Las plantas nativas crean ecosistemas mucho más complejos que lo que podemos apreciar a simple vista ya que interactúan con su entorno generando una serie de beneficios, tanto ambientales como sociales. Funcionan como pieza de equilibrio y constituyen una gran fuente de alimento y refugio para la fauna local, especialmente de aves e insectos.

Vivero Pumahuida. Créditos: Tamara Núñez
Vivero Pumahuida. Créditos: Tamara Núñez

Asimismo, entendiendo que son especies que están adaptadas y evolucionadas a lugares geográficos específicos, son tolerantes a las condiciones climáticas extremas de la región de donde son originarias. Por esta razón son fáciles de cultivar y requieren de poca inversión de trabajo, lo que reduce el uso de recursos como el riego y fertilizantes. 

Además, ofrecen mejor resistencia a las plagas que muchas especies exóticas, ya que están adaptadas a la presencia de insectos y microfauna locales, que ofician de controladores biológicos para evitar que las plantas proliferen más allá de ciertas dimensiones.

Vivero Pumahuida. Créditos: Tamara Núñez
Vivero Pumahuida. Créditos: Tamara Núñez

Pese a su gran valor ecológico, muchas de las especies nativas locales son consideradas de poco valor comercial, razón por lo cual es difícil encontrar viveros donde adquirir este tipo de plantas. Es por ello que elaboramos para ti esta guía con 5 viveros de plantas nativas de la Región Metropolitana donde puedes disfrutar de hermosas especies autóctonas, además de planificar tu jardín de forma sustentable y ecológica, con especies que interactúen y generen beneficios para tu entorno natural. 

Vivero Pumahuida

Vivero Pumahuida. Créditos: Tamara Núñez
Vivero Pumahuida. Créditos: Tamara Núñez

Ubicado en la comuna de Huechuraba, a un costado de la autopista Los Libertadores, el vivero Pumahuida  es un proyecto pionero en especializarse en la propagación, cultivo y comercialización de especies nativas para su uso en todo tipo de paisajes. 

Desde sus inicios en el año 1996, el vivero tiene como misión dar a conocer la riqueza y singularidad de nuestra flora nativa, impulsando su incorporación en los espacios verdes públicos y privados de nuestras ciudades, como también promoviendo la integración de biodiversidad en proyectos de Restauración ecológica, establecimiento de Corredores biológicos y Bandas florales, como una forma de contribuir a su conservación.

Vivero Pumahuida. Créditos: Tamara Núñez
Vivero Pumahuida. Créditos: Tamara Núñez

Con los años, su fundadora Monica Musalem, ingeniera agrónoma y paisajista, ha ido formado un gran equipo de trabajo compuesto por profesionales, técnicos y personal de campo capacitado para brindar a los clientes una asesoría especializada, de manera que tengan una buena experiencia al incorporar especies nativas en sus proyectos. Vale destacar que las especies están agrupadas según sus condiciones agroecológicas de cultivo, lo que le permite al cliente no solo conocer qué especies son las más adecuadas para el ecosistema en el que habita, sino también aprender sobre los cuidados y requerimientos de las diferentes especies. 

“El problema era cómo le dábamos a conocer a las personas las especies, porque en ningún lado se enseñaba sobre flora nativa, y la gente no las aprendía a manejar correctamente si no había información. Entonces, se nos ocurrió agrupar las especies según las condiciones agroecológicas de cultivo, ósea, según los requerimientos que ellas tienen para establecerse y desarrollarse bien. Yo definí unas variables diferenciadoras que tenían que ver con el clima, el suelo, la exposición y la resistencia a condiciones como la salinidad de suelo, falta de agua y vientos salinos. Y estas variables definieron cuatro categorías, desde las muy rústicas a las más exigentes. Entonces, vamos tomando las especies que íbamos domesticando e introduciendo al mercado y las vamos clasificando. Con ello, invitamos a los clientes a que hagan un análisis con esta matriz y eso los ayude a definir las especies ideales para su paisaje natural”.

Vivero Pumahuida. Créditos: Tamara Núñez
Vivero Pumahuida. Créditos: Tamara Núñez

Su trabajo ha consistido en la domesticación y desarrollo de especies originarias de la Zona Norte y Centro de Chile, poniendo énfasis en aquellas de valor ornamental, funcionales, endémicas y/o con problemas de conservación. “Nosotros fuimos introduciendo no solamente trabajar con árboles nativos sino que también trabajar con arbustos, y con arbustos de distintas dimensiones, con herbáceas, cubresuelos, geofritas, bromelacias, cosa que los paisajistas tuvieran una gran diversidad de especies para incorporar biodiversidad, estratificaciones, y hacer jardines más ecosistémicos”, indica Monica Musalem.

Artículo relacionado
La palma chilena vive una histórica recuperación

Asimismo, están constantemente realizando investigación aplicada para generar conocimiento sobre su comportamiento y requerimientos de cultivos, constituyéndose en un referente a nivel nacional respecto al cultivo de la flora nativa y su propagación, razón por la cual reciben constantemente visitas por parte de colegios y universidades, quienes llegan al lugar motivados por la belleza y fascinación que entregan nuestras especies autóctonas.

Vivero Pumahuida. Créditos: Tamara Núñez
Vivero Pumahuida. Créditos: Tamara Núñez

Actualmente, cuentan con más de 210 especies en producción y todos los años van incorporando nuevas especies, generando conocimiento y poniéndolo a disposición de las personas. Además, cuentan con individuos de todos tamaños, para que estos puedan ser usados en proyectos de reforestación, como para incorporarlos en plazas y jardines.

“El  tema es hacer paisajismo sustentable, donde las especies que tu incorpores sean capaces de desarrollarse bien, con su potencial, en las condiciones que tu tienes para que no tengas que echarle mucho imput, que va dejando una huella de carbono igual. Al principio fue súper difícil sacar el vivero adelante porque la gente no compraba flora nativa, pero yo quería que si la gente tenía algún proyecto en donde quisiera incorporar flora nativa, tuviera dónde encontrarla, entonces fui muy porfiada. Mi intención era poder aportar y yo siempre he pensado que cultivar nuestra flora es una forma de contribuir a su conservación, darla a conocer y ponerla en valor”, finaliza Monica. 

Ubicación: Carretera Gral. San Martín, Calle local Oriente 7021, Huechuraba

Teléfono: +56 9 8419 6362 | +56 9 6655 9025

Instagram: @viveropumahuida

Vivero Del Maipo

Vivero Del Maipo. Créditos: Vivero Del Maipo
Vivero Del Maipo. Créditos: Vivero Del Maipo

Ubicado en la comuna de San José de Maipo, el Vivero Del Maipo es un proyecto que se especializa en la reproducción y venta de plantas nativas de Chile central. 

El proyecto, liderado por el biólogo e ingeniero en biotecnología molecular Carlos Salas, comenzó oficialmente el 2018, pero el interés viene de mucho antes, ya que para esa fecha ya llevaban varias temporadas reproduciendo especies nativas.

La producción del vivero no se especializa en ninguna especie en particular, sino que tiene un énfasis en la reproducción de especies nativas locales, ya que aspira a poder propagar gran parte de la flora nativa de Chile central. Así, el vivero busca ser una referencia en la propagación de la flora nativa de la cordillera de los Andes, un agente innovador en el uso de nuestra flora y un punto de encuentro para admiradores de la naturaleza.

“Pensamos que en nuestra flora nativa se encuentran muchas de las soluciones que necesitamos para la mitigación y adaptación a la desertificación y cambio climático que nos afectan, para hacer ciudades más amenas e industrias más sostenibles” señala Carlos Salas.

Vivero Del Maipo. Créditos: Vivero Del Maipo
Vivero Del Maipo. Créditos: Vivero Del Maipo

Asimismo, constantemente están en la búsqueda de nuevos métodos para innovar en el uso de nuestra flora, desarrollando investigación en el espacio urbano y rural para incorporar nuevas especies, y sus beneficios, a diversas obras de infraestructura verde.

“Dado el contexto actual es urgente valorar nuestros bienes naturales para lograr su conservación. En particular, la conservación ex-situ nos ofrece una posibilidad para conservar no solo a especies de plantas nativas que se encuentren amenazadas, sino que también a toda la red de biodiversidad y servicios”, finaliza el biólogo.

El vivero actualmente no se encuentra funcionando en su dirección comercial. No obstante, para poder ir de forma presencial, puedes ponerte en contacto con el vivero para coordinar una visita. 

Mail de contacto: contacto@viverodelmaipo.cl

Teléfono: +56 9 9297 9197

Instagram: @viverodelmaipo

Vivero Geófitas

Geofitas. Créditos: Ignacia Zavala
Geófitas. Créditos: Ignacia Zabala

El vivero se encuentra ubicado en Pirque y está dedicado a la propagación de geófitas nativas de Chile desde el año 2014. 

La palabra geófita proviene del griego geo (tierra) y phyto (planta). Sin embargo, el nombre no alcanza a interpretar todo el significado y mensaje que nos pueden entregar estas pequeñas plantas.

Como nos comenta Ignacia Zabala, paisajista y dueña del vivero, las geófitas son plantas que tienen un órgano de almacenamiento subterráneo que les permite secar su parte aérea y reservar su energía bajo tierra cuando las condiciones ambientales son desfavorables. No obstante, cuando las condiciones vuelven a ser favorables nuevamente, brotan desde este órgano subterráneo luciendo sus hermosos colores.

Geófitas. Créditos: Ignacia Zavala
Geófitas. Créditos: Ignacia Zabala

Sorprendida por las flores geófitas, Ignacia Zabala se introdujo en su estudio y cultivo, y terminó por fundar el único vivero especializado en plantas geófitas de nuestro país. “La primera motivación fue a partir de la poca información que encontré sobre estas especies, eran plantas que me encantaban por su resistencia, belleza y misterio, pero no sabía mucho sobre ellas. Por eso el año 2010 empecé a interesar propagarlas a partir de semillas para poder conocerlas bien, entender su funcionamiento y necesidades. Así, poco a poco fui propagando cada vez más especies, familiarizándome con ellas y su cultivo” añade la paisajista. 

Artículo relacionado
Archipiélago de Juan Fernández: análisis sobre la huella humana temprana en isla Robinson Crusoe permite reconstruir una visión del matorral existente en 1574

Después de 7 años dedicada a fortalecer el cultivo de geófitas, intenta transmitir su amor por estas plantas, tratando que se valoren y se protejan. “En Chile tenemos una gran diversidad de geófitas nativas -muchas de ellas con problemas de conservación- las cuales son muy atractivas ornamentalmente, pero sobre todo son especies muy resistentes, adaptadas a climas cambiantes y adversos, lo cual fue una gran motivación para continuar estudiándolas y crear un vivero para darlas a conocer, y así protegerlas”, finaliza. 

El vivero se encuentra ubicado en una zona alejada sin numeración, por lo que para poder llegar, debes ponerte en contacto con Ignacia Zabala quien te orientará al momento de tu visita. 

Mail de contacto: viverogeofitas@gmail.com

Teléfono: +56 9 9961 3119

Instagram: @viverogeofitas

Vivero Antumapu

Vivero Antumapu. Créditos: Vivero Antumapu
Vivero Antumapu. Créditos: Vivero Antumapu

El Vivero Antumapu, ubicado en la comuna de La Pintana, es una iniciativa que nació como parte de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad a comienzos del año 1976, y se caracteriza por comercializar principalmente plantas nativas de tipo arbóreas y arbustivas, principalmente de la zona central de nuestro país.

El equipo de trabajo de este vivero, al ser parte de la misma universidad, está compuesto por profesores de la Universidad de Chile, técnicos y personal de campo, altamente capacitados en el manejo de especies nativas y exóticas. Motivados por la pasión y amor por la flora nativa y exótica, este grupo de profesionales lleva adelante este hermoso proyecto enfocados en la conservación y en la calidad, por ello, producen plantas de excelencia para sus clientes.

Vivero Antumapu. Créditos: Vivero Antumapu
Vivero Antumapu. Créditos: Vivero Antumapu

Las plantas son utilizadas mayormente como elementos de ornamentación y cuentan con un importante nivel de comercialización anual, gracias a su importante variedad y calidad en el producto.

Dirección: Av. Santa rosa 11315, la pintana

Mail de contacto: vivantu@uchile.cl

Teléfono:  2 2 978 5764

Vivero Lahuan

Vivero Lahuan. Créditos: Vivero Lahuan
Vivero Lahuan. Créditos: Vivero Lahuan

Ubicado en Calera de Tango, el vivero Lahuan se dedica desde el año 2000 a la producción y cultivo de plantas xerófitas y especies nativas de la zona centro de Chile, un trabajo que cada dia se hace más necesario en un territorio fuertemente azotado por la escasez hídrica y la falta de lluvias. 

La etimología de la palabra xerófita nos hace retroceder hasta el griego antiguo, donde encontramos las dos palabras que la forman en realidad: fito o phytón, que significa planta, y xero, cuyo significado es seco. De ahí podemos decir de forma general que las xerófitas son plantas capaces de soportar grandes sequías.

Vivero Lahuan. Créditos: Vivero Lahuan
Vivero Lahuan. Créditos: Vivero Lahuan

Efectivamente, las plantas xerófitas son capaces de absorber y retener el agua durante largos periodos de tiempo para sobrevivir a climas extremos, esto gracias a la modificación de sus hojas, tallos y raíces. 

El cultivo de plantas capaces de hacerle frente a la sequía es cada vez más importante en el contexto ambiental en el que nos encontramos, es por ello que en el vivero Lahuan están comprometidos con la producción de especies vegetales que estén adaptadas al clima de la región. 

Dirección: El Copihue 4280, Calera de Tango

Mail de contacto: hola@lahuan.cl

Teléfono: +56 9 5667 7554

Instagram: @vivero_lahuan

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.