Ladera Sur En la mira: puma concolor
En la mira: puma concolor

Galería de Imágenes

En la mira: puma concolor

Nuestro colaborador Eduardo Minte nos invita a conocer a través de esta espectacular galería más detalles sobre el puma, uno de los felinos más grandes que podemos encontrar en el continente americano.

Es el felino más grande de Chile y el mamífero americano con más amplia distribución en el continente, encontrándose desde Alaska y el norte de Canadá, hasta el sur de Chile y Argentina, excepto en Uruguay. Pese a lo que podría esperarse de este carnívoro que en ocasiones llega a pesar 100 kg y medir hasta 2,5 metros de largo –incluyendo la cola–, el puma suele ser bastante esquivo y tímido, escapando ante la presencia humana. Son animales territoriales, de hábitos crepusculares y nocturnos, aunque también presentan actividad durante el día.

©Eduardo Minte
©Eduardo Minte

En la actualidad se conocen seis subespecies de puma, siendo Puma concolor puma la residente en Chile. Este mamífero habita desde el nivel del mar hasta sobre los 4.000 metros de altura, ocupando tanto zonas desérticas como bosques lluviosos tropicales. En Chile se distribuye desde Parinacota hasta la península de Brunswick, en Magallanes.

©Eduardo Minte
©Eduardo Minte

Según una investigación de 1999, los territorios de los pumas en el sector de Torres del Paine varían entre 24 y 107 km2, sin embargo para 2002, otro estudio determinó que los territorios para esta zona pueden alcanzar los 260 km2No existe una estimación poblacional actualizada para Chile.

©Eduardo Minte
©Eduardo Minte

Su gran distribución y la existencia de poblaciones saludables le otorgan el estado de “Preocupación menor” (LC), a nivel internacional, según la lista roja de especies amenazadas de la IUCN. En Chile se propone el estado de Casi Amenazada (NT) dado que no cumple con los criterios para ser clasificada en alguna de las categorías de amenaza de la UICN (Vulnerable, En Peligro, En Peligro Crítico, Extinta en la Naturaleza o Extinta), pero se considera que de seguir operando las amenazas actuales, el Puma concolor estaría próximo a satisfacer los criterios.

©Eduardo Minte
©Eduardo Minte

Sus mayores amenazas son la pérdida y fragmentación de su hábitat y la caza de retaliación debido a la depredación de ganado.  Su caza está prohibida en gran parte de Argentina y Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Guyana Francesa, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Surinam, Venezuela y Uruguay, aunque se permite su caza regulada en Canadá, México, Perú y Estados Unidos.

©Eduardo Minte
©Eduardo Minte

Respecto a su dieta, es considerado un depredador generalista, consumiendo diversas especies dependiendo del sector geográfico donde resida. Caza preferentemente mamíferos terrestres, que incluyen grandes cérvidos como el rojo y el gamo, camélidos como el guanaco, y pequeños roedores, aunque no descarta aves ni reptiles.  Otras presas comunes son las liebres, chingues, zorros, pudú, caiquén, pato, coipos, vicuñas, llamas, alpacas y las conflictivas como ovejas, cabras, caballos y vacunos.