Son muchas las texturas que se nos cruzan en la naturaleza, pero cuando uno quiere fotografiarlas hay que fijarse muy bien en que cumplan con ciertos requisitos. Aquí les dejo un ejemplo, la hoja de una Nalca.

Es fundamental que no haya viento y así trabajar con velocidades mas lentas y diafragmas más cerrados para poder lograr mayor profundidad de campo, que la hoja sea lo más plana posible para que salga a foco en su totalidad.  Por último darse muchas vueltas hasta encontrar la ideal, créanme no es fácil.

Características técnicas de la fotografía:

Diafragma: f16

Velocidad: 1/8

Lente: 50 mm f/2.8 Nikon

Película: Fuji Velvia 50 asa

Con trípode y disparador

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.