Ladera Sur Ignacio Walker: “Trabajar en la primera y más grande serie de este tipo que se haya hecho para streaming es un honor”
Ignacio Walker: “Trabajar en la primera y más grande serie de este tipo que se haya hecho para streaming es un honor”

Naturaleza

Ignacio Walker: “Trabajar en la primera y más grande serie de este tipo que se haya hecho para streaming es un honor”

A sólo días de estrenarse a nivel internacional Our Planet, la primera gran producción de vida silvestre de Netflix, entrevistamos a Ignacio Walker, director de fotografía y camarógrafo de vida salvaje chileno que participó en la serie que este 5 de abril promete sorprender con espectaculares imágenes de la naturaleza. ¡Los invitamos a conocer más detalles de su participación en éste y otros documentales de vida silvestre!

Tras cuatro años de espera, este 5 de abril Netflix lanzará finalmente su esperada megaproducción de vida silvestre Our Planet. La serie, compuesta por 8 capítulos y narrada por David Attenborough y Salma Hayek –en su versión en español–, llevará al público a recorrer la belleza y fragilidad del mundo en el que vivimos a través de impresionantes imágenes filmadas en 50 países alrededor del mundo, gracias al trabajo de más de 600 personas que formaron parte del equipo de producción y filmación, muchos de los cuales han trabajado antes en series de naturaleza de la BBC.

Tal es el caso de Ignacio Walker (33), director de fotografía y camarógrafo de vida silvestre chileno, que tras cinco años trabajando para la BBC llegó a participar de este proyecto como parte del equipo de camarógrafos. Sus imágenes grabadas en el desierto de Atacama en Chile y en Colombia, aparecerán en dos capítulos de la serie. Hoy junto a Agua Mineral Puyehue, les traemos una entrevista con Ignacio, el último entrevistado de una sección que destaca a personas que están en busca del equilibrio, para conocer más detalles de su trayectoria trabajando en documentales de vida silvestre.

¿Qué significa para ti participar en Our Planet?

¡Es increíble! La televisión tiene los días contados y las plataformas de streaming han revolucionado la forma de hacer tanto cine como series. Y curiosamente Netflix ha sido de las mejores plataformas para que todo el contenido de naturaleza llegue de manera mucho más accesible a la gente. Entonces trabajar en la primera y más grande serie de este tipo que se haya hecho jamás en el mundo por un servicio de streaming tan importante, para mí es un tremendo honor.

En el fondo la razón por la que yo trabajo en esto, además de ser muy entretenido, es el comunicar un mensaje de conservación y de generar consciencia del lugar en el que vivimos. Es usar el medio audiovisual para entregar el mensaje a la mayor cantidad de gente posible.

¿Cómo llegaste a participar de este proyecto?

Llevo 5 años trabajando de freelance para BBC y para Silverback Films, una productora que les hace parte de los contenidos –y que ahora trabaja en el proyecto de Netflix–. Cuando partió Our Planet una de las secuencias que se filmaban era en Sudamérica y, como yo ya había trabajado con ellos,  naturalmente me involucré en esa filmación. Fue de hecho una de las primeras secuencias de este tipo de documentales que se filmaba con drone. Esto fue hace 4 años atrás, y estas series se demoran 5 años en hacerse, entonces tú no ves las secuencias hasta mucho después. Resultó bien y después me mandaron a Colombia a grabar.

Yo trabajo con drone, en tierra y además soy buzo, entonces soy un pack conveniente. Y me mandaron a la Sierra Colombiana, ahí había que filmar un río espectacular con formaciones geológicas impresionantes. Vimos nutrias de río, caimanes y serpientes de río de 3 metros que son parte del ecosistema de Caño Cristales. Todo lo van a ver en las imágenes que se estrenan el 5 de abril.

©Cortesía de Ignacio Walker
©Cortesía de Ignacio Walker

¿En qué otros proyectos has participado relacionados a conservación?

Estuve en una expedición con Fabián Cousteau y con un grupo de científicos de San Diego.  Fuimos a la isla Curazao en las antillas holandesas, a buscar extractos de esponja marina a mucha profundidad para encontrar la cura del cáncer, porque se cree que las esponjas tienen un componente que podría dar la cura. Estuvimos en Curazao buceando a nivel de la superficie y hasta 40 metros de profundidad recolectando esponjas, también recolectamos a 120 m de profundidad con un submarino. Esa fue una de las experiencias más increíbles, porque meterte en un submarino a tal profundidad, cuando ya se pone todo oscuro y te encuentras con especies que nunca has visto, es muy impresionante.

Fuera de eso trabajé también en Attenborough and The Giant Dinosaur, que fue una serie del dinosaurio más grande encontrado en Argentina hasta ahora. Tener tus tomas con el nombre de David Attenborough sobre ellas mientras narra el documental… ¡puedo morir tranquilo!

Submarino en Curazao ©Cortesía de Ignacio Walker
Submarino en Curazao ©Cortesía de Ignacio Walker

Ignacio cuenta que siempre quiso hacer documentales de vida silvestre. “A los 15 años me iba a grabar animales con una handicam”, recuerda. Para lograr su cometido, estudió Dirección de Fotografía en la Escuela de Cine de Chile y después viajó a Nueva York donde tomó un curso de documentales en la NYU. Su primer proyecto profesional fue la serie Mundo ad Portas junto a Mariela Subercaseux y Eugenio Cox, emitida por el canal 13C. “Era un programa de viajes donde visitamos siete países del sudeste asiático y seis de medio oriente. No tenía nada que ver con animales, pero después de esa serie me enfoqué en la BBC”, cuenta Ignacio, quien comenzó a ir a los festivales internacionales de vida silvestre.

¿Y en estos festivales fue que hiciste los contactos para llegar a trabajar a la BBC?

Exactamente. El primer contacto que hice fue con BBC con un productor que estaba haciendo una serie en la Patagonia. Yo quería filmar un documental del huemul en esa época, que sigue pendiente, y gracias a eso tenía algunas escenas de la Patagonia en las cuales ellos se vieron muy interesados y armamos equipo con Cristián Muñoz Donoso que tenía mucha más experiencia y estaba haciendo esta serie con René Araneda, y todos trabajamos en diferentes secuencias de la serie Patagonia. Ahí yo estaba recién empezando. Y conociendo personas en el festival, llegué también a trabajar en la serie The Hunt de la BBC, filmando nutrias marinas en Chile y orcas en Argentina.

Si alguien se quiere meter en esta industria, la forma es llegar a los festivales y conocer gente. Ahí uno tiene acceso a los Spielberg de la industria, pero ahí mismo, porque es una industria muy chica entonces tú te puedes acercar a los grandes productores. 

Filmando en la costa central de Chile ©Cortesía de Ignacio Walker
Filmando en la costa central de Chile ©Cortesía de Ignacio Walker

¿Qué dirías que es lo más importante que necesitas saber para ser un buen camarógrafo de vida salvaje? 

Para filmar animales con BBC o con quién sea, saber de comportamiento animal es esencial. La regla de oro es no intervenir en el entorno y respetar a los animales. Hay un código moral o ético que uno tiene que seguir. Y esto es un poco de suerte y mucha experiencia. Filmar un animal es fácil, filmar comportamiento animal, no. Lo que separa a un camarógrafo de vida silvestre de cualquier otro es captar el comportamiento y todo lo que lo antecede y pasa después. Tener todas esas secuencias es muy difícil porque tienes que estar en el lugar correcto en el momento correcto y eso requiere experiencia, observación y mucha paciencia. Tienes que estar atento y preparado.

Cuando comenzaste a dedicarte a ser camarógrafo de vida silvestre, ¿tuviste una especie de mentor?

Yo partí como asistente y la mayoría de los camarógrafos parten de asistentes. La primera vez que trabajé en comportamiento animal fue filmando nutrias marinas en Chile. El camarógrafo era Mark Smith, que se hizo famoso por grabar los leopardos de las nieves para Planet Earth I. Yo cuando lo vi y caché que iba a trabajar con él fue como un sueño, esa es una de las secuencias más emblemáticas de la serie Planeta Tierra. Estuve dos meses con Mark filmando los chungungos para la serie The Hunt y obviamente todas las noches conversábamos y cuando él filmaba yo lo observaba. Porque generalmente tú como asistente, es muy raro que estén los dos juntos porque pierdes una oportunidad de observación. Él está ahí y mientras mira por la cámara no ve a su alrededor, entonces tú con una radio le avisas “por la derecha viene la nutria, o tal animal”. Uno aprende naturalmente siendo asistente.

Orcas en Argentina ©Cortesía de Ignacio Walker
Orcas en Argentina ©Cortesía de Ignacio Walker

¿Cuáles dirías que son los grandes obstáculos que has encontrado en el camino?

Yo creo que lo más difícil es que tienes que lidiar con personas. Poner de acuerdo a un grupo de personas grande repartidos por los rincones de más difícil acceso es complicado, pero no tanto como la gente con la que tú tienes que lidiar en terreno. Mucha gente me pregunta si no me da susto filmar leones, pumas o meterte al amazonas y que te salga una anaconda, pero los animales salvajes tienen un comportamiento muy predecible si uno es observador y te enfocas, el humano no. Si te conectas con tu entorno natural, finalmente no hay nada a lo que tenerle miedo. Y esto lo aprendí en el curso de comportamiento animal que hice en África, entre Botswana y Sudáfrica, donde estuvimos acampando por dos meses en la mitad de la sabana.

©Cortesía de Ignacio Walker
©Cortesía de Ignacio Walker

En un trabajo como éste, ¿cómo encuentras el equilibrio?

Es lo más difícil de esta industria, el equilibrio. Es un trabajo que te exige 6 a 9 meses al año en terreno y eso tiene un costo muy alto en tu vida personal. Y es la mejor pega del planeta, tienes las experiencias más increíbles que te puedas imaginar, pero si te dedicas 100% a eso, es a costa de todo lo demás y eso es difícil. No es una industria family friendly.

Hace dos años que vivo en Hollywood y hoy trabajo repartido entre ficción y naturaleza. La gracia de Hollywood es que por mucho que te guste o no, las películas llegan a las audiencias más grandes del mundo. Hoy estoy encontrando mi balance entre hacer películas grandes y tener una base un poco más estable, es decir no viajar tanto, y trabajar en documentales de conservación una, dos o tres veces al año. Pero mi propósito es poder llevar ese mismo mensaje de conservación tanto a través de películas como documentales.

¿Y tienes algún proyecto nuevo en camino?

No puedo decir mucho, pero con el boom de los servicios de streaming estamos generando mucho contenido como industria, y a través de nuestra productora Chronos Cinema, estamos estableciendo un puente entre Chile y EE.UU. para generar contenido interesante y de alta calidad.

©Cortesía de Ignacio Walker
Colombia ©Cortesía de Ignacio Walker

Para quienes quieran conocer más detalles de la experiencia de Ignacio Walker en documentales de naturaleza, este jueves 4 de abril a las 19.00 horas dará una charla gratuita sobre su participación en Our Planet de Netflix y otras producciones de BBC en la Universidad Mayor, Campus El Claustro.

Agua Mineral Puyehue te invita a buscar tu equilibrio y a compartir qué es lo que más te hace feliz. Usa el hashtag #buscaelequilibrio en tus fotos y revisa las historias de los buscadores, aquí.