Ladera Sur Tierra del Fuego cuenta con una nueva área marina protegida
Tierra del Fuego cuenta con una nueva área marina protegida

Noticias

Tierra del Fuego cuenta con una nueva área marina protegida

El consejo de ministros para la sustentabilidad acaba de aprobar la creación del Área Marina Costera Protegida en el Seno Almirantazgo, Tierra del Fuego. Se trata de un núcleo de biodiversidad con ecosistemas únicos y recursos que representan un gran valor para la región. ¡Aquí más detalles!

Este lunes finalmente se dio a conocer la decisión del consejo de ministros para la sustentabilidad que aprobó la propuesta entregada en mayo por la organización Wildlife Conservation Society (WCS) junto al Intendente de la Región de Magallanes y Antártica Chilena, Jorge Flies, para la creación de una Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU) en Seno Almirantazgo.

Esta nueva área marina protegida, busca proteger un sector que alberga al 39% de los mamíferos marinos y el 65% de las aves pertenecientes a la región de Magallanes, y que además representa un ecosistema rico en recursos de gran valor económico para la región.

La importancia de proteger al Seno Almirantazgo

Elefante marino ©WCS
Elefante marino ©WCS

El Seno Almirantazgo, con más de 80 km de extensión, es un gran fiordo en la costa occidental de Tierra del Fuego. Rodeado por el Sur por los parques nacionales Alberto de Agostini y Yendegaia, y por el Norte por el parque natural Karukinka, de propiedad de WCS, el seno ofrece una gran oportunidad de integrar la conservación terrestre y marina en la zona.

De hecho, actualmente –y sin contar esta nueva área marina protegida– la región de Magallanes y la Antártica chilena cuenta con prácticamente la mitad de su superficie protegida, siendo sólo un 0,1% de ésta áreas marinas, que corresponden al área marina costera protegida y el parque marino Francisco Coloane, en la ecorregión de canales y fiordos de Chile austral.

©Martín del Río
©Martín del Río

Esta área es además el hogar de icónicas especies como el albatros de ceja negra, que ha establecido en el seno la única colonia de aguas interiores en el mundo, en el islote Albatros;  la foca leopardo, que utiliza el fiordo Parry, una extensión del Almirantazgo, como único sitio conocido de alimentación y reproducción fuera de la Antártica; o el elefante marino, que ha situado en la zona dos de los sitios de reproducción conocidos para la especie en Chile.

Todo esto, sumado al hecho que sus ecosistemas aún se mantienen alejados de la intervención humana, lo convierten además en un área de gran importancia para la investigación científica.

Una oportunidad de desarrollo sustentable

©Martín del Río
©Martín del Río

Más allá de sus exquisitos ecosistemas, paisajes y diversidad de especies, el Seno Almirantazgo representa una importante fuente de recursos para los habitantes de la región. Gracias a los aportes de agua dulce de los numerosos glaciares emplazados en la cordillera de Darwin y protegidos por el Parque Nacional Alberto de Agostini, esta zona goza de una alta productividad con especies de gran importancia comercial como el ostión del sur, la centolla, huepo, caracol trofón, erizos y más.

La zona del Seno Almirantazgo de hecho forma parte del Parque Nacional Alberto de Agostini, sin embargo hasta ahora no contaba con una estrategia de manejo enfocada a su carácter marino. “Con todo lo que hemos investigado actualmente el lugar no tiene una figura de protección en sí misma y lo que vemos es que hay mérito más que suficiente y necesidades de manejo de conservación, por lo tanto la idea de crear un Área Marina Protegida es tratar de enfocar un manejo de conservación propio de lo marino, sobre todo a esta unidad completa que es el fiordo grande y los demás que están hacia el sur”, explicó Rodrigo Guijón, coordinador del programa marino de la WCS.

Ahora, con la creación de esta nueva área marina costera protegida, la idea es que los pescadores artesanales puedan utilizar los recursos de la zona de forma sustentable, minimizando los impactos y evitando la sobreexplotación de especies. Además, se busca permitir el turismo de avistamiento e intereses especiales en el área, una de las principales actividades económicas de la región que cuenta con una gran proyección en el lugar.

Con la creación de la vía terrestre que comunicará el lago Fagnano con el canal Beagle, sumado al camino a caleta María y su aeródromo, se espera un aumento de visitas que podría significar grandes oportunidades como también amenazas. Por lo mismo un plan de manejo y preservación resulta necesario para anticiparse y prevenir futuros escenarios que podrían poner en peligro la flora y fauna marina que aquí habitan.

Galería (2)