Aun cuando el verano no ha comenzado, las altas temperaturas ya comenzaron a manifestarse en gran parte del territorio nacional. Y mientras muchos ya empezaron a pensar en las vacaciones, la playa y la piscina, otros comenzaron a preocuparse por el calor y la salud de sus animales de compañía. Y es que si para nosotros es un reto mantenerse fresco, para las mascotas es aún más difícil.

gato disfrutando del aire fresco. Créditos: Cortesía de 65ymas.com
gato disfrutando del aire fresco. Créditos: Cortesía de 65ymas.com

Esto se debe a que animales como perros y gatos, a diferencia de los humanos, tienen mayor dificultad para controlar el aumento de la temperatura ya que no sudan, su mecanismo de enfriamiento es el jadeo, por lo que les cuesta mantenerse frescos y son más vulnerables al calor.

Si no se toman los resguardos necesarios para protegerlos, los animales domésticos pueden verse afectados por situaciones de riesgo como cansancio excesivo, falta de apetito, deshidratación, golpes de calor y otras condiciones de mayor gravedad, que incluso pueden ser fatales. Por ello es que el calor es un factor muy importante en el cuidado de las mascotas.

  • Teo. Créditos: ©Barbara Tupper
  • Teo. Créditos: ©Barbara Tupper
  • Teo. Créditos: ©Barbara Tupper

Así mismo, vale destacar que las razas de perros y gatos que son de cabeza ancha y plana, de nariz muy pequeña, denominados braquiocefálicos, como los gatos persas y perros bulldog, están más predispuestas a tener mal manejo en altas temperaturas. Esto debido a su composición anatómica, ya que les cuesta respirar, por lo tanto, no bajan su temperatura con facilidad y a veces el jadeo no es suficiente para ayudarlos a refrescarse, por ello es que es muy común que estas razas padezcan un golpe de calor al salir a pasear en horarios de altas temperaturas o lo exponemos al sol en un día muy soleado.  

Por esta razón, desde la Comisión de Tenencia Responsable de Mascotas del Colegio Médico Veterinario (Colmevet), entregan siete recomendaciones para prevenir graves efectos en la salud de nuestros amigos peludos, tanto física como mental. A continuación te lo contamos.

  • Canela. Créditos: ©Sofía Sánchez
  • Canela. Créditos: ©Sofía Sánchez

Privilegia ciertos momentos del día para su alimentación:

Dale de comer a tu mascota durante las horas más frescas del día. De esta forma no bajarás su ingesta de nutrientes.

Artículo relacionado
¿Cuándo volver a visitar áreas protegidas en Chile? Fechas, limitaciones y precauciones para una vuelta gradual

La hidratación es muy importante:

Mantén siempre agua limpia y fresca a su alcance, en un lugar con sombra, aunque esto implique cambiarla varias veces al día. Cuando atravesamos una ola de calor es esencial que los animales tengan acceso a agua fresca para mantenerse hidratados. La deshidratación es uno de los primeros síntomas de un golpe de calor.

Perro en una pileta. Créditos: ©Getty images
Perro en una pileta. Créditos: ©Getty images

Refugio con sombra:

Si tu perro o gato permanecen en el exterior (patio) asegúrate de tener un refugio donde pueda resguardarse en horas de calor. Un espacio con sombra también ayudará a realizar sus actividades cotidianas. Por otro lado, proporcionar zonas con agua para que las mascotas se tumben o jueguen puede ser una buena forma de ayudarlas a mantenerse frescas.

Cabe destacar que la radiación solar afecta de manera especial a perros y gatos de pelaje blanco, claro y fino, por lo que hay que evitar su exposición al sol y es aconsejable el uso de bloqueador solar (recetado por un médico veterinario). Hay que revisarles orejas y nariz constantemente y ante la presencia de dermatitis o costras de debe consultar de inmediato al especialista.

Bizcocha. Créditos: ©Tamara Núñez
Bizcocha. Créditos: ©Tamara Núñez

Prefiere las superficies frescas:

Si tu mascota permanece dentro de la casa, revisa que tenga acceso a lugares frescos, como los pisos de baldosas y lugares donde haya circulación de aire. Por otro lado, los animales que permanecen en jaulas o madriguera pueden tener dificultades para escapar del calor cuando el sol se mueve por el jardín, por lo que es necesario trasladarlos o crearles una sombra para evitar el riesgo de insolación.

Cabe destacar que el baño no debiese ser una práctica habitual en las mascotas, ya que esto puede ser perjudicial, igualmente, para su piel, por lo que es más recomendable mantenerlos en un ambiente fresco o proporcionarles zonas húmedas. Sin embargo, si esta con un golpe de calor y no hay como bajar la temperatura, un baño es una alternativa de emergencia.

Artículo relacionado
Perros y gatos en casa o bien supervisados para proteger a la fauna nativa en playas y otras áreas naturales

Por otro lado, una mascota con tenencia responsable (vacunas, desparasitación, cepillados, controles médicos al día) no necesita de un corte de pelo para mantenerse frescos.

  • Gato durmiendo en una planta. Créditos: Cortesía de recreoviral.com
  • Gato durmiendo en una planta. Créditos: Cortesía de recreoviral.com

Evita los paseos en horarios con altas temperaturas:

Nunca se debe pasear a una mascota en horas de máximo calor, es preferible hacerlo temprano en las mañanas o en la noche. De esta forma evitamos su exposición a los rayos UV y posibles lesiones en los cojinetes por contacto con superficies calientes. Recordemos que el pavimento, en horarios de altas temperaturas, puede llegar a estar muy caliente y provocar quemaduras en nuestros animalitos.

¡Ojo con los autos!:

Nunca dejes a tu mascota en espacios cerrados y expuestos a altas temperaturas, como autos o lugares sin ventilación. Como comentamos anteriormente, los animales de compañía están mucho más expuestos a sufrir un golpe de calor que las personas, por lo que a veces “unos pocos minutos” pueden resultar fatales.

Perro al interior de auto. Créditos: ©Getty images
Perro al interior de auto. Créditos: ©Getty images

Acude a un médico veterinario en caso de ser necesario:

Si tu mascota llegase a presentar signos de golpe de calor, moja sus patas con agua helada, humedece su abdomen con toallas mojadas, y llévalo rápidamente a un centro médico veterinario para su atención. En ese sentido, el jadeo excesivo (intenso y sin descanso), coloración moradas de mucosas, desorientación, son signos graves de golpe de calor.

Golden Retriever jadiando. Créditos: ©Tamara Núñez
Golden Retriever jadeando. Créditos: ©Tamara Núñez
Comenta esta nota

Comenta esta nota

Responder...