Ladera Sur San Fabián de la Revolución
San Fabián de la Revolución

Medio Ambiente

San Fabián de la Revolución

Juan Carlos Covarrubias es el creador del plan comunal para gestionar desechos de su ciudad, San Fabián de Alico. Hoy en LS, nuestro colaborador Edmundo Hermosilla nos cuenta cómo este joven logro cambiar la mentalidad de sus vecinos.

En la octava región se encuentra el hermoso valle del río Ñuble. Los cerros que lo circundan se encuentran bañados por los bosques más verdes que vi. Las hojas del Raulí y la corteza del Gualo no son iguales en ningún otro lugar, y miran atentos el correr del río desde su posición privilegiada y eterna en el Malalcura. Gracias a esos habitantes, el paisaje del valle se muestra camaleónico durante todo el año, cambiando lenta e imperceptiblemente de color con cada paso del tiempo.

La belleza escénica del valle, cuna de Violeta y Nicanor, es sin duda una invitación total a conocer la zona, sus habitantes, sus costumbres y su comida. Pero no es sobre el paisaje que quiero escribir.

Juan Carlos Covarrubias con el compost cosechado para repartir.
Juan Carlos Covarrubias con el compost cosechado para repartir.

Hace ya unos años, Juan Carlos Covarrubias tocó la puerta de la municipalidad y pidió hablar con la Alcaldesa para decirle que la basura es un invento del hombre y le propuso un plan comunal para gestionar los deshechos domiciliarios. La propuesta comenzó con dos ejes principales, uno de concientización respecto de los beneficios sociales, económicos y medioambientales de aprovechar la riqueza de los residuos y por otro lado una logística de retiro selectivo de desechos orgánicos a nivel domiciliario y su traslado para su tratamiento y reutilización.

Así, se consolidó una nueva institución en la comuna: La Unidad Ambiental de San Fabián de Alico, cuyo objetivo era abaratar los costos del traslado de basura, dado que esa comuna utilizaba el relleno sanitario de Chillán Viejo distante a 80 kilómetros del lugar y por ende, altos costos económicos y ambientales en ¡trasladar basura! Es decir, este proyecto reduce la huella ecológica de los sanfabianinos. Para esto, se decidió entonces no volver a concesionar a privados el retiro de residuos sólidos y comenzar un plan auto gestionado desde la Unidad Ambiental.

cuadro toneladas basura anual © Biodiversa
cuadro toneladas basura anual © Biodiversa

Es momento de masticar un poco la propuesta.

Realizar un trabajo comunitario de concientización ambiental, en la que las familias separan sus residuos y los entregan a la Unidad Ambiental, que se encarga de recolectarlos y tratarlos, todo con el apoyo de la Municipalidad. Con esto, la municipalidad ahorra costos de traslado de deshechos mientras que la materia orgánica es tratada para convertirla en compost. Es decir un proyecto con mejor relación de costos y beneficios (¡incluso a nivel económico!) que el statu-quo anterior. Algunas personas serán recorridas por un escalofrío de esperanza en este momento.

Entonces, en diciembre de 2013, cada familia recibió de parte de la Unidad Ambiental un balde para recibir los desechos orgánicos, el que encontró un buen lugar en las cocinas de los hogares ahí al lado del viejo y reinventado “basurero”. Cada martes a partir de ahí, las familias salen a la calle con lo reunido durante la semana y lo entregan a la Unidad, que lo lleva a un terreno municipal donde serán procesados para convertirse en abono orgánico.

El plan fue un éxito, la gente de San Fabián enganchó rápidamente, con lo que las 60 familias del plan piloto inicial pasaron a ser cuatro poblaciones completas, duplicando ese número. La generación de basura de los sanfabianinos se redujo drásticamente y al cabo de 10 meses, se cosecharon 3 toneladas de humus, las cuales fueron repartidas a todas las familias que participaron en el plan para que dispusieran de ese abono en sus huertas y jardines.

La motivación de esas familias ha sido tal, que la Unidad Ambiental ofrece asesoría gratuita a las familias que quieran realizar el proceso en sus casas, pero no a través de compostaje, sino a través de lombricultura, para así obtener humus, el mejor fertilizante del universo.

Los dejo invitados a agregar a la Unidad Ambiental de San Fabián a sus contactos de Facebook y así podrán seguir todos sus proyectos, como el nuevo Vivero Comunal, en el que invitan a la comunidad a sembrar y a trabajar en él. Pero sobre todo, porque es un grupo de personas que trabajan de forma real y potente para cambiar aquellas cosas que no resisten análisis, como la despreocupada e irracional política de residuos que tenemos como sociedad.

 

Datos interesantes:
¿Sabías que cada persona en Chile produce en promedio 1,3 kilos de basura al día?
¿Sabías que entre un 65% y un 55% de la basura que generamos es material orgánico?
¿Sabías que la mayoría del porcentaje restante es completamente reutilizable?
¿Sabías que hay evidencia de que un 50% de los suelos agrícolas del planeta muestran signos avanzados de erosión?
¿Sabías que el humus es la mejor medicina para esos suelos?

 

Más familias participando © Juan Carlos Covarrubias
Más familias participando © Juan Carlos Covarrubias