Ladera Sur Felinos de Chile: una guía de las 5 especies que habitan el país
Felinos de Chile: una guía de las 5 especies que habitan el país

Naturaleza

Felinos de Chile: una guía de las 5 especies que habitan el país

¿Qué felinos habitan nuestro país? ¿En qué se diferencian? ¿Cuál es su estado de conservación? y ¿Dónde podemos encontrarlos? Encuentra todas las respuestas a estas preguntas en esta guía de felinos de Chile creada por nuestra periodista Javiera Ide.

Quizás no lo sabías, pero existen 5 gatos salvajes nativos distribuidos a lo largo de todo el territorio chileno. Aparte del puma, el más conocido de todos, existen 4 especies más pertenecientes a la familia Leopardus: gato Colocolo (Leopardus colocolo), gato Andino (Leopardus jacobita), gato Güiña (Leopardus guigna) y gato de Geoffoy (Leopardus geoffroyi). Todos de hábitos preferentemente nocturnos y, debido a la acción del hombre, en diversas categorías de amenaza.

Dentro de los principales motivos que han hecho que sean especies frágiles,  está que durante las últimas décadas se han enfrentado a la pérdida y fragmentación de sus hábitats naturales debido a la expansión agrícola, forestal y ganadera. También, grandes incendios forestales han exterminado porciones considerables de bosque nativo. A esto hay que sumarle que varios de estos felinos están perdiendo paulatinamente sus fuentes de alimento debido a la desaparición de especies menores, como por ejemplo las chinchillas y vizcachas en el norte del país, el principal alimento del gato andino.

Aunque cueste creerlo, otro de los motivos que los tienen en un frágil estado de conservación es la cacería indiscriminada que existe en ciertos sectores de Chile. Los objetivos del exterminio son variados: su codiciada piel, creencias religiosas de pueblos andinos, y protección a los animales domésticos como gallinas. Otra amenaza a considerar son los ataques de perros asilvestrados que se propagan cada vez más, invadiendo territorios frágiles y naturales.

Existe poca información y estudios relacionados a nuestros felinos silvestres, y uno de los motivos es que investigarlos no ha sido tarea sencilla. Hoy, gracias a la adopción de diferentes tecnologías como las cámaras trampa, los especialistas han podido observarlos en su hábitat natural, conociendo un poco más de sus hábitos y distribución geográfica.

A continuación en Ladera Sur, te contaremos las principales características de cada uno, su estado de conservación y lugar donde puedes encontrarlos.

Puma

©Christian Muñoz-Donoso
©Christian Muñoz-Donoso

Su hábitat se encuentra desde el Yukón en Canadá hasta el Estrecho de Magallanes. Es un felino propiamente americano y es el más grande de las 5 especies que habitan en Chile, siendo el cuarto más grande del mundo, junto con el leopardo y después del tigre, el león y el jaguar. El principal carnívoro terrestre chileno, es un animal solitario y sumamente territorial que puede llegar a medir hasta 2 metros.

Estado de Conservación: Preocupación Menor

Distribución: En la actualidad, debido al poblamiento humano, su distribución se ha reducido a zonas cordilleranas y precordilleranas, tanto de la Costa como de Los Andes a lo largo de todo el territorio nacional.

Gato Montés Andino

©Alianza Gato Andino
©Alianza Gato Andino

Es considerado el felino más hermoso de Chile y puede alcanzar 60-80 cm de longitud, más una larga y vistosa cola de unos 35 cm. Tiene un pelaje con diseño y manchas de color café y rojizo sobre un fondo café grisáceo. Esta particularidad lo hace muy cotizado para algunos pueblos andinos como el Aymara, que suele cazarlo por creencias religiosas. Sus pieles son utilizadas en variadas ceremonias y fiestas tradicionales.

Distribución: Nativo de América del Sur, su presencia se limita a las regiones andinas del centro y sur de Perú y al norte de Chile, Bolivia y Argentina. Se encuentra en zonas rocosas entre los 2.000 mil y 5.000 metros sobre el nivel del mar. En Chile habita en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta.

Estado de Conservación: Es considerado como el felino con el mayor grado de amenaza en América y uno de los gatos menos conocido a nivel mundial, encontrándose entre los cinco felinos más amenazados del mundo. Ante esta frágil situación, han nacido instancias como la Alianza del Gato Andino, una red multinacional e interdisciplinaria creada en 1999 por profesionales de Argentina, Bolivia, Chile y Perú, para desarrollar acciones coordinadas en favor de la conservación de la especie y su hábitat.

Gato Colo Colo 

©Sebastián Perez Astutti
©Sebastián Perez Astutti

Es un felino de pequeño tamaño: 52 a 70 cm de longitud del cuerpo más  29 a 32 cm de longitud de cola, que suele confundirse con gatos domésticos o con el gato andino. ¿Cómo diferenciarlos? La nariz es clara en el gato colocolo y negra en el andino. Las bandas transversales de las extremidades anteriores son muy evidentes en el colocolo y difusas en el andino. Es una animal solitario y de hábitos nocturnos, que frecuentemente pasa bastante tiempo en las copas de los árboles, desplazándose entre ellas.

Distribución: En Chile se describen tres subespecies: Leopardus colocolo garleppi que vive desde el límite norte con Perú hasta la Región de Antofagasta, de preferencia en altiplano y precordillera; Leopardus colocolo colocolo,  endémico de Chile central, que habita desde Coquimbo a Concepción y Leopardus colocolo pajeros que vive en Aysén y Magallanes, siendo una subespecie ampliamente distribuida en la Patagonia argentina. Este felino ocupa una amplia gama de hábitats, desde el nivel del mar y hasta los 4.000 a 5.000 metros de altitud.

Estado de Conservación: Casi Amenazado

Gato Güiña

©Eduardo Minte
©Eduardo Minte

Con un tamaño promedio de la mitad de un gato doméstico, la güiña es el felino más pequeño de toda América. Su pelaje es café a café amarillento con pequeñas manchas circulares, que se extienden hasta el vientre. Posee una cola corta, relativamente gruesa y provista de anillos más oscuros.

Distribución: Se asocia a bosques húmedos templados mixtos de sectores de los Andes del Sur y sectores costeros, particularmente bosques Valdivianos y bosques  de araucaria en Chile, que son caracterizados por la presencia de bambú. En Chile se describen dos subespecies: Leopardus guigna tigrillo entre Coquimbo y Biobío (subespecie endémica) y Leopardus guigna guigna desde la Región de la Araucanía hasta Aysén.

Estado de Conservación: Vulnerable

Gato Geoffroy

©Eduardo Minte
©Eduardo Minte

Felino de tamaño mediano, con pesos de 3 a 5 kg. Su coloración general es gris amarillenta, que se mezcla con una gran cantidad de pequeñas motas o manchas negras en los flancos del cuerpo, manchas que se unen formando líneas en el cuello y extremidades. De hábitos principalmente crepusculares y nocturnos, es un buen trepador que descansa en los árboles durante el día. La güiña es muy cercano al gato de Geoffroy por lo que suelen confundirse. ¿Cómo diferenciarlos? El gato guiña posee un rostro más pequeño y una cola más gruesa y mucho más corta (un cuarto de la longitud total en la güiña y casi un tercio en el gato de Geoffroy).

Distribución: En Chile la distribución es más bien marginal, ya que está presente en ambientes de estepa, matorral y bosque patagónico en Magallanes y Aysén. Además existe un registro en la Provincia de Malleco al norte de Lonquimay.

Estado de Conservación: Casi Amenazado

Agradecimientos al Inventario Nacional de Especies de Chile del Ministerio de Medio Ambiente.

Galería (4)