Ladera Sur Parque Nacional de la Suiza Sajona, un paraíso imperdible cerca de Dresden
Parque Nacional de la Suiza Sajona, un paraíso imperdible cerca de Dresden

Naturaleza

Parque Nacional de la Suiza Sajona, un paraíso imperdible cerca de Dresden

Hace unos días participamos de la 43va versión de la Germany Travel Mart, la feria que organiza Alemania año tras año para potenciar sus diferentes destinos turísticos. Esta vez la cita sería en Dresden, así que no podíamos perdernos la visita a uno de los parques nacionales más populares del país germano: el espectacular Parque Nacional de la Suiza Sajona. ¡Te invitamos a conocerlo aquí!

Entre el estado de Sajonia en el sudeste de Alemania y la región norte de la República Checa están las Elbe Sandstone Mountains (Elbsandsteingebirge), una espectacular cordillera de montañas irregulares de arenisca, un tipo de roca formada de arena compactada, que ofrece unas increíbles vistas. Han sido descritas como uno de los paisajes más increíbles de Europa y se estima que las montañas fueron talladas por la erosión hace 100 millones de años y quedaron divididas por el río Elba, que fluye a través de ellas.

©Martín del Río
©Martín del Río

Esta cadena montañosa forma parte del Parque Nacional de la Suiza Sajona. Cuenta la historia que hace más de 200 años, los artistas suizos Adrian Zingg y Anton Graff estaban enseñando en la Academia de Arte de Dresden, cuando fueron a una excursión por el día a este lugar. Las rocas les recordaron a su país natal y le llamaron Suiza Sajona.

Con 7 millones de visitas anuales y a sólo 30 kilómetros de la ciudad alemana de Dresden, el parque se extiende por 710 kilómetros cuadrados. La zona fue declarada oficialmente parque nacional en 1990 en Alemania y en el año 2000 en República Checa. Una de las rocas más conocidas es la de Bastei, que está arriba de un puente y se eleva 194 metros arriba del río Elba, en el lado alemán del parque.

©Martín del Río
©Martín del Río

El puente de Bastei fue construido en base a madera en 1824, pero treinta años más tarde fue reemplazado por el puente actual, hecho de  arenisca. Cruzando el puente de Bastei se puede llegar al antiguo Castillo Neurathen, que data de 1755 y del que hoy sólo quedan las habitaciones talladas en la roca.

©Martín del Río
©Martín del Río

La región de las Elbe Sandstone Mountains, es un importante foco de turismo. En su territorio abarca más de 2.200 kilómetros de rutas caminables y pedaleables. Además entre las áreas que comprenden el parque –divididas en dos países–, suman más de 21.000 rutas de alpinismo y 1.100 picos de escalada. Además, se puede hacer esquí cross country.

Al visitar el parque nacional, lo que más me impresionó fue que los habitantes de Dresden y sus cercanías, me contaban que para ellos era un lugar que frecuentaban desde niños y al cual le tenían mucho cariño y respeto. Me contaban que este lugar fue uno de los primeros lugares en el mundo donde comenzó la escalada libre y que hoy se sienten orgullosos de llevar a sus hijos cada vez que pueden.

©Martín del Río
©Martín del Río

Aunque es un lugar muy turístico, recomiendo visitarlo y perderse por las diferentes rutas que existen entre las rocas. Para los amantes del la escalada este es el paraíso. La zona también es popular por ser un lugar de relajo donde abundan los spa y los diferentes paseos de senderismo que colindan con los bosques y el río Elba.

©Martín del Río
©Martín del Río

Pero el gran atractivo de esta cadena montañosa, no ha pasado inadvertido. Ha sido el escenario para múltiples producciones filmográficas como Las Crónicas de Narnia o Bastardos Sin Gloria.  El escritor Hans Christian Andersen, autor danés de El Patito Feo, escribió Un viaje a Dresden y la Suiza Sajona, tras pasar el verano de 1831 en este lugar. También, el músico alemán Richard Wagner buscó inspiración en estas montañas para componer su ópera Lohengrin y el pianista Frédéric Chopin hizo lo mismo con su obra Tetschner Walzer.

Galería (8)