“Lo que más me gusta es el hecho de que con la cámara puedes fotografiar lo invisible: esos colores, detalles y texturas que el ojo no alcanza a ver”, dice Cari Letelier, astrofotógrafa chilena. Para ella, ponerse con su cámara a “capturar” los astros es esa mezcla perfecta entre astronomía y fotografía, en la que no solo es posible lograr fotos bonitas, sino que estas se pueden compartir y ayudar a que la gente conecte con el cielo nocturno.

– ¿Hay alguna diferencia entre astrofotografía y fotografía nocturna o son lo mismo?

– La astrofotografía va de la mano del tema de los astros. Lo que yo hago es astrofotografía de paisaje o de campo amplio. En cuanto a la fotografía nocturna viene siendo básicamente lo mismo, en cuanto a técnica fotográfica. El único factor diferenciador es meterle la parte de astronomía observacional, la parte de divulgación. Pero en cuanto a astrofotografía de campo amplio, fotografía nocturna, en cuanto técnica, es lo mismo. En la astrofotografía se habla del campo amplio, porque por otro lado está patita lunar, solar, planetaria, cielo profundo, que se puede usar cámara réflex para poder hacerla, pero obviamente vamos in crescendo el equipo para poder conseguir mejor definición de objetos que están tan lejos que son tan tenues y necesitamos ir ocupando otras tecnologías.

Pero más allá de la técnica, cada una de sus fotos tiene una historia. Ella es aventurera de corazón y apasionada del aprendizaje, en especial de los astros. Busca transmitir esto a través de su trabajo, en cada una de sus fotografías y todo el proceso que significa poder lograrlas. Esta es parte de su historia.

Casona Distante de Alcohuaz – Valle del Elqui (taller de fotografía)

Casona Distante Alcohuaz, valle del Elqui. ©Cari Letelier
Casona Distante Alcohuaz, valle del Elqui. ©Cari Letelier

-Esta foto es de un taller que hice en Alcohuaz, que fue en conjunto con una agencia. El lugar es en Casona Distante. Muy rápidamente traté de capturar a mis alumnos que se movían harto y la idea tampoco era pedirles que se quedaran quietos para que yo pudiera tener mi panorámica. Saqué como 10 o 12 fotos intentando capturar la esencia del momento de ellos y las estrellas sin molestarlos con nada. Por eso hay varios que se ven moviéndose. Fue harto trabajo después unir la panorámica, pero es bonito el resultado porque es la esencia del momento, de lo que son los talleres. Yo insto a todos mis alumnos a que hagan el reconocimiento del cielo manualmente. Nade obviamente lo hace de memoria, no es fácil, pero los motivo a conocer todos los objetos de cielo en sus propias fotos. Por ejemplo, en esta foto reconocí todos los objetos del cielo profundo, hay una manchita chiquitita que es una nebulosa y otra una galaxia que se encuentra tal vez a cuántos millones de años luz. El ver que tú capturaste esa manchita es como ¡wow! y también el poder conectarte de esa forma y trascender de una forma atemporal. Esto porque nosotros vivimos tan poquito que es el mismo cielo.

Laguna Teno y el volcán El Planchón del Maule

Laguna Teno, volcán El Planchón. Región del Maule. ©Cari Letelier
Laguna Teno, volcán El Planchón. Región del Maule. ©Cari Letelier

-Este es un lugar especial para mí, porque cuando empecé en el tema de la fotografía nocturna y la divulgación astronómica, me acuerdo de que estaba desesperada por salir a hacer fotos de noche. Yo como ingeniero. De lunes a viernes, de 8am a 8pm. Me gustaba mucho mi trabajo, pero me obsesioné tanto con esto que todos los fines de semana arrendaba un auto, buscaba alguien que me acompañara, y me iba. En una de estas aventuras fui con mi mejor amiga y otra amiga ucraniana que vivía en Chile y quería ir a la vendimia, en marzo de 2008. Fuimos a la Laguna del Encanto Las Peñas, después a Curicó y yo quería ir a un lugar oscuro. Un amigo me mandó a Los Queñes, pero el cielo no era tan maravilloso como yo pensaba. Entonces, estaba hablando con un caballero que había trekking ahí y me mandó a laguna Teno, eran como dos horas y media más de viaje. Él me dio todas las indicaciones y nos dijo que si llegábamos a paso Vergara nos pasamos. Ahí llegamos y el personal fue súper amable con nosotras, nos dijeron que era súper peligroso hacer el camino ahora porque era de montaña y hay partes donde no se ve donde sigue el camino. Entonces nos ofrecieron alojamiento, pero yo quería llegar. Lo hicimos como a las cuatro de la mañana, tuve súper poca noche, pero el cielo era maravilloso. Era muy inexperta, no tenía linterna, iluminé con el auto, se me enganchó un fierro en el auto, tuve que activar seguro y lo peor es que no vi la laguna. Pero al otro día amaneció y la ví, es tremenda. Entonces quedé con el bichito de volver y en 2018 lo hice por mi cumpleaños con mi pololo y una amiga. Pude ver por fin la laguna de noche, era como una taza de leche. Había luminiscencia nocturna. Fue la revancha y saqué esta foto.

Artículo relacionado
Un paraíso escondido en la región de Atacama

Mano del Desierto – Antofagasta

Mano del Desierto. Little Planet. Región de Antofagasta ©Cari Letelier
Mano del Desierto. Little Planet. Región de Antofagasta ©Cari Letelier

-Esta fue mi primera panorámica 360°. Igual fue súper duro, me tuve que despertar super temprano. Y en el desierto hubo otra historia porque de repente entre medio de los cerros empieza a verse una lucecita que venía hacia nosotros en un lado donde no hay camino. Entonces como allá se da el tema del tráfico de autos, nos asustamos y nos fuimos. Al otro día hice esta mano, que también fue la primera Little Planet que hice, entonces fue mucho de aprendizaje. Le tengo mucho cariño por eso. Aparte la NASA también me la me la compartió en el Instagram de los Apod (Astronomy Picture of the Day Calendar), no fue uno, pero les pareció interesante. Justo ahí, con la mano en el centro del arco.

Mirador Patachoique – Región de la Araucanía

Mirador Patachoike. Región de La Araucanía ©Cari Letelier
Mirador Patachoike. Región de La Araucanía ©Cari Letelier

-Me gusta que no todas las fotos sean solo Vía Láctea o del centro galáctico, sino que haya diversidad. Tenía pendiente ir a este mirador porque un amigo me lo había recomendado. El acceso controlado, que administra la comunidad, estaba cerrado a esa hora (eran como las 6 o 7 de la tarde), así que decidimos subir un cerrito con los equipos en la espalda. No fue nada simple como pensamos, llegamos con la nieve a las rodillas y más de 20 kg a la espalda. Llegamos hechos pebre, pero el contraste con la luna valió la pena porque se empezaron a iluminar todas las texturas. También había nubecitas de por medio. De esta foto también tengo una en 360° para hacer un recorrido virtual. En este muelle hay un sitio donde uno se puede parar a contemplar porque hay vista a los cuatro volcanes: el Tolhuaca, Lonquimay, y a la izquierda el Sierra Nevada y Llaima.

Monjes Blancos – Región del Maule

Monjes Blancos. Región del Maule. ©Cari Letelier
Monjes Blancos. Región del Maule. ©Cari Letelier

-Esta foto es de un viaje al Maule. Tengo varios amigos que me han dicho que esta parte de Chile es lo que más se parece a Islandia por sus cielos prístinos y los colores de la roca. La idea de hacer fotos también es para promover el destino turístico, en especial porque está el proyecto de las torres de alta tensión. De esta forma también se busca potenciar el turismo en la zona para descentralizar el astroturismo y que sea un motor ahí para impulsar la economía sin proyectos que realmente son tan transgresores. Todo el mundo piensa que el astroturismo solo se puede hacer en San Pedro de Atacama o el Valle del Elqui, pero en realidad hay cielos increíbles dependiendo de la latitud. Por ejemplo, en el volcán Villarrica he logrado agarrar el centro galáctico a las 5:00 am en enero, que es impensado, que es donde va subiendo el eje de rotación de la tierra y va teniendo esa capacidad del cambio de siglo con respecto al norte. Y en el hemisferio norte se puede ver la Osa Mayor, tengo una foto de su reflejo en la laguna Lejía. Entonces ese tipo de contraste de cielo que tenemos es como lo bonito para poder potenciar y descentralizar el astro turismo.

Los Monjes de la Pacana

Monjes de la Pacana. Región de Atacama ©Cari Letelier
Monjes de la Pacana. Región de Atacama ©Cari Letelier

-Con esta foto nos vamos al otro extremo, en San Pedro de Atacama hacia la frontera con Argentina. Estos son los Monjes de la Pacana, pero la gracia es que centinela mayor, el que está ahí, es como el clásico al que todos van a conocer y se hacen fotos con él. Mi idea era agarrar alguno de estos monjes, porque está lleno de formaciones rocosas gigantes que se formaron por la erosión del viento hace 150 millones de años o más. Además, el lugar tiene unos cielos tan prístinos y la amplitud de visión es tan abierta que el Polo Sur Celeste no alcanza a esconderse detrás de los cerros, sino que se ve ahí. Dentro de San Pedro de Atacama todo el mundo piensa en el valle de la Luna que se ve increíble, pero tienes todos estos lugares más bien cercanos. Acá pasa el tema del airglow verde, es tan prístino que cielo que la luminiscencia nocturna se ve super intensa. Y también, el cielo es tan claro que la propia iluminación del cielo nocturno generada por las estrellas hace que te puedas ver las manos. Si estás con un anillo se ve el reflejo de luz, o de forma muy tenue puedes ver tu sombra. Lo del airglow es un fenómeno parecido al de las auroras boreales, generado por cierta interacción entre la atmósfera planetaria de las partículas que llegan del sol, la radiación y se da en ciertos lugares. Yo he visto que en climas fríos se da más. También me han explicado que depende de la cantidad de elementos químicos o de minerales que están en el aire.

Artículo relacionado
Turberas: las grandes reservas de agua y carbono del sur de Chile

Quebrada de Pinte – Región de Atacama

Quebrada de Pinte. Región de Atacama ©Cari Letelier
Quebrada de Pinte. Región de Atacama ©Cari Letelier

-Los cielos del hemisferio norte y otros países son increíbles, pero yo me quedo con los de Chile todo el rato. Como dato, el hemisferio norte de nuestro planeta está como mirando al universo más allá. El hemisferio sur está mirando como al centro de la galaxia. Por eso nosotros tenemos este arco galáctico mucho más brillante. La Quebrada de Pinte sigue un poco esta idea de descentralizar un poco el turismo en la Región de Atacama. Acá hay unos cielos perfectos, tan prístinos que puede llegar a haber más de 7 mil objetos celestes. Hay un sendero lleno de vestigios arqueológicos, paleontológicos, se encuentran fácilmente fósiles marinos. Creo que esto viene siendo de las partes más antiguas de la formación de la cordillera. Es una parte con mucha información, pero también hay que tener cuidado con ese turismo destructivo, tóxico y poco consciente. Hay un sendero de 40 kilómetros que unen el valle San Félix con el valle del Tránsito. Es también de los cielos más lindos que he visto en la zona, en pleno corazón de la Región de Atacama.  

Tótem de Piedra – Región de Atacama

Tótem de Piedra. Región de Atacama. ©Cari Letelier
Tótem de Piedra. Región de Atacama. ©Cari Letelier

Esto también es en San Pedro Atacama. Nosotros nos sentamos en este tótem de piedra y debemos ser del porte del mouse del computador. Esa es la sensación que te da estar ahí porque no nos tenemos perspectiva de tamaño y de escala. Acá sigo un poco lo mismo de captar el arco galáctico. San Pedro de Atacama que tiene muy bonito cielo y todas estas formaciones rocosas entre salar, roca, tierra, distintos minerales.

Valle de los Cóndores – Región del Maule

Valle de Cóndores. Región del Maule. ©Cari Letelier
Valle de Cóndores. Región del Maule. ©Cari Letelier

Este es el famoso valle de los cóndores, con su famoso muro como de roca basáltica que atrae a muchos exploradores. A lo lejos se ven luces de las compañías mineras que están bien lejos, pero con unos focos muy fuertes. Yo creo que gente de afuera ve esta foto y se imagina Islandia. Si muchos chilenos quieren ir para allá, ¿por qué no parten por casa? ¡Vamos a Alto Maule!

Volcán Villarrica y Chemamull – Región de La Araucanía

Volcán Villarrica y Chemamull. Región de La Araucanía. ©Cari Letelier
Volcán Villarrica y Chemamull. Región de La Araucanía. ©Cari Letelier

-Este volcán me tiene enamorada. La gracia de esta foto es que justo en un punto está este Chemamull, que es una escultura de madera mapuche que se ocupa mucho para ritos funerarios. Están mirando al este. Con eso ya nos orientamos y vemos el cielo. El volcán lo tengo acá y justo aquí tengo el Polo Sur Celeste, el eje rotación. Está alineado justo con el centro del volcán y todo va girando alrededor del volcán. Acá tenía un poco de bruma y por eso también se ve como ese glow de las estrellas. Cuando hay nubes altas, por lo general no te tapan el cielo, sino que son muy delgaditas y ayudan a que se haga ese como brillito de las estrellas sin tener que hacerlo en postproducción. Se ve ahí un tremendo meteoro.

Petroglifo del gato

Petroglifo del Gato. Región de Atacama ©Cari Letelier
Petroglifo del Gato. Región de Atacama ©Cari Letelier

Yo nunca había visto un petroglifo de gato. Tenía la piedra tan encima que la hiper focal de la lente no me daba, entonces tuve que hacer primero la panorámica con lo que es la roca y todo esto enfocado y después otra con enfoque infinito para atrás. Y tiene más petroglifos. Lo bonito de esta zona es encontrar esas cositas ocultas. Nosotros nos pusimos como meta encontrar el gato, después queríamos encontrar fósiles marinos y logramos encontrarlo todo de noche. Pusimos las historias en Instagram contando esto y hubo gente que me pidió que no revelara la ubicación porque no es un lugar protegido ni regulado. De hecho, en otro petroglifo cerca hay un rayado del escudo de Colo Colo y aquí mismo un cumpleaños, pero con fecha como de 1940. Pero igual es arruinar el patrimonio. Entonces, vuelve esto de que quiero promover todo el patrimonio, la cultura, la arqueología, la paleontología, quiero promover todo eso, pero como lo hago de tal forma que la gente entienda el valor de esto y lo cuide.

– ¿Qué es lo más difícil para ti de lograr estas fotografías?

-Yo creo que es como esta dualidad entre que quiero cielos muy oscuros, lo más oscuros posible sin luna y que solamente el cielo me ilumine. Lo que he tenido que hacer muchas veces es hacer fotos que tal vez con un tiempo exposición más largo para el paisaje que para el cielo. Eso me ha pasado acá en La Araucanía porque el cielo no es tan seco. Estos niveles de humedad hacen que no sea tan nítido y por lo mismo no puedo ver que justo estaba abriendo, que no puedo capturar tanto o no me logra iluminar tanto el paisaje, teniendo la misma iluminación del cielo y las estrellas.

1 Comentario

1 Comentario

  1. JERSON JESÚS

    Entonces con esto nos trata de decir a va a hacer más turs de astronomía que buena iniciativa para que todos conozcamos un poco acerca de nuestro universo

Responder...