Tortugas hicoteas nacieron en una reserva privada dedicada a la rehabilitación de fauna amenazada. Crédito: © Cerrejón
Tortugas hicoteas nacieron en una reserva privada dedicada a la rehabilitación de fauna amenazada. Crédito: © Cerrejón

El Centro de Fauna de Cerrejón vio nacer a 1.150 tortugas hicoteas en un proceso que se lleva a cabo para asegurar la reproducción de esta especie que la compañía realiza en alianza con la Fundación Omacha.

El programa de reproducción de la tortuga hicotea (Trachemys callirostris) inició en el año 2013 con el análisis de la dinámica poblacional de la especie en cuatro sectores. El objetivo principal de este programa es promover la conservación de especies en peligro de extinción, entre las cuales se encuentran también el Caimán Aguja y cuatro especies de tortugas marinas de Bahía Portete, así como promover el cuidado de reservas naturales como los Montes de Oca.

En 2020, con el fin de incrementar la supervivencia de los nidos de la tortuga hicotea encontradas en los lugares de anidamiento dentro del área de influencia de Cerrejón, se registraron 145 nidos con huevos los cuales fueron incubados artificialmente logrando una tasa de supervivencia del 85%.

La Trachemys callirostris habita en Colombia, Venezuela y el sur de México. Crédito: © Cerrejón.
La Trachemys callirostris habita en Colombia, Venezuela y el sur de México. Crédito: © Cerrejón.

Luis Madriñán, gerente de Gestión Ambiental de la multinacional, afirmó que este resultado se logró después de haber protegido e incubado los huevos en el centro de rescate y rehabilitación que gestiona esta empresa.

“Tras cinco años de esfuerzos de repoblamiento de esta especie buscamos fortalecer los hábitats ribereños y acuáticos presentes tanto en predios de la compañía como en zonas aledañas a nuestra operación. La protección y conservación de la riqueza biológica de nuestros ecosistemas es una prioridad de Cerrejón y, por eso, continuamente hacemos grandes esfuerzos para conservar y aumentar las poblaciones de las especies nativas de la región”, explicó.

Indicó que estos nacimientos se dan en el marco del programa de Conservación de Especies Amenazadas y el programa de Compensación por Pérdida de Hábitat Acuático, en los que Cerrejón participa con diferentes iniciativas para la protección de la biodiversidad de la región.

La tortuga hicotea es también llamada jicotea o tortuga de orejas naranjas. Crédito: © Cerrejón.
La tortuga hicotea es también llamada jicotea o tortuga de orejas naranjas. Crédito: © Cerrejón.

“De esta forma, fomentamos acciones que contribuyen a garantizar la supervivencia de esta especie, por medio de la implementación de las mejoras en prácticas ambientales y de la divulgación de mensajes de preservación de fauna y recursos naturales en el departamento”, añadió Madriñán.

Artículo relacionado
Amazonas recibe ayuda internacional pero las críticas continúan

 

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.