La Oficina Ejecutiva de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP) anunció la designación de Las Salinas de Huentelauquén, como “sitio de importancia regional” de la RHRAP.  El área se ubica al interior de la Comunidad Agrícola de Huentelauquén, en la Comuna de Canela, Región de Coquimbo y su extensión es de 2.772 hectáreas.

Charca Estacional. Vista aérea. Foto Víctor Bravo
Charca Estacional. Vista aérea. © Víctor Bravo

Se trata de un conjunto de ecosistemas de playas, llanos, dunas, charcas estacionales y quebradas que configuran en su conjunto, un mosaico interconectado de zonas naturales de alta diversidad, amenaza y escasa representatividad en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas de Chile. Las Salinas de Huentelauquén son parte de una serie de humedales litorales insertos en una matriz de características áridas, que sirven como sitio de reproducción y/o alimentación a numerosas aves playeras residentes como migratorias boreales y australes de la ruta migratoria del Pacífico de las Américas y la ruta interior de las américas o Mid-continental.

Charca Estacional. Vista terrestre. Foto César Piñones
Charca Estacional. Vista terrestre. ©César Piñones

Diego Luna Quevedo, Especialista en Conservación de la RHRAP señaló que “en votación unánime de nuestro Consejo Hemisférico se declaró el sitio de importancia regional reconociendo el valor del área para la invernada del chorlo de campo (Oreopholus ruficollis ruficollis) y el chorlo nevado (Charadrius nivosus occidentalis). En Chile el chorlo nevado está clasificado como ‘Vulnerable’ mientras que el c4+horlo de campo ‘Casi amenazado’  entre las regiones de Antofagasta y Los Lagos. Las poblaciones de ambas especies muestran tendencias a la declinación y se requiere redoblar esfuerzos a escala local e internacional para recuperarlas”.

Chorlo Chileno. Sitio Ramsar Las Salinas de Huentelauquén. Foto César Piñones
Chorlo Chileno. Sitio Ramsar Las Salinas de Huentelauquén. ©César Piñones

El sitio fue postulado por la Red de Observadores de Aves y Vida Silvestre de Chile (ROC) con el compromiso de la Comunidad Agrícola de Huentelauquén y el apoyo de la Armada de Chile, a través de la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante, la Municipalidad de Canela y el  Ministerio de Medio Ambiente,  además de diversas organizaciones locales, especialmente las escuelas y jardines de Huentelauquén y Mincha, una localidad adyacente al sitio. Astrid Angélica Ahumada Godoy, Secretaria de la Comunidad Agrícola Huentelauquén, señaló que “la declaración como sitio RHRAP es un reconocimiento internacional a los esfuerzos de nuestra comunidad por preservar el patrimonio natural para las generaciones actuales y futuras. Esperamos avanzar con proyectos que permitan la conservación en beneficio del desarrollo local”.

Chorlo de Campo en Llanura Huentelauquén. Foto César Piñones
Chorlo de Campo en Llanura Huentelauquén. ©César Piñones

Por su parte César Piñones, Director de la ROC, quien lideró la postulación del sitio a la RHRAP mencionó que “nuestra primera tarea es colaborar en ordenar el área y aportar evidencia científica para la toma acciones de manejo que permitan abordar las diversas amenazas que enfrenta; cambios en hidrología, y uso de suelo y tránsito de vehículos por playas y dunas entre otros. La participación directa de la comunidad local será la pieza clave para eliminar estas barreras”, señaló.

Playa de Arena. Vista aérea de la desembocadura del río Choapa. Foto de Víctor Bravo
Playa de Arena. Vista aérea de la desembocadura del río Choapa. ©Víctor Bravo

La RHRAP es una estrategia internacional que tiene como misión conservar las aves playeras y sus hábitats a través de una red de sitios clave en las Américas. Con la inclusión de Las Salinas de Huentelauquén, la red suma ahora 114 sitios en 18 países (7  de ellos en Chile) abarcando más de 15,5 millones de hectáreas de reservas.

Chorlo Nevado. Pablo Gutiérrez-ROC
Chorlo nevado. ©Pablo Gutiérrez/ROC
Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.