Con retazos de madera, plumones acrílicos y cuerdas de cáñamo, Gerardo Cortés Vásquez, se pasea por las distintas plazas del sector sur de la capital poniendo carteles con los nombres de las especies de árboles que se encuentren en su camino. Una satisfactoria labor que ya lleva haciendo desde septiembre de este año, con el objetivo de enseñar acerca de las distintas especies arbóreas que existen en las zonas urbanas de Santiago, y así promover el amor y cuidado de nuestras escasas áreas verdes al interior de la ciudad.

Palmera China en San Miguel ©Gerardo Cortés Vásquez
Palmera China en San Miguel ©Gerardo Cortés Vásquez

Gerardo se desempeña como compositor y profesor de música de pre básica de la comuna de San Miguel, profesión que lo ha llevado a aprender un sinfín de especies de flora y fauna exótica y nativa de la zona centro de Chile para poder transmitir estas temáticas a sus niños a través de la música. “Yo le compongo canciones a mis niños y comencé a hacer música sobre la flora y fauna porque me di cuenta de que no había material sobre estas temáticas. Esto me ayudó a conocer la flora y fauna y ahora reconozco casi todas las plantas que existen en los jardines y en las plazas. Por lo tanto, poner carteles fue una de las ideas que se me ocurrió para poder enseñar lo que sabía a muchas más personas”, señala el músico.

Celtis en plaza de San Miguel ©Gerardo Cortés Vásquez
Celtis en plaza de San Miguel ©Gerardo Cortés Vásquez

Por cada plaza o área verde Gerardo coloca alrededor de 20 carteles, con el nombre de una especie distinta en cada uno de ellos. Actualmente, el compositor ha visitado alrededor de 19 plazas y un parque, colocando más de 480 carteles desde que comenzó su labor hace 3 meses.

San Miguel posee aproximadamente 247.752 m² de áreas verdes correspondientes a parques, plazas, plazoletas, bandejones, platabandas y jardines, de las cuales a 205.686 m² (83 % del total) se les realiza mantención por la administración municipal de acuerdo a información proporcionada por la Dirección de Medio ambiente, Aseo y Ornato de la municipalidad.

Melia en plaza de la comuna de San Miguel ©Gerardo Cortés Vásquez
Melia en plaza de la comuna de San Miguel ©Gerardo Cortés Vásquez

En este sentido, se presenta un valor de 2,30 m² de áreas verdes por habitante, representando una brecha importante respecto al promedio regional que cuenta con aproximadamente 4,5 m² de áreas verdes por habitante, lo que a su vez está muy por debajo de las recomendaciones mundiales, quienes recomiendan entre 9 y 11 m²  de áreas verdes por habitante.

Artículo relacionado
La rana chilena ¿un sobreviviente más o ha llegado su fin?

Por lo anterior es que toma gran importancia la labor que realiza Gerardo en las distintas áreas verdes de la comuna, puesto que gracias a su trabajo se logra reconectar a las personas con sus diferentes plazas y parques, y generar más conciencia respecto a la importancia del cuidado y conservación del escaso patrimonio natural de nuestras zonas urbanas.

Maitén en plaza de San Miguel ©Gerardo Cortés Vásquez
Maitén en plaza de San Miguel ©Gerardo Cortés Vásquez

Como señala el profesor de música: “En verdad he visto un buen fruto de mi trabajo porque la gente lo utiliza y lo agradece. Aparte, al tener nombre la gente tiende a cuidar más las cosas, no botar basura por ejemplo. Entonces, los árboles al tener un nombre tienen una identidad que la gente, por algún motivo, tiende a respetar.”

Hasta el momento, Gerardo ha llevado a cabo este proyecto únicamente en la comuna de San Miguel. Sin embargo, actualmente se encuentra en comunicación con las municipalidades de San Joaquín, Pedro Aguirre Cerda y La Cisterna para ampliar su labor a estas comunas.

“Lo que pretendo lograr es que la gente aprenda. Siento que estamos en una ignorancia inmensa en todos los aspectos. Entonces, si cada persona pudiera enseñar lo que sabe, estaría generando un cambio. Tengo una idea que es que cuando uno regala tiempo enseñando, rompe el sistema. Entonces lo que tenemos que hacer es que si tienes conocimiento de algo, regálalo a la comunidad. Eso es lo que pienso que tenemos que hacer, seguir con nuestra vida diaria, pero regalar un poco de nuestro tiempo y así vamos aportando y saliendo de esta ignorancia que es realmente apabullante”, indica Gerardo Cortés.

Pimiento en San Miguel ©Gerardo Cortés Vásquez
Pimiento en San Miguel ©Gerardo Cortés Vásquez

Gerardo, desde que comenzó su proyecto en septiembre de este año, ha recibido el apoyo y la aceptación de los vecinos, así como de distintas instituciones gubernamentales,  lo que le ha permitido ampliar su alcance e ir generando, poco a poco, una labor que involucre a toda la comunidad. Así mismo, recibe distintas donaciones de materiales de parte de la comunidad, como plumones, retazos de madera, o incluso donaciones de dinero.

Artículo relacionado
La científica argentina Micaela Camino, defensora de El Chaco, el pecarí quimilero y las comunidades locales

“La gente siempre se acerca y se asombra cuando me ve poniendo los carteles y me agradece. Uno de los casos más bonitos que me llegó emocionar fue una vez que estaba poniendo carteles cerca del museo Cielo Abierto. Entonces sale un vecino y me dijo que la plaza se veía muy bonita, el lugar donde él vivía, y que eso era digno para ellos. Le estábamos dando dignidad. Entonces es realmente emocionante”, dice Gerardo.  

Gerardo Cortés junto a un cartel con el nombre Peumo ©Gerardo Cortés Vásquez
Gerardo Cortés junto a un cartel con el nombre Peumo ©Gerardo Cortés Vásquez

Como mencionamos más arriba, Gerardo está conversando con los departamentos de áreas verdes de diferentes municipalidades de la zona sur de nuestra capital, con el fin de seguir ampliando su labor y no solo enseñar a la comunidades, sino que hacerlas partícipes de esta iniciativa y darles la oportunidad de apropiarse de las distintas áreas verdes de sus barrios.

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Responder...