Archipiélago Juan Fernández desventuradas y su patrimonio natural

El archipiélago de Juan Fernández fue descubierto en 1574 por un navegante español del mismo nombre, se encuentra a 670 km. al oeste de del Puerto de San Antonio y está formado por las islas Robinson Crusoe, Santa Clara y Alejandro Selkirk. A mediados del siglo XIX, un grupo de aventureros liderado por el suizo Alfred Von Rodt coloniza las islas. Sus descendientes  conforman actualmente una comunidad de alrededor de mil personas que depende de la exportación de langostas y el turismo para subsistir. 

Es tal la importancia biológica de este territorio que es nombrado Parque Nacional en 1935,  Reserva Mundial de la Biósfera en 1977 y en la última década, gracias al esfuerzo de su comunidad y al apoyo de instituciones como National Geographic y Océana, se ha creado un Área Marina Protegida de Múltiples Usos (AMCP MU) con 5 parques marinos adyacentes, el parque marino Mar de Juan Fernández y el parque marino Nazca Desventuradas, sumando un total de 600 mil km2

Isla Alejandro Selkirk. Foto: Tomás Mekis.
Isla Alejandro Selkirk. Foto: Tomás Mekis.

No obstante las islas son consideradas uno de los ecosistemas más amenazados del mundo, sus principales amenazas son la erosión, el avance de especies exóticas invasoras y el cambio climático. La misma lejanía y abrupta geografía que le han conferido sus características especiales, dificultan las  acciones necesarias para su conservación. A pesar que desde su descubrimiento han sido bien exploradas y estudiadas , existen todavía zonas que se han mantenido inaccesibles para el ser humano.

La expedición

En marzo del 2020, en colaboración con CONAF, la Armada de Chile y la comunidad isleña, Fundación Endémica llevó a cabo la Expedición Científica Alejandro Selkirk 2020, que tenía como objetivos la toma de muestra de una especie vegetal desconocida para las ciencias, la toma de muestras geológicas y la toma de muestra fecales del lobo fino de dos pelos de Juan Fernández (Arctophoca philippi philippi). La expedición la conformaba Ramón Schiller, guardaparque isleño, Felipe Paredes, ex alcalde, conservacionista y fundador Fundación Endémica, Lukas Mekis, fotógrafo, escalador y director de Endémica, Laura Becerril, geóloga con un máster en Oceanografía y un doctorado en Vulcanología, Tomás Mekis, director audiovisual y surfista certificado en B.W.R.A.G., y Erick Vigouroux, escalador y fotógrafo. Cada uno de los integrantes aportó elementos y capacidades fundamentales para poder llevar a cabo cada uno de los objetivos establecidos.

Toma-de-muestras-fecales. Foto-Felipe
Toma de muestras fecales. Foto: Lukas Mekis.
Muestras geologicas. Foto: Tomás Mekis.
Muestras geologicas. Foto: Tomás Mekis.

Para llevar a cabo una expedición exitosa en un lugar tan remoto como la isla Alejandro Selkirk, es necesario reunir una serie de condiciones que son difíciles de lograr. La logística es compleja, las comunicaciones escasas, los costos altos y además la isla pone su cuota de complejidad con condiciones climáticas cambiantes y abruptas. En un día puede hacer calor, luego llover y luego salir un viento que te deja varado a cientos de kilómetros si no estás preparado. Se requiere un conocimiento profundo del territorio, aquel que sólo las comunidades poseen y construyen a lo largo de muchas generaciones.

Artículo relacionado
Promover la captura de carbono con árboles invasores aumenta riesgo de incendios y otros daños al ecosistema

Nueva especie vegetal

Ramón Schiller lleva 40 años dedicado a la conservación de especies en peligro de extinción del Parque Nacional Juan Fernández. El verano del 2009 divisó con la mira de su rifle una planta que no logró reconocer, era una especie desconocida. Estaba a mucha altura, colgando de una pared de roca en un sector llamado Quebrada El Tongo, en isla Alejandro Selkirk. La idea de la nueva especie nunca dejó de dar vueltas en su cabeza, pero llegar hasta ella era un objetivo imposible de cumplir sin apoyo. 

El 2015 durante una expedición científica, en la cumbre del El Yunque, el cerro más alto de Robinson Crusoe, el guardaparques le comenta a Felipe Paredes y Lukas Mekis sobre la existencia de esta planta y su sueño de poder llegar a ella. En esa misma cumbre la dupla de exploradores tomó el compromiso junto a Ramón de llegar a ella como sea. El 2016, tras 9 días de expedición, apoyados por Patagonia, se intentó tomar muestras de esta nueva especie, quedando a sólo 4 metros de ésta (se puede ver el intento en el documental “Más Afuera” subido por Patagonia Latinoamérica en Youtube). Lamentablemente no se pudo llegar a los individuos debido a la falta de tiempo, consecuencia de las malas condiciones climáticas. Desafortunadamente, la planta seguiría siendo desconocida. 

Expedición 2015, El Yunque. Foto: Lukas Mekis.
Expedición 2015, El Yunque. Foto: Lukas Mekis.

Cuatro años después del primer intento, Erick Vigouroux y Lukas Mekis, ante la mirada expectante del resto del equipo de la expedición y parte de la comunidad masafuerina, vuelven a enfrentarse a la rocosa pared de más de 70 metros de altura, y luego de una escalada de 5 horas, logran llegar a los tres individuos existentes y finalmente tomar muestra de las flores, semillas y hojas de las plantas. Hubo lágrimas, aplausos y abrazos de felicidad ante este logro. Se había terminado la espera y ya se podía comenzar a estudiar esta nueva especie.

La investigación

Se entregaron las muestras a CONAF y al Ingeniero en Conservación de Recursos Naturales Diego Penneckamp, científico que ha estudiado por varios años la flora vascular del archipiélago, publicando un libro el 2018 con la compilación de más de 150 especies del Archipiélago de Juan Fernández, que se ha convertido en la guía para muchos botánicos e interesados en la flora endémica de estas islas.

Erick Vigouroux ascendiendo por la quebrada El Tongo. Foto-Lukas-Mekis.
Erick Vigouroux ascendiendo por la quebrada El Tongo. Foto: Lukas Mekis.
Ramón Schiller, Lukas Mekis y Felipe Paredes. Foto: Tomás Mekis.
Ramón Schiller, Lukas Mekis y Felipe Paredes. Foto: Tomás Mekis.

Penneckamp coordinó la investigación junto a otros científicos de alrededor del mundo, tales como Phillipe Danton de Francia, Alfonso Sussanna de España, quienes junto a otros colaboraron al estudio de la nueva especie. Después de dos años, y muchísimo análisis, el hallazgo fue oficializada ayer tras ser publicada en la revista botánica Gayana Botánica, responsabilidad de la Universidad de Concepción. Se descubrió que era una nueva especie de Centaurodendron, género que se creía éndémico sólo de Robinson Crusoe, pero que ahora se sabe que es del Archipiélago de Juan Fernández.  El nombre Centaurodendron schilleri es en honor a Ramón Schiller, solicitud que realizó Fundación Endémica exclusivamente ya que anteriormente estos descubrimientos eran llamados por el nombre de quien las investigaba y no quien las descubría. Con ello esta planta pasa a ser la primera especie insular con el nombre de un isleño, algo que para la comunidad es muy importante ya que reafirma el importante rol que tiene la comunidad y sus distintos representantes en su compromiso con la conservación de las islas.

Artículo relacionado
¡Bienvenidos a Ladera Sur!

Es posible señalar que su actual estado es “Críticamente en peligro de extinción”, ya que solo se conoce una población nativa de esta nueva especie con menos de cinco plantas en una sola localidad, resguardada sobre una pared de roca prácticamente inaccesible. Podría haber más población, pero el hábitat extremo de esta planta hace que sea difícil estimar su estado. 

Miembros de la expedición Lukas, Felipe, Laura, Erick, Ramón y Tomás. Foto: Fundación Endémica.
Miembros de la expedición Lukas, Felipe, Laura, Erick, Ramón y Tomás. Foto: Fundación Endémica.

Lo que se viene

Fundación Endémica ha estado en la búsqueda de nuevas especies y de la preservación del material genético de distintas especies, habiendo participado sus exploradores en importantes hitos de especies consideradas extintas, como la Robinsonia berteroi especie redescubierta el 2015 por el guardaparque Guillermo Araya, además de otras especies en peligro de extinción en las distintas islas del Archipiélago de Juan Fernández e Islas Desventuradas. Se tiene el propósito de seguir explorando y en cuanto a este nuevo hallazgo, realizar un plan de restauración del Centaurodendron schilleri, acompañado de un documental que se está terminando de editar y que cuenta la historia completa de su hazaña.

Flor de nueva especie. Foto: Lukas Mekis.
Flor de nueva especie. Foto: Lukas Mekis.

Un objetivo que se ha mantenido en cada una de los zonas exploradas, es la búsqueda del extinto Sándalo de Juan Fernández (Santalum fernandezianum), que se cree puede ser redescubierto en otro sector de la isla Alejandro Selkirk. Si bien expertos de muchas nacionalidades han explorado las islas, todavía quedan 600 hectáreas inexploradas, la mayoría de ellas ubicadas en acantilados de muy difícil acceso y donde la logística es muy compleja.

Además se está planificando una nueva expedición a Islas Desventuradas, las últimas de ellas fueron una a finales del 2021 y otra a principios del 2022, donde Lukas Mekis pudo realizar diversos registros y se ha estado trabajando en la conservación del material genético botánico de estas remotas islas, que son parte del Archipiélago Juan Fernández Desventuradas.

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.