Unión Nacional de Agricultura Familiar Campesina (3) (de siglas UNAF), o el Huerto Urbano Agroecológico Hada Verde (4), un espacio creado para recordarnos lo ricos que somos, que nos abre los ojos, nos acerca y hace evidente la posibilidad real de diversificar (enriquecer) nuestra alimentación, de cambiar nuestras “rutas de consumo”, para alimentar – valga nuevamente la redundancia – estrategias de comercio justo, circuitos cortos de producción y consumo responsable (libre de agroquímicos y modificaciones genéticas, con precio justo para todos y todas los involucrados en la cadena), redes de colaboración y sinergia que promuevan y practiquen todas las anteriores.

Rafael Rincón, co-creador del festival y director de ÑAM Santiago, nos dice“para ÑAM el acto de alimentarse es el gran acto humano, el que genera unión, solidaridad, inclusión, innovación, creatividad, es un acto al fin y al cabo que expresa amor. ÑAM nos conecta con los mejores momentos de nuestra vida, con el sabor de la memoria a través del alimento, y eso es un motivo de celebración!”

Al promover y celebrar los alimentos locales, se protege la identidad local, esta identidad aloja cultura, sabiduría, tradición y por qué no, es también fuente de diversidad (biológica y cultural). A diferencia de la agricultura (y la cultura) de exportación, la producción y el consumo local, fortalecen la economía in situ (y también la autonomía), el crecimiento endógeno y el desarrollo a escala humana (5), posibilitando la transición hacia sistemas productivos sustentables (económica, social y ambientalmente) en una lógica que funciona bajo los principios de la ecología, entendiendo que la Tierra, las organizaciones y los seres humanos somos sistemas vivos y complejos, íntimamente relacionados y permanentemente intercambiando materia y energía.

Otros destacables del festival, que dura una semana completa y se emplaza en el centro de SCL (principalmente en el Centro Cultural Gabriela Mistral – GAM (6) – y la Avenida Lastarria), son ÑAM Innova o ÑAMi y ÑAMcito. El primero es algo similar al Trasvasije, donde el intercambio no es el talento para cultivar y cocinar los alimentos, sino las ideas brillantes que existen en torno a la comida y la sustentabilidad, a la reflexión crítica y los emprendimientos novedosos, que son motor de cambio y algo más. ÑAMi lleva como slogan “Ideas que alimentan al mundo” y efectivamente así, son ideas nutritivas.

ÑAMcito es un espacio para la gente pequeña (pichinche en Mapuzungún, la lengua mapuche). Son los niños y las niñas que tienen un espacio para aprender y divertirse jugando a que cocinan, disfrutando el día con diferentes texturas, colores, olores y sabores. Aprendiendo de los elementos, los alimentos ricos y saludables, las plantas y semillas, la greda y la pintura, los sonidos y las imágenes, ¡es una verdadera minifiesta, la sabiduría ancestral entra por osmosis!

Muy pronto, ÑAM llegará a regiones. Comenzando por Los Ríos, la ciudad elegida fue Valdivia. Durante doce horas diarias, los días 13, 14 y 15 de noviembre de este año, el sur austral se empapará del sabor e identidad mapuche, alemana (las más marcadas en este territorio) y criolla, generándose un rico (en el sentido amplio y literal) intercambio cultural entre las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos (incluido Chiloé), todo esto en torno al río Valdivia, el mismo Calle-Calle que cambia de nombre a la altura del Mercado y la Feria Fluvial. Clásicos históricos, patrimoniales, de todos los tiempos. Un privilegio – gratuito – que no recomiendo dejar pasar por nada.

ÑAM tiene su origen en las ganas de un grupo de ciudadanos – chilenos y no –  por generar un cambio en una ciudad de Santiago teñida de gris, llena de complejos, con un espíritu esencialmente individualista. El festival, con el propósito aún firme en su quinto año de vida, busca recuperar, recordar, festejar y refrescar lo maravilloso del acto social del comer y beber, y de cómo estas acciones y sentires, permiten la (re y co) creación de realidades, paisajes sociales y culturales, paisajes naturales y agrícolas, paisajes culinarios.

ÑAM es una fiesta y una realidad cultural, porque gastronomía es cultura, es tradición y vanguardia. ÑAM es transversalidad, es reunión, es familia. Es una misma mesa donde se sientan y comparten los productores, los cocineros y los comensales. Es una plataforma de difusión con mirada latinoamericana pero protagonismo local. Sabiendo que Latinoamérica es una gran nación unida por culturas maravillosas, riquísimas, que se reflejan en sus cocinas y que hoy están floreciendo de manera extraordinaria. Chile no podía quedarse fuera.

Hoy ÑAM es una herramienta que con la que contamos todos/as los/as chilenos/as, para cambiar nuestra forma habitual (muchas veces cómoda, floja y cargada de inercia) de ver, de existir y de construir realidades. Una forma y una racionalidad que serán determinantes para la vida (o la desaparición) de la humanidad, los próximos años. Por esto, por todo el gusto y el placer de vivir, compartir y celebrar, ÑAM, te doy gracias y deseo una larga y provechosa vida.

¡Que broten más iniciativas como esta por todas partes, que ÑAM expanda su espíritu en las cuatro direcciones, de Arica a Punta Arenas nutriendo Chile de saberes y sabores!

Ñam Tour. ©Valentina Vives
Ñam Tour. ©Valentina Vives

Video Ñam Santiago 2015

(1) Encíclica Papal

(2) http://www.niamsantiago.cl/

(3) http://www.unafchile.cl/

(4) http://huertohadaverde.blogspot.cl/

(5)http://www.max-neef.cl/descargas/Max_Neef-Desarrollo_a_escala_humana.pdf

(6) http://www.gam.cl