Ladera Sur Cámara de Diputados aprobó en general proyecto que prohíbe centrales termoeléctricas a carbón desde 2025
Cámara de Diputados aprobó en general proyecto que prohíbe centrales termoeléctricas a carbón desde 2025

Cámara de Diputados aprobó en general proyecto que prohíbe centrales termoeléctricas a carbón desde 2025

La Cámara de Diputados aprobó en general el Proyecto de Ley que prohíbe la instalación y funcionamiento de centrales a carbón desde el 31 de diciembre de 2025 en Chile. Desde esa fecha, la ley comenzaría a regir para las plantas de generación termoeléctrica que tengan menos de 30 años de funcionamiento, prohibiendo, además, cualquier instalación en territorio nacional. La iniciativa volverá a la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara Baja para la revisión de sus indicaciones.

 

“Aprobado. Cámara aprueba en general proyecto que prohíbe la instalación y funcionamiento de centrales termoeléctricas a carbón en todo el país desde el 31 de diciembre de 2025. Vuelve a Comisión de Medio Ambiente para el análisis de indicaciones”, dice el Twitter de la Cámara de Diputados que comunicó una nueva noticia en materia de descarbonización energética.

Un resultado obtenido con 145 votos a favor, 2 en contra y 5 abstenciones, para una iniciativa que prohibirá cualquier instalación en el territorio nacional de centrales termoeléctricas en Chile desde 2025. Además, una disposición transitoria señala que la ley comenzaría a regir en la fecha antes mencionada para las plantas de generación termoeléctrica que tengan menos de 30 años de funcionamiento.

“Este Proyecto de Ley viene a manifestar la insuficiente ambición del Plan de Descarbonización propuesto por el gobierno el cual es de carácter voluntario y con fecha al 2040. Ayer los diputados manifestaron que están de acuerdo con que la fecha de cierre de termoeléctricas a carbón se adelante a través de una ley vinculante, lo cual va en línea con las demandas de los ciudadanos, quienes reclaman la urgencia del cierre de estas centrales, además de que necesitan saber con certeza las fechas de cierre para poder planificarse correctamente y realizar una transición social y ambiental justa en sus territorios”, dice Claudia Fuentes, Encargada del Proyecto de Descarbonización de la ONG Chile Sustentable.

©Cortesía Fundación Terram
©Cortesía Fundación Terram

Se trata de una medida que adelantaría los plazos establecidos en el Plan de Descarbonización Energética de Chile, anunciado en 2019, que busca erradicar las instalaciones que funcionen a carbón completamente para 2040. Esto ha tenido como últimas noticias el cierre anticipado de centrales como Bocamina I y II.

Sin embargo, todavía están en funcionamiento centrales en zonas de sacrificio, como Tocopilla, Mejillones, Huasco, Quintero – Puchuncaví y Coronel, donde se concentran 25 instalaciones. Una razón cuyos efectos en la población justifican el cierre anticipado, dijo el diputado Diego Ibañez (Convergencia Social) en la discusión legislativa, agregando que es un “primer paso para poner en marcha una transición ecológica”, además de que “las comunidades sacrificadas no pueden seguir esperando”.

Al respecto, el diputado de Renovación Nacional, Sebastián Torrealba, agregó que una parte esencial del proyecto es que no se construya más una termoeléctrica. Sin embargo, precisó que sobre el adelanto de la fecha de cierre para 2025, todavía falta “realizar análisis sobre sus externalidades negativas”. De hecho, en agosto pasado, el ministro de Energía Juan Carlos Jobet asistió a la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, en la que expuso cinco “problemas graves” del proyecto, ante un cierre abrupto de las centrales a carbón. Entre ellas, explicó, pérdidas de puestos de trabajo, racionamiento eléctrico, alza de las cuentas de luz, riesgo de demandas del Estado por contrato de empresas y riesgo de inconstitucionalidad porque “es expropiatorio y podría impactar el gasto fiscal”.

©Facebook Mujeres de Zonas de Sacrificio Quintero-Puchuncaví.
©Facebook Mujeres de Zonas de Sacrificio Quintero-Puchuncaví.

Por el momento, el proceso para que la ley avance sigue. Dado que la moción fue sujeta a indicaciones, donde volverá a la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados y se someterá nuevamente a votación. Aunque es un primer paso.

“Con la aprobación en general del proyecto de ley de cierre de termoeléctricas a carbón se da una señal al Gobierno y a la industria de que hay apertura de establecer un cronograma de cierre vinculante y obligatorio que se haga cargo de dar una solución real a la injusticia ambiental que viven zonas de sacrificio. Ahora habrá que ver como la comisión resuelve las indicaciones realizadas en sala las que son un retroceso para lo que busca el proyecto”, finaliza Pamela Poo Encargada de Incidencia y Políticas Públicas de la ONG Chile Sustentable.

Otros articulos