Las temperaturas en la Antártica rompieron récords el pasado viernes 18 de marzo, cuando la estación meteorológica Concordia – ubicada en lo alto de la meseta antártica a más de 3.000 de altitud- registró -11,8°C, lo que corresponde a unos 40°C más que el promedio. “Un récord absoluto para todos los meses combinados, superando los 13,7°C bajo cero del 17 de diciembre de 2016″, indicó Etienne Kapikian del Servicio Meteorológico Nacional de Francia a través de Twitter.

Cormoranes (Phalacrocorax bransfieldensis) en Antártica Créditos INACH © Harry Díaz)
Cormoranes (Phalacrocorax bransfieldensis) en Antártica Créditos INACH © Harry Díaz

Mientras tanto, la estación meteorológica Vostok, también en la antártica Antártida (y que fue donde se registró la temperatura más baja de la Tierra con -89,2 ºC), registro una temperatura de -17,7°C, superando su récord histórico por 15°C. Al mismo tiempo, algunas estaciones cercanas al polo norte alcanzaron los 30°C por encima de lo normal, registrando temperaturas inusualmente cálidas en Noruega, Groenlandia y el archipiélago ruso de Franz Josef Land.

El continente antártico en su conjunto el viernes estaba unos 4,8 °C más cálido en comparación con la temperatura de referencia entre 1979 y 2000, informó AssociatedPress. Mientras que, el mismo día, el Ártico en su conjunto era 3,3 °C más cálido que el promedio de 1979 a 2000.

Es un hecho inusual que ambos polos, norte y sur, se estén enfrentando a estas altas temperaturas al mismo tiempo. “Ambos eventos climáticos están relacionados con el transporte de calor y humedad hacia los polos”, dijo el Dr. ZacharyLabe, científico climático de la Universidad Estatal de Colorado, en Twitter.

«Hemos tenido una combinación de fuertes sistemas meteorológicos sobre el Océano Austral hasta el sur de Australia que se alinearon para producir vientos muy fuertes hacia los polos que se extienden desde Australia hasta el este de la Antártida», señalo Alex Sen Gupta, profesor asociado de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sydney.

Artículo relacionado
Más de 120 organizaciones medioambientales denuncian nuevo acto de amedrentamiento a defensor ambiental

Por otro lado, un río atmosférico también fue un factor importante que contribuyó a las altas temperaturas en el este de la Antártida, según la profesora Julie Arblaster, investigadora climática de la Universidad de Monash. “Estos son ríos de humedad en el aire que traen aire cálido y húmedo a ciertos lugares, y hubo uno realmente significativo en esa región sobre la Antártida” señalo a través de Twitter.

Antártica ©Ricardo Giesecke
Antártica ©Ricardo Giesecke

El aire húmedo atrapa el calor sobre el continente, lo que resulta en temperaturas cálidas en la superficie. “En este momento tenemos la extensión de hielo marino más baja registrada en la Antártida. Gran parte del hielo marino alrededor de la Antártida que podría estar allí normalmente cerca del continente ahora es océano. Sería realmente interesante entender si existe alguna conexión entre la baja extensión del hielo marino antártico y estas temperaturas cálidas”, añade la profesora.

Según los expertos, se trataría de un evento climático aleatorio pero si volviera a ocurrir o sucede repetidamente, podría ser algo de lo que preocuparse. Y aunque por el momento no es posible atribuir este suceso al cambio climático, una de las señales más claras del calentamiento global es el aumento del número y la intensidad de las olas de calor.

Pingüino papua en Antártica © Diego Bravo
Pingüino papua en Antártica © Diego Bravo

Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), la temperatura promedio de la Tierra en cada década ha aumentado 0,08 grados Celsius desde 1880, y la tasa de calentamiento global se ha duplicado desde 1981. En el Ártico, las temperaturas han aumentado casi 1°C en la última década, con el norte de Siberia y el Ártico canadiense calentándose tres veces más rápido que el resto del mundo.

Los científicos climáticos están realizando un seguimiento continuo de este extraño suceso de los polos de la Tierra. Cabe destacar que, según un informe de acción climática de la Comisión Europea (CE) de la Unión Europea (UE), el período entre 2011 y 2020 ya se ha convertido en la década más cálida registrada en la historia de la humanidad y la principal causa del cambio climático son el efecto de los gases de efecto invernadero que, estos gases absorben el calor solar, provocan el calentamiento global.

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.