Ladera Sur Documental “RIO: Ríos influenciando el océano”, una iniciativa de divulgación científica en pantalla grande

Documental “RIO: Ríos influenciando el océano”, una iniciativa de divulgación científica en pantalla grande

La iniciativa nos lleva de viaje al sur de Chile para explorar la influencia de los ríos en el océano, conectando la evidencia científica con los saberes locales. Pese a que la relación entre cuencas y sistemas costeros es esencial para la vida, está cambiando significativamente por nuestro propio comportamiento. Por ello la producción enfatiza en la necesidad de proteger las aguas ante los impactos del cambio climático y de la acción humana.

La imponente belleza de las cuencas hidrográficas del sur de Chile son el escenario en el que se construye el mensaje de “RIO: Ríos influenciando el océano”, proyecto documental financiado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

“Nos gusta pensar que los ríos son como árboles, y que sus copas deben llegar al mar. En torno a esto nos esforzamos en que el proyecto RIO logre comunicar de forma efectiva la importancia de recuperar y mantener la virtuosa relación entre nuestros ríos y los sistemas costeros. Esperamos que el documental logre una amplia visualización y colabore en cambiar algunas visiones equivocadas, en torno a las cuales se continúa pensando que el agua dulce se pierde en el mar. Tenemos esperanzas, creemos que podemos avanzar hacia una conservación integrada de nuestras cuencas y sistemas costeros, considerando una gestión y manejo que no identifique al agua sólo como un recurso”, explicó el líder del proyecto y académico de la Facultad de Ciencias UCSC, Dr. Jorge León-Muñoz.

Documental “RIO: Ríos influenciando el océano” (captura de pantalla)
Documental “RIO: Ríos influenciando el océano” (captura de pantalla)

El producto audiovisual analiza cómo tres ríos del sur de Chile (ríos Biobío, Valdivia y Puelo) alimentan el mar (golfo de Arauco, bahía de Corral, fiordo de Reloncaví), y el efecto de la acción humana en dicho proceso natural.

Para el Dr. Jorge León-Muñoz, “nuestra preocupación a la hora de postular el proyecto RIO era que a nivel país no estamos mirando con suficiente atención y preocupación las zonas de interacción continente-océano. Para atacar esta brecha consideramos altamente necesario divulgar, comunicar y educar sobre la influencia de los ríos en el océano, conectando la evidencia científica y los saberes tradicionales, desde la cordillera de los Andes hasta sistemas costeros altamente productivos del centro-sur de Chile”.

Artículo relacionado  "Defiende Maipo": estrenan documental sobre la amenaza de Alto Maipo en los últimos lugares salvajes de Santiago

Proyecto

Durante varios años, el académico de la Facultad de Ciencias, así como numerosos investigadores de otras universidades, ha trabajado en el estudio de sistemas acuáticos. Los resultados indican una fuerte conexión entre las cuencas hidrográficas y las zonas costeras donde desembocan. Dicha relación ha ido variando en el tiempo, producto del cambio climático y, principalmente, a raíz de la acción humana en los cauces y a nivel de paisaje.

“En general los resultados que hemos reportado han sido valiosos para la comunidad científica, sin embargo, no logran llegar de forma correcta a los tomadores de decisión y a la sociedad en general. Como respuesta a esta necesidad de divulgación, el proyecto RIO buscó generar un documental que permitiese poner en evidencia la relevancia de la conexión entre los sistemas terrestres y costeros y rebatir la frase de que el agua dulce se pierde en el mar”, detalló el Dr. Jorge León-Muñoz.

Detrás del documental hay un equipo multidisciplinario de universidades regionales, entre los que se encuentra el Dr. Claudio Valdovinos (UdeC), Dr. Gonzalo Saldías (UBB), Dr. Ricardo Giesecke y Dr. Pablo Fierro (UACh), y Dra. Carolina Aparicio Molina y Dr. Jorge León-Muñoz (UCSC), entre otros. El trabajo audiovisual estuvo a cargo de los profesionales Alan Labbé y Adrián Silva, mientras que la música original del documental fue compuesta y producida por Pablo Álvarez (Arranquemos del Invierno, Niño Cohete) y Rodrigo Droguett (Mantarraya).

Además, contó con la colaboración de varios centros de investigación (como INCAR, (CR)2, IDEAL y CIBAS), así como de diversos actores y organizaciones locales de las cuencas.

Trasmitir el valor del agua dulce

Artículo relacionado  Documental "El Hijo del Pescador", las olas que cambiaron la vida de Ramón Navarro

El formato documental fue el elegido para poner en valor los resultados que los investigadores han publicado en revistas científicas durante los últimos 20 años, los que, a pesar de ser relevantes, demuestran no llegar de forma adecuada a la ciudadanía.

Realizar una comunicación efectiva de la ciencia, mejorar la comprensión de las sinergias río-océano, ayudar a reconocer la importancia de los sistemas acuáticos, e incentivar su protección en virtud de asegurar su sustentabilidad, fueron las motivaciones detrás de la producción de RIO.

Documental “RIO: Ríos influenciando el océano” (captura de pantalla)
Documental “RIO: Ríos influenciando el océano” (captura de pantalla)

“El principal mensaje que se busca transmitir es que los ríos desde siempre han influenciado al mar. Sin embargo, esta relación está cambiando fruto de un clima cada vez más seco y cálido y también producto de nuestro propio comportamiento. En este contexto es fundamental cambiar la visión de que el agua dulce se pierde en el mar. Es el momento para avanzar hacia una visión ecosistémica que considere las interacciones entre los ecosistemas terrestres, los de agua dulce y los del borde costero, así como los aspectos sociales y económicos relevantes”, sostuvo el investigador de la UCSC.

El documental, mediante los paisajes que ofrecen las cuencas hidrográficas y las voces de sus habitantes, acompañado de la experiencia de los científicos que participaron en el proyecto, comparte el desafío de aprender valores que las últimas generaciones han olvidado: admirar los ríos, agradecer su paso y trasmitir el valor del agua dulce y la virtud de su ingreso a los sistemas costeros, como elemento central para vivir en armonía con los demás seres.