La Isla Mocha es conocida por los mitos e historias de su pasado. Entre los siglos XVII y XVIII fue refugio de piratas y balleneros, y es allí donde surgió la leyenda de Mocha Dick, que cuenta sobre un gran cachalote blanco, más grande de lo común, que habría hundido al barco ballenero Essex; leyenda que inspiró la famosa novela de Herman Melvin llamada Moby Dick.

Para llegar a la isla se deben cruzar 34 km en avioneta desde el aeródromo de Tirúa, ubicado en la provincia de Arauco. Desde el aire se puede apreciar su particular geografía, semejante a un «huevo frito», ya que se conforma por un cordón montañoso que alcanza los 300 msnm, donde crecen árboles que alcanzan los 40 metros de altura, entre ellos olivillos, lumas, arrayanes, laureles, tepas, canelos y lingues, y se rodea por una franja costera que antiguamente estuvo cubierta de bosque pero que hoy ha sido degradada por los asentamientos presentes.

El bosque que se aprecia en la fotografía fue declarado Reserva Nacional  el año 1988 y abarca el 50% de la superficie de la isla. Existen varios senderos habilitados que permiten recorrerlo.


Antecedentes técnicos

Cámara: Nikon D3
Lente: 17.0 – 35.0 mm
ISO: 800
Velocidad: 1/500 seg.
Diafragma: f8.0
Distancia focal: 24 mm

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.