Este fin de semana del 01 y 02 de octubre se anunció al ganador del Cine de Aventura Sudamericano, que reúne las mejores piezas audiovisuales de deportes al aire libre del continente, durante el Santiago Mountain film Festival. Quien se llevó los honores fue el chileno Daniel Pastene, con su película «El Mono de Cochamó».

Este filme de 21 minutos, muestra la vida de Cristián Gallardo, conocido como “El Mono”, en el valle selvático de la Junta de Cochamó, en Chile. La historia transcurre en dos estaciones, verano e invierno, donde la vida de este joven argentino encargado del refugio cambia junto a la llegada de muchos turistas, la soledad y el frío invernal.

Conversamos con Daniel para saber más acerca de este proyecto que ya ha ganado varios premios como “Mejor Película” en el Festival Internacional de cine de Montaña “Noche de Fogón” de Bariloche 2016, y “Mejor Fotografía” en el Festival Internacional de cine de Montaña Lo Valdés 2016. Además de ser considerado como Selección oficial en el “Festival de Cine Internacional Surmic” de Puerto Montt y el “Adventure Film Festival” de Santiago.

Esto es los que Pastene nos comentó acerca de su película y cómo llegó a hacerla:

«En el año 2000 tomé la decisión de ir a estudiar música a Bélgica, donde me titulé de clarinetista e intérprete musical con mención en composición en el Conservatorio de la ciudad de Gent. Ahí no solo descubrí un mundo enorme sobre la música, sino que también descubrí la fotografía», cuenta Daniel Pastene. Tras 12 años viviendo en Bélgica decidió regresar a Chile cansado de «viejo mundo y de la supuesta comodidad social en la que me encontraba», cuenta.

Al llegar a Chile conoció la escalada y tal como Pastene cuenta, un nuevo mundo se abrió ante sus ojos; encontró en la escalada no sólo un deporte sino que una forma de vida y equilibrio espiritual.

«Esa sensación de descubrir algo nuevo en mi vida, me sacó de la monotonía y del confort en el que estaba, fue un verdadero encanto. Entonces, sin dudarlo tomé mis pocas pertenencias, mis instrumentos musicales, equipos de fotografía, material de escalada y emprendí rumbo al sur de Chile», comenta Daniel.

Artículo relacionado
Los Castores, la invasión que se comió Tierra del Fuego

Su primera parada fue en el Valle de la Junta en Cochamó, un destino reconocido por ser un «paraíso para escaladores», donde realizó un voluntariado en el Refugio de Cochamó. Fue allí donde conoció a Cristián Gallardo o «El Mono». «Fue muy cautivador encontrar a tal personaje, reflejaba en cierta manera este estilo de vida que buscaba«, recuerda Daniel Pastene, quien atraído por este joven escalador y con cámara en mano, comenzó a grabar a su querido amigo en sus actividades diarias, capturando también a la comunidad de Cochamó. Pastene cuenta que aún después de pasar 3 años en este lugar, aún se sorprende de los habitantes locales, sus costumbres, su sencillez y «su sabiduría tremenda con la naturaleza».

Este lugar marcó un antes y un después en su propia vida y por lo mismo decidió crear a partir de sus grabaciones y su experiencia este documental, su primer trabajo audiovisual, para mostrar al mundo lo mismo que a él tanto le llamó la atención.

¡Mira aquí el documental!

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.