Ladera Sur Jóvenes al rescate de la naturaleza
Jóvenes al rescate de la naturaleza

Medio Ambiente

Jóvenes al rescate de la naturaleza

Hoy destacamos 5 iniciativas alrededor del mundo lideradas por jóvenes que se han propuesto combatir diversas problemáticas ambientales que hoy aquejan al planeta. Desde líderes que inspiran movimientos a nivel mundial contra el cambio climático hasta brillantes inventores, esta lista seguramente será una inspiración para muchos. 

Hay personas que nos inspiran, líderes capaces de inculcarnos sus creencias, pensamientos, preocupaciones o su inagotable esperanza. Personas que nos dan vuelta nuestra realidad y nos empujan a dar ese paso que tanto nos costaba para realizar un cambio positivo en nuestras vidas o cuyas historias nos abren los ojos.
Hoy quisimos destacar a aquellos jóvenes cuyas acciones están revolucionando al mundo y cuyas ideas están ayudando a enfrentar diversas problemáticas ambientales alrededor del mundo. Ven y maravíllate con las impresionantes creaciones e historias que te compartimos en esta nota.

Fionn Ferreira contra los microplásticos

©Fionn Ferreira
©Fionn Ferreira

Buen comunicador, amante de la naturaleza, entusiasta de la ciencia e innovación y un motivado de las nuevas ideas es como se define Fionn Ferreira, un adolescente irlandés de 18 años que ha participado en innumerables ferias científicas, entre ellas: Google Science Fair.

La Google Sciencie Fair convoca a jóvenes entre 13 y 18 años y el panel de jueces recibe cerca de 5 mil propuestas, pero entre todas ellas, la de Fionn resultó triunfadora: un proyecto que estudia un nuevo método para la extracción de microplásticos del agua. 

Una cosa que hace temibles a los plásticos es su fragmentación en pequeñas partículas, es decir, los microplásticos. Aquellos pedazos de dicho material que tienen entre 5mm o menos y que se hacen extremadamente difíciles de filtrar. Fionn vive cerca de la orilla del mar y en la medida en que descubría cuántos microplásticos ingresan a nuestro sistema de agua y, en consecuencia a los océanos, es que se propuso encontrar una manera para solucionar el problema.

“En mi clase de química en la escuela, aprendí cómo las cargas similares atraen cargas similares (es decir, el aceite vegetal no polar atraería plásticos no polares en el medio ambiente del agua). Leí sobre el Dr. Arden Warner, quien desarrolló un método para limpiar los derrames de petróleo utilizando polvo de magnetita (óxido de hierro natural). Esto me hizo pensar que una combinación de aceite y magnetita me permitiría eliminar los plásticos del agua”, detalla Ferreira en el portal web de Google Science Fair.

En presencia del agua, el ferrofluido atrae a los microplásticos debido a las propiedades no polares de ambos. Se investigó este método de extracción en 10 tipos distintos de microplásticos. La concentración de plásticos antes y después se midió mediante un espectrómetro casero y un microscopio y los resultados apoyaron la hipótesis confirmando una extracción del 85%.

Los resultados del proyecto muestran que podría ser un método viable, ya que no utiliza elementos contaminantes hacia el medio ambiente. Sin embargo aún quedan preguntas sin responder. Serán necesarias más investigaciones para descubrir su eficacia, entre otras cosas como un diseño de un sistema que pueda introducirse en los centros de tratamiento.

Greta Thunberg, la voz por el cambio

©Anders Hellberg/Wikimedia
©Anders Hellberg/Wikimedia

Era un viernes 20 de agosto en el centro de Estocolmo, quedaban tan solo 20 días para las elecciones y se respiraba un día como cualquier otro en el parlamento de Suecia. Sin embargo, había una pequeña diferencia en el edificio: a sus pies figuraba una niña, de baja estatura para sus 15 años, con trenzas y un cartel en la mano en el cual se leía “Skolstrejt för Klimatet” (huelga escolar por el clima).
Greta se sentó en el parlamento todos los días escolares durante tres semanas para protestar contra la falta de acción en la crisis climática y luego continuar- desde el 8 de septiembre- todo los viernes hasta que las políticas suecas proporcionaran un camino seguro en línea con lo propuesto en el acuerdo de Paris. Los hastags #FridaysForFuture y #Climatestrike se extendieron a lo largo del mundo por las redes sociales en las que miles de jóvenes y adultos comenzaron a sumarse a la protesta a lo largo del mundo para exigir acciones contra el cambio climático.
Así, un cartel pasó de ser un sencillo pedazo de cartón a un movimiento mundialmente conocido como “Fridays for Future” y Greta, como su fundadora. Hoy es reconocida como un símbolo por la lucha del cuidado del medio ambiente, que fue capaz de convocar a una huelga mundial y es una candidata para el Nobel de la Paz 2019, ya que en su movimiento de masas se ve la principal contribución de paz, según aseguró el diputado noruego Freddy André Øvstegård.

Melati e Isabel Wijsen: Bye bye plastic bags

©Bye Bye Plastic Bags
©Bye Bye Plastic Bags

Con solo 10 y 12 años respectivamente, Melati e Isabel Wijsen -luego de una lección en su escuela en donde aprendieron sobre personas que han marcado la historia del mundo- se preguntaron de qué manera podrían ellas hacer un cambio.
Bali representa el segundo mayor contaminador del mundo en lo que respecta al plástico marino, después de China. Como testigos de esta creciente realidad, es que estas hermanas comenzaron intentar detener el uso de bolsas plásticas, que la mayoría de las veces sólo eran utilizadas máximo dos veces.

Reunieron a algunos amigos, y a través de internet es que iniciaron una petición en la cual obtuvieron 6.000 firmas en menos de un día. Difundieron la conciencia a través de talleres escolares y comunitarios; organizaron campañas masivas para limpiar playas hasta el punto de captar la atención a nivel internacional y también de políticos locales. Así es como poco a poco comienza a desarrollarse el proyecto de Bye bye Plastic bag (adiós adiós bolsas plásticas) para convertirse hoy en un movimiento internacional con la visión de imaginarse un mundo libre de bolsas plásticas y donde las generaciones jóvenes estén capacitadas para tomar decisiones.

 

©Bye Bye Plastic Bags
©Bye Bye Plastic Bags

“No podemos resolver un problema que la gente no conoce. BBPB crea conciencia y educa sobre el impacto nocivo del plástico en nuestro medio ambiente, animales y salud, al tiempo que comparte cómo ser parte de la solución. Habiendo hablado con más de 20.000 jóvenes y creado 2 folletos educativos destinados a escuelas primarias en Indonesia, la educación ocupa un lugar enorme en el corazón de BBPB”, se destaca en su portal web.
Desde su creación en el 2013 BBPB se ha convertido en un movimiento nacional e internacional, posicionándose en más de 25 lugares en todo el mundo, como Shanghai, Filipinas, Pensilvania, Nigeria, Nueva Zelanda, Nueva York, Malta, Londres, entre otros.

Boyan Slat y la máquina atrapa plástico

©The Ocean Cleanup
©The Ocean Cleanup

Boyan Slat solo tiene una idea en la cabeza y es que de aquí a cinco años logre limpiar por lo menos el 50% de la gran isla de plástico del Pacífico. Más de cinco billones de piezas de plástico actualmente cubren el océano, las cuales se acumulan en cinco parches de basura oceánica, la más grande es el Gran Parche de Basura del Pacífico, ubicado entre Hawái y California.

Pero ¿cómo hacerlo? Limpiar esta gran isla de basura con embarcaciones y redes comunes tomaría cientos de años y una gran cantidad de dinero, pero Slat se las ingenió para crear un sistema que eliminaría la mitad del parche en sólo cinco años y a una fracción el costo. Se trata de The Ocean CleanUp, fundado el 2013 por Slat a sus 18 años en su ciudad natal de Delft en los Países Bajos, en el cual aplica tecnologías avanzadas para eliminar el plástico de los océanos del mundo. La idea consiste en un flotador de 600 metros de largo que se asienta en la superficie del agua y una falda cónica de 3 metros de profundidad unida por debajo. El flotador proporciona flotabilidad al sistema y evita que el plástico fluya sobre él. Mientras que este faldón evita que los desechos escapen por debajo.

Tanto el plástico, como el sistema están siendo transportados por la corriente. Sin embargo, el viento y las olas solo impulsan el sistema, ya que el flotador se pega parcialmente sobre la superficie, mientras que el plástico se encuentra principalmente debajo de él, por lo tanto, el sistema se mueve más rápido que el plástico, lo que permite capturarlo.

El 8 de septiembre del 2018 Boyan Slat y su equipo de The Ocean Cleanup lanzaron desde la bahía de San Francisco el primer sistema de limpieza hacia el Gran Parche de Basura del Pacífico pero luego de haber tenido problemas de retención conocidos y una fractura estructural, el sistema 001 regresó a la costa después de un despliegue de cuatro meses. Pero la limpieza continúa pues luego de un análisis, rediseño, adquisición y ensamblaje, el Sistema 001/B se implementó en junio de este año, en el cual se probarán múltiples opciones que apuntan a resolver el problema de retención

Jorge Miles y los organismos que degradan neumáticos

Chile no podría quedar fuera de esta lista. Recientemente el chileno Jorge Miles, estudiante de la Universidad Católica de 19 años, desarrolló una investigación que logra reducir la degradación del gaucho de 500 años a tan solo meses.

Todo partió cuando Jorge se dispuso a observar el espacio sustentable en el patio de su Instituto Luis Campino el cual estaba compuesto por plantas que crecen dentro de neumáticos. Fue entonces cuando Miles se planteó la pregunta “si las plantas crecen adentro es porque hay microorganismos circulando: ¿servirá alguna de estas bacterias para enfrentar la contaminación producida por los neumáticos?”.
La búsqueda fue difícil pero como dice el proverbio, el que busca encuentra. Según informa Las Ultimas Noticias, el hallazgo vino tras un recorrido por el bosque Chuchunco en Estación Central, reconocido por ser un gran vertedero. Fue ahí donde se descubrieron dos organismos que vivían entre toda esa basura: la bacteria cocacea gram positiva y un hongo dorado, ambos capaces de degradar caucho mientras se alimentan.
Estos organismos tienen un gran potencial para actuar sobre este material y lograr que en vez de 1.000 años, tarde sólo 10 en degradarse. “Esto considera la reducción de una masa inicial de 100 gramos a 1 gramo de neumático”, detalla Miles, un descubrimiento que podría combatir la contaminación del gaucho.
Cabe destacar que en Chile se consumen anualmente cerca de 6,5 millones de neumáticos, generándose unas 140 toneladas de residuos equivalentes a un Cerro Santa Lucía. De estos residuos sólo se recicla un 17% y el resto termina en vertederos clandestinos, playas o como basura.
instagram.com

Ahora, Jorge emprenderá en noviembre un viaje a Alemania para competir en un congreso con su gran descubrimiento, tras haberse ganado el concurso científico Falling Walls Lab Chile.

Galería (6)