Ladera Sur La revolución energética que hoy se vive en Chile
La revolución energética que hoy se vive en Chile

Medio Ambiente

La revolución energética que hoy se vive en Chile

Nuestra colaboradora, Cécile Taliercio, nos comparte hoy una columna sobre la transición energética que está desarrollándose en nuestro país y cómo estos cambios están aportando a nuestra sociedad. 

El concepto de transición energética describe la transformación del modelo energético actual, caracterizado por el uso de energías convencionales y grandes infraestructuras de generación, como las térmicas, en un modelo energético que se cimiente principalmente en las energías renovables, la eficiencia energética y la coexistencia de instalaciones de gran tamaño con soluciones distribuidas de forma próxima al consumidor final.

Siempre soñé que algún día el 100% de la energía del mundo podría ser suministrada por energías renovables. Tras años de estudios, entré a trabajar en el sector fotovoltaico en Europa y luego en Chile y hoy les puedo contar que el país está viviendo su revolución verde y renovable: Llegaron masivamente las energías renovables a Chile, no se trata de ciencia ficción, está pasando ahora y en nuestro país.

En Chile, en 2013, empezó el auge de las energías renovables, principalmente de energía solar y eólica y hoy suministran energía sin emisiones CO2 al sistema eléctrico nacional. Ante estos avances surge la siguiente interrogante, ¿en qué cambia para nosotros la llegada de las energías renovables y qué aportan?

1.- Diversificación de la matriz energética

Parque Eólico Punta Colorada. ©Barrick Sudamérica
Parque Eólico Punta Colorada. ©Barrick Sudamérica

La llegada de las energías renovables tales como energía solar, eólica, biomasa y geotermia, permite una diversificación de la matriz energética del país, y reduce su dependencia a las energías convencionales: gas, petróleo, carbón, hidroeléctrica.

Gracias a su ubicación geográfica, Chile y en particular el desierto de Atacama, tiene la mayor irradiación solar del mundo. Y por lo tanto, se puede plenamente aprovechar los recursos naturales del país para generar energía limpia.

En el año 2000 el 3% de la generación eléctrica del país estaba suministrada a partir de energías renovables (principalmente biomasa y mini hidro) y el 97% a partir de la energía convencional (térmica e hidro).

Hoy, el 12% de la generación eléctrica del país está suministrada a partir de energías renovables (solar, eólico, mini hidro, geotermia y biomasa) y el 88% a partir de la energía convencional (térmica e hidro).

¿Se puede suministrar el 100% de la demanda energética del país a partir de energías renovables, por ejemplo, solar y eólica?

La energía solar y eólica dependen de recursos naturales: el sol y el viento. Son fuentes de energía intermitentes por lo tanto hoy es indispensable tener una matriz energética a partir de distintas fuentes: energía convencional y energía no convencional. Ya que para poder generar energía a partir de una fuente 100% renovable, tenemos que encontrar una solución de almacenamiento de energía. Hoy ya se han comenzado a comercializar baterías y esperamos que en unos 5 a 10 años las mejoras tecnológicas permitan optimizar técnica y económicamente las baterías actuales para que se masifiquen a la escala de un país.

2.- Baja del precio de la energía para los clientes finales

Turbina eólica del Parque Eólico Punta Colorada. ©Barrick Sudamérica
Turbina eólica del Parque Eólico Punta Colorada. ©Barrick Sudamérica

La tecnología solar y eólica son tecnologías que siguen desarrollándose y mejorando su eficiencia para permitir una baja de los precios. Además, cuando llegó el auge solar, países como China y EE.UU hicieron mega fábricas para responder a la alta demanda, lo que también permitió obtener economía de escala haciendo bajar el precio de la tecnología.

En 2016 en Chile se adjudicaron licitaciones para el suministro de energía para clientes regulados (residencial, comercial, industrial) y los grandes ganadores son generadores renovables: se registró el precio de la energía más barato del mundo, a partir de energía solar (29,1 USD/MWh). La baja de los precios de los contratos adjudicados se reflejará en nuestras cuentas eléctricas a partir del año 2021 en adelante.

Además se espera que los próximos procesos de licitación sigan con precios de mercado a la baja.

3.- Se desarrolla un real conocimiento local

Recreación virtual en 3D de la planta termosolar Atacama 1, el mayor complejo solar de América Latina. ©Abengoa
Recreación virtual en 3D de la planta termosolar Atacama 1, el mayor complejo solar de América Latina. ©Abengoa

Existe un real desafío por parte de los ministerios para que Chile se posicione como un líder en energía renovable y en particular en el sector solar: El 26 de octubre de 2016, el gobierno lanza el programa de energía solar: Transforma solar con el objetivo de proveer soluciones energéticas eficientes que permitan contribuir a mejorar la competitividad de la economía nacional.

El sector energía tiene un impacto en la actividad económica y en particular en el ámbito laboral, en especial a través de los nuevos proyectos que están en desarrollo. Y hoy Chile es sin duda el líder de Sudamérica en energías renovables.

En agosto de 2016 entró en operación en Chile la central solar más grande de Sudamérica: 160 MW ubicada cerca de Antofagasta.

El cambio climático es una realidad que todos enfrentamos, somos vulnerables frente a dichos cambios y es urgente que se tomen medidas y acciones hoy para limitar daños irreversibles en el medio ambiente. La llegada masiva de las energías renovables marca un cambio profundo en la matriz energética chilena: ésta se va diversificando, permitiendo reducir de a poco el uso de recursos más contaminantes como el petróleo, el carbón y el gas.

Los gobiernos tienen grandes responsabilidades en las decisiones que se toman a escala nacional, unas de las medidas urgentes son:

  • El impuesto al carbono
  • Incentivos para la generación de energía renovable al nivel distribuido (ley net billing en vigor desde 2014)
  • Ley de eficiencia energética: La mejor energía es la que no se consume
San Andrés, una de las plantas solares más grandes de Chile. Consta de 166.896 módulos poli-cristalinos. ©San Andrés-Solar
San Andrés, una de las plantas solares más grandes de Chile. Consta de 166.896 módulos poli-cristalinos. ©San Andrés-Solar

Está pasando…

La llegada masiva de las energías renovables y sus precios bajos tienen como consecuencia una toma de conciencia por parte de los consumidores finales (industriales, minerías, residencial). Los consumidores finales se dan cuenta que dicha fuente de energía es capaz de competir con las fuentes de energía tradicional.

En la actualidad chilena, dos noticias en particular me llamaron la atención:

  • 30 de agosto 2016: Endesa renuncia a sus derechos de agua asociados a 5 proyectos hidroeléctricos:
    1. Bardón (río Cautín, Región de la Araucanía) (14 MW),
    2. Chillán 1 y 2 (río Chillán, Región del Biobío) (17 MW),
    3. Futaleufú (río Futaleufú, Región de Los Lagos) (1.330 MW),
    4. Puelo (río Puelo, Región de Los Lagos) (750 MW) y
    5. Huechún (Región Metropolitana) (40 MW).

¿Qué pasó? Además de la no aceptación de dichos proyectos por la comunidad, se anuncia que los proyectos no son técnica ni económicamente viables.

  • 27 de octubre 2016: Proyecto Alto Maipo. Antofagasta Minerals informó que está evaluando inversión en la hidroeléctrica Alto Maipo. La compañía posee una participación de un 40% en el proyecto de energía el cual estaba pensado para abastecer a Minera Los Pelambres, pero dijo que está revisando si sigue adelante con la iniciativa debido a sus costos.

En este sentido, la firma indicó que frente el anuncio de un aumento de costos de la iniciativa de la que Minera Los Pelambres es socio minoritario, y debido a la caída en los precios a largo plazo de la energía en Chile gracias a la creciente contribución de generación solar y eólica, “la compañía está analizando distintas opciones respecto al proyecto”.

Galería (4)