Ladera Sur Frutillar: una ciudad llena de cultura y hermosos paisajes
Frutillar: una ciudad llena de cultura y hermosos paisajes

Naturaleza

Frutillar: una ciudad llena de cultura y hermosos paisajes

Frutillar es de esos lugares que enamoran a primera vista. Su paisaje inigualable, que se caracteriza por la imponente presencia del lago Llanquihue y los volcanes Puntiagudo, Osorno y Calbuco, deja con la boca abierta a quien lo visite. Pero además, en esta ciudad, los panoramas abundan y la oferta gastronómica es cada vez más amplia. Por si fuera poco, las tradiciones alemanas se mantienen siempre vivas, y la música alimenta el alma de una ciudad cargada de historia y cultura. Este mes, junto a Mi Segunda Vivienda, te recomendamos Frutillar como uno de los mejores destinos culturales de nuestro país.

Ubicada en la región de Los Lagos, Frutillar es conocida como “la ciudad de la música” y razones tiene de sobra. Su filosofía está arraigada a la importancia de este arte y a la cultura en general. Muestra de ello, es el reconocido Teatro del Lago, sede de grandes eventos musicales y conciertos a nivel mundial. El edificio fue construido en plena costanera y con un 80% de su estructura sobre el lago Llanquihue, dando a entender que la esencia de Frutillar está en la mezcla perfecta entre la cultura y el paisaje.

Casa de Té en Frutillar ©Juan Manuel Fluxá/Flickr
Casa de Té en Frutillar ©Juan Manuel Fluxá/Flickr

Sin duda este panorama es ideal para el turismo, pero más importante aún, para la vida y educación de quienes habitan en esta ciudad. Y es que sin ir más lejos, Frutillar es un importante polo de desarrollo artístico, deportivo y educacional en América Latina, donde la creatividad, la integración social y el desarrollo de habilidades, son fundamentales para la vida de las personas. ¿Pero cuál es la raíz de la cultura de esta ciudad? ¿Qué la hace diferente y atractiva?

Un poco de historia

©Catalina Torm/Mi Segunda Vivienda
©Catalina Torm/Mi Segunda Vivienda

Frutillar fue fundada el 13 de noviembre de 1856 por inmigrantes alemanes que llegaron a la zona durante el gobierno del Presidente Manuell Montt en búsqueda de nuevas oportunidades. Los colonos, que en su mayoría eran agricultores, escapaban de la pobreza agrícola provocada por la revolución industrial de Alemania. Fue así como se instalaron al rededor del lago con lecherías, molinos, destilerías y almacenes. Y como Frutillar es paso obligatorio entre Puerto Montt y Osorno, el crecimiento económico fue más rápido de lo esperado.

©MorroccanmaryFlickr
©MorroccanmaryFlickr

En 1882, con intención de crear un espacio de encuentro, los colonos fundaron el Club Alemán, sede social que permanece viva y activa hasta el día de hoy como restorán, donde se pueden degustar exquisitos platos alemanes. Otro de los hitos que marcaron el crecimiento de esta ciudad, fue la construcción de la Escuela Alemana de Frutillar en 1906, pensada para mantener el idioma y las costumbres alemanas entre los nuevos habitantes.

Uno de los conciertos realizados a medio día durante las semanas musicales en febrero de 2016.
Uno de los conciertos realizados a medio día durante las semanas musicales en febrero de 2016.

Pero si hay algo que revolucionó a esta ciudad como destino turístico fueron las famosas Semanas Musicales, que iniciaron en 1968, y que se llevan a cabo hasta la actualidad durante los meses de enero y febrero, marcando la temporada alta. Posteriormente, en 1973 se construyó el Museo Colonial Alemán, otro de los puntos imperdibles hasta el día de hoy.

Fue así como la ciudad se fue convirtiendo en un destino atractivo y pintoresco para el turismo, característica que explotó en los años 90 con la construcción de hoteles, restoranes y la puesta en marcha de diferentes actividades al aire libre.

Muelle mirador ©JuanFGA/Flickr
Muelle mirador ©JuanFGA/Flickr

Pero lo que hace más atractiva a esta ciudad es justamente que mantiene viva las tradiciones de los colonos y ha ido creciendo y potenciando ese legado cultural que ellos mismos implantaron.

Los imperdibles en la ciudad

El Teatro del Lago

©Jessica Vianey/Flickr
©Jessica Vianey/Flickr

Sin duda una de las obras más importantes de la ciudad. De arquitectura moderna, sigue conservando las tradiciones de los colonos. Aquí se celebran las ya mencionadas Semanas Musicales de Frutillar durante el verano, pero también se realizan conciertos, obras teatrales, ballets y cine durante todo el año. Es reconocido por ser el teatro más austral del mundo. Para conocer la cartelera, debes ingresar a www.teatrodellago.cl

Museo Colonial Alemán

Una de las casas al interior del Museo Colonial ©Hector García/Flickr
Una de las casas al interior del Museo Colonial ©Hector García/Flickr

El museo colonial es una verdadera radiografía de los inicios de Frutillar. Al ingresar, lo primero que podrás ver es la Casa del Molino, donde se encuentra el molino original que utilizaban los colonos para el procesamiento de la harina. Además, en el interior del museo, se encuentran los antecedentes históricos del proceso de colonización. Están en exhibición piezas de la época, documentos y fotografías que nos llevarán a hacer un viaje en el tiempo. En el lugar también podemos descubrir la Casa del Herrero, donde arribaron los primeros comerciantes y campesinos.  Para finalizar, vale la pena hacer el recorrido por la Casona de Campo, donde se podrán ver habitaciones con mobiliario de la época y objetos antiguos.

Ubicación: Vicente Pérez Rosales S/N, Frutillar.

Club Alemán

Fachada del Club Alemán ©BernieCB/Flickr
Fachada del Club Alemán ©BernieCB/Flickr

Es recomendable más que nada por ser parte de la historia de la zona y por su ubicación frente al lago. En este lugar podrás probar recetas locales como camarones al pil pil y alemanas, como pernil con papas fritas.

Paseos al aire libre

Como ya lo hemos visto en otro artículos, la región de Los Lagos es uno de los puntos más fuertes de nuestro país para experimentar increíbles paseos al aire libre. Frutillar, al igual que Puerto Varas, es puerta de entrada a diversos sectores que abundan de naturaleza nativa.

Entre los lugares destacados más cercanos, recomendamos los siguientes:

Volcán Calbuco

©Gustavo Almeida/Flickr
©Gustavo Almeida/Flickr

Es uno de los favoritos para los amantes de la montaña. Con más de dos mil metros de altura, es el lugar perfecto para realizar montañismo, trekking, cabalgatas, observación de aves y contemplación de flora y fauna. Eso sí, cualquiera sea la experiencia del visitante, es fundamental contar con la asesoría de guías y equipos personalizados.

El momento más adecuado para visitarlo es durante los meses de enero a marzo.

Volcán Osorno

Es aún más alto que el Calbuco. Tiene cerca de dos mil quinientos metros de altura y es uno de los protagonistas de la región. Se puede ver desde las ciudades de Osorno hasta Chiloé. La ascención de este volcán es de dificultad media y puede demorar entre 6 y 7 horas. También debe realizarse en compañía de equipos especializados.

La época adecuada para subirlo en en los meses de noviembre y diciembre cuando las fuertes nevadas han terminado.

Parque Forestal Edmundo Winkler

Este centro es el lugar ideal para disfrutar del bosque nativo de la zona. Se extiende sobre una superficie de 33 hectáreas y cuenta con senderos imperdibles para los amantes de la naturaleza. Su longitud es de 800 metros, por lo que puede ser recorrido en sólo 40 minutos. Un panorama familiar durante todo el año.

Parque Vicente Pérez Rosales

Saltos del Petrohué ©Panoramio
Saltos del Petrohué ©Panoramio

Ya lo hemos recomendado otras veces, pero definitivamente es un imperdible si estás en la región de Los Lagos. Creado en 1926, el Parque Vicente Pérez Rosales es el más antiguo de Chile y forma parte de la Reserva de la Biósfera Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes. Se extiende sobre una superficie de 251.000 hectáreas y cuenta con diversas atracciones, siendo evidentemente la más importante su propia naturaleza compuesta por grandes bosques de árboles nativos, y el lago Todos Los Santos, uno de los más emblemáticos del sur de Chile. Dentro del parque se pueden realizar un sinnúmero de actividades dependiendo de la temporada. Simplemente caminar ya es un panorama por sí solo, aunque también se puede disfrutar de un paseo en bote por el lago, de una visita a los Saltos de Petrohué o un rico baño en las Termas el Callao.

Termas el Callao

Dentro del mismo Parque Vicente Pérez Rosales, las Termas el Callao son ideales para esta época de frío. Se trata de un refugio rústico de madera situado en medio de las montañas y el bosque nativo. En el lugar se pueden encontrar tinajas de alerce con aguas que oscilan entre los 39 y los 42ºC, compuestas por minerales que ayudan al buen funcionamiento del sistema nervioso. Para llegar al lugar es necesario realizar una caminata.

Para llegar a Frutillar

©Helder Riberio
©Helder Riberio

En avión: Debes comprar pasajes hasta Puerto Montt y desde allí tomar un transfer directo hasta Frutillar (40 km). El vuelo demora una hora y veinte minutos.

En auto: Se debe tomar la ruta 5 sur, la duración del viaje es de aproximadamente 10 horas desde Santiago.

Para alojar

Como siempre, en Ladera Sur, te recomendamos ingresar a www.misegundavivienda.com. Allí encontrarás una gran variedad de lugares ideales para pasar los mejores días en Frutillar.