Ladera Sur Nace la primera cría de huemul en estado silvestre en la Reserva Biológica Huilo Huilo
Nace la primera cría de huemul en estado silvestre en la Reserva Biológica Huilo Huilo

Nace la primera cría de huemul en estado silvestre en la Reserva Biológica Huilo Huilo

El ejemplar corresponde a la primera cría que ha nacido de manera silvestre en la zona, y es el resultado de un programa de repoblamiento que partió el año 2005, con la introducción de huemules desde otras partes de Chile, provenientes en una primera instancia de la Región de Aysén. Según la Fundación Huilo Huilo, este suceso valida tanto la técnica como el método que están aplicando para reintroducir la especie, y, considerando que se encuentra en peligro de extinción, puede ser un gran precedente para el fortalecimiento de las poblaciones de huemul, incluso en lugares donde su presencia ha desaparecido.

Cortesía de Fundación Huilo Huilo
Cortesía de Fundación Huilo Huilo

En la década de los ochenta, Huilo Huilo, que está ubicado en la comuna de Panguipulli de la Región de Los Ríos, era una zona en donde aún había presencia de huemules. Sin embargo, debido a causas antrópicas, los ejemplares fueron desapareciendo. “En Huilo Huilo el huemul desapareció principalmente debido a la cacería y a los ataques de perro. Antes que existiera la Reserva Biológica esta era una reserva forestal, entonces toda esa zona se ocupaba para extraer madera, y los madereros acudían con sus perros, quienes podrían haberlos cazado”, explicó a Ladera Sur Rodolfo Cortés, director ejecutivo de Fundación Huilo Huilo.

Esta situación produjo que, a fines de los ochenta, ya no quedara ningún sólo ejemplar. Pero esta historia podría tener un revés, debido a que el equipo de la Fundación Huilo Huilo, quienes están a cargo de un centro de reproducción y reintroducción de huemules que opera desde 2005, lograron algo que no se había visto hasta ahora: el nacimiento de una cría de huemul, completamente en estado silvestre, a partir de padres que fueron criados en cautiverio.

“El huemul tiene una cantidad considerable de meses, por lo menos unos seis. Nació de la primera hembra que liberamos el año 2019. Si bien nació hace un rato, había que lograr captarlo, porque los huemules esconden a sus crías cuando nacen, a veces debajo de arboles muy tupidos y los tapan. Por lo tanto es muy difícil captarlos. Ya ahora logramos obtener fotografías, lo cual es muy positivo porque significa que el huemul que nació logró sobrevivir este período”, señaló Cortés.

Este hecho augura un futuro mejor para el huemul en Huilo Huilo, ya que significaría que estos animales ya pueden nacer en libertad y sobrevivir a los depredadores locales. Además, la zona se encuentra preparada para albergar nuevamente a esta especie, quienes ya estuvieron presentes allí hace 30 años atrás. “En este caso lo relevante es la validación de la técnica, del método y del proyecto en sí, lo que abre un nuevo mundo para el huemul, su conservación y protección”, agregó Fernando Vidal, director del Departamento de Vida Silvestre de la Fundación Huilo Huilo.

El nacimiento del huemul

Cortesía de Fundación Huilo Huilo
Cortesía de Fundación Huilo Huilo

Debido a que los huemules esconden a las crías, los miembros del equipo no fueron capaces de observar  en primeras instancias al ejemplar recién nacido, pero sí notaron a principios de este año que la madre estaba teniendo actitudes poco comunes al comportamiento regular de su especie. Una de ellas fue que se aparecía a las personas que rondaban el lugar para intentar distraerlos del sitio en donde se encontraba su cría. “Ese tipo de características nos hicieron ver que ya había nacido”, agregó el director ejecutivo de la Fundación Huilo Huilo.

Para llegar a este punto, el proceso de reintroducción de la especie fuera del centro constó de varias etapas. La primera incluyó una liberación el año 2016, en el que se insertaron los primeros machos a la vida silvestre. Estos ejemplares fueron en todo momento localizados mediante un sistema de radares y telemetría, y se evaluó si eran capaces de sobrevivir a los depredadores. “Había que ver qué pasaba, porque no había ninguna situación en el mundo en donde se hayan reintroducido huemules, entonces no se sabía si serían capaces de enfrentarse a los depredadores habiendo nacido en el centro”, añadió Cortés. A pesar de las dificultades, la experiencia resultó un éxito.

Teniendo en cuenta la factibilidad del proceso anterior, en el año 2019 el equipo liberó a la primera pareja de huemules (un macho y una hembra) con la esperanza de que pudieran generar un núcleo familiar fuera de las instalaciones del centro. Y, precisamente, esta dupla es la de los progenitores de la nueva cría de huemul.

Los desafíos que enfrenta el huemul en Huilo Huilo

Cortesía de Fundación Huilo Huilo
Cortesía de Fundación Huilo Huilo

A pesar que los ejemplares de huemul del Huilo Huilo se encuentran protegidos, aún se encuentra latente la amenaza tanto de cazadores como de perros. De hecho, hace dos años atrás tuvieron a dos huemules muertos debido a la cacería ilegal, y esos no son los únicos peligros. “En el día a día la especie debe enfrentar desafíos complejos como son la convivencia con ganado doméstico, que hoy en día sabemos es fatal para el huemul dado que esta convivencia trae el contagio de enfermedades que se traducen en problemáticas severas que incluso le producen la muerte”, agregó la presidenta de la Fundación Huilo Huilo, Ivonne Reifschneider.

Junto al desafío del ganado, se le suma el de la diversidad genética que podrían presentar los nuevos huemules, aunque según Cortés, ya se han hecho esfuerzos para evitar problemas a futuro, como la introducción de ejemplares desde otras zonas de Chile, como ya se hizo con Futaleufú. “Uno de los desafíos que apuntamos es a mejorar la diversidad genética, porque mientras más tengamos mejor, para no generar problemas en el futuro y en las futuras generaciones”, concluyó Cortés.

Galería (2)

Otros articulos