El Sistema de Información y Monitoreo de Biodiversidad (SIMBIO), es una plataforma de libre acceso que posee la capacidad de conectar los distintos datos existentes de ecosistemas terrestres, humedales, ecosistemas marinos, áreas protegidas, planes de Recuperación, Conservación y Gestión de Especies (Planes RECOGE) y restauración ecológica, representados mediante georreferenciación, con el objetivo de ampliar el acceso a la información y el conocimiento sobre nuestra biodiversidad.

©Jorge Herreros (8)
©Jorge Herreros 

El sitio web permite revisar información de los distintos ecosistemas, recursos, normativas, instrumentos de gestión, límites y cartografías, hasta la simulación del clima en ciertas zonas de nuestro país.

©Jorge Herreros (13)
©Jorge Herreros 

“El SIMBIO es una iniciativa de interés nacional que tiene como propósito brindar acceso libre a información sobre la diversidad biológica del territorio nacional, promover una sociedad más informada en temas ambientales y seguir avanzando hacia un desarrollo sostenible. Es una herramienta que facilita el acceso a la información sobre los ecosistemas de nuestro país, que facilita una mejor gestión de las políticas públicas y permite fortalecer el conocimiento para la toma de decisiones en los distintos territorios”, afirmó el ministro del Medio Ambiente, Javier Naranjo.

©Jorge Herreros (10)
©Jorge Herreros 

El SIMBIO contempla todas las regiones y comunas a lo largo del país, a excepción de la Antártica, y está diseñado para ser utilizado por diversos públicos, desde estudiantes que necesitan completar una tarea, hasta un investigador que requiera la última información oficial de un área específica de nuestro territorio (o país). Basta con escribir un concepto y la información disponible se desplegará en formato de fichas. Por ejemplo, se puede buscar el concepto “pingüinos” y la plataforma entregará un listado de fichas de áreas protegidas, sitios prioritarios entre otras, que incluyen el concepto. También se puede ingresar a través de los módulos desplegados al entrar en la página web, como ecosistemas terrestres o áreas protegidas, y utilizar buscadores avanzados.

©Jorge Herreros (7)
©Jorge Herreros 

La plataforma también incluye un Geoportal, que corresponde a una aplicación web que permite desplegar las capas de información del SIMBIO en mapas, usando, por ejemplo, imágenes satelitales o capas topográficas. Esto es clave para obtener información cruzada de los datos, lo que permite, por ejemplo, saber qué ecosistemas existen dentro de un área protegida.

©Jorge Herreros (5)
©Jorge Herreros 

La información disponible en el sistema proviene de diversas fuentes como el Ministerio del Medio Ambiente; consultorías; expedientes; aportes de la academia; aplicaciones de ciencia ciudadana como iNaturalistCL y eBird; además de interoperar con listados de especies provenientes de la Infraestructura Mundial de Información en Biodiversidad (GBIF, GBIF Chile), que contiene datos de colecciones biológicas de museos, universidades; humedales, como el inventario nacional de humedales; y datos sobre cambio climático desde el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2).

©Jorge Herreros (2)
©Jorge Herreros 

Este proyecto fue financiado por el Ministerio del Medio Ambiente y el Fondo Conjunto de Cooperación Chile-México a través del proyecto “Transferencia tecnológica entre México y Chile para el fortalecimiento institucional en el contexto del cambio climático, en el marco de la creación del Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas de Chile”. Y fue desarrollado por el Ministerio del Medio Ambiente, con la participación del Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB), Wildlife Conservation Society (WCS) Chile, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) de México, y la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

©Jorge Herreros (11)
©Jorge Herreros 
Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.