A comienzos de mayo de 2019, visitamos la Reserva Nacional Malalcahuello-Nalcas, ubicada en la Región de la Araucanía, Chile. Iniciamos en la ciudad de Angol hacia la localidad de Malalcahuello. El viaje nos tomó aproximadamente 3 horas por un camino asfaltado hasta la reserva –lo que fue bastante beneficioso ya que el auto era bajo–.

Volcán Lonquimay y cráter Navidad ©Romina Bevilacqua
Volcán Lonquimay y cráter Navidad ©Romina Bevilacqua

Fuimos abrigados, dispuestos a recibir la llovizna que estaba anunciada para ese día, pero que nunca precipitó. Y lo agradecimos… viento fuerte mezclado con agua nos habrían congelado hasta los malos pensamientos.

Nuestro destino era el cráter Navidad, una formación que surgió el 25 de diciembre de 1988, cuando el volcán Lonquimay hizo erupción. Producto de este suceso, gran parte del valle andino quedó sepultado bajo el río de lava que se enfrió. ¡Y pensar que nosotros estuvimos caminando sobre lo que un día fue magma ardiente!

Escorial de lava ©Romina Bevilacqua
Escorial de lava ©Romina Bevilacqua

El primer tramo del sendero tiene una bajada y luego es relativamente plano. Transitamos sobre rocas volcánicas de distintos tamaños, por lo que llevar unos buenos zapatos de trekking es imprescindible. No vimos aves, ni tampoco vegetación bajo nuestros pies.

Vegetación en el suelo volcánico ©Rosario Soffia
Vegetación en el suelo volcánico ©Rosario Soffia

Mientras subíamos pudimos apreciar el paisaje panorámico, con los contrastes de los bosques de araucarias siempre verdes y coigües vestidos de naranjo otoñal.  Casi al llegar a la cima, pudimos observar unas pequeñas fumarolas. El vapor salía y calentaba las rocas que estaban alrededor, ¿será que esto está vivo aún?

Cima cráter ©Bárbara Iraira
Cima cráter ©Bárbara Iraira

La cumbre nos recibió cubierta por una clara neblina que el viento despejaba a ratos. Y vimos el lugar donde se abre un tajo en ese macizo, allí donde quedó esculpido en color cobre el agujero del cráter Navidad. Se nos escurría el tiempo mientras contemplábamos lo que nunca habíamos presenciado antes, y retornamos rendidos ante la belleza prístina de la montaña.

Felices descendimos inundados por un enorme respeto a los vestigios de la furia de un volcán, nacido hace más de 80 mil años, en medio de la cordillera de Los Andes.

Artículo relacionado
Podcast “Historias de Montaña”, capítulo 3: Diego Vergara, nuevas rutas en Los Andes Centrales

Sendero Cráter Navidad

Interior cráter Navidad ©Bárbara Iraira
Interior cráter Navidad ©Bárbara Iraira

Ubicación: Comuna de Curacautín, Región de la Araucanía, Chile.

Extensión del sendero: 3,6 kilómetros (ida y vuelta)

Nivel de dificultad: Medio-fácil.

El precio de la entrada a la reserva pueden revisarlo acá.

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.