Ladera Sur Ushuaia y Puerto Williams: Cómo llegar y qué hacer en las dos ciudades del fin del mundo
Ushuaia y Puerto Williams: Cómo llegar y qué hacer en las dos ciudades del fin del mundo

Naturaleza

Ushuaia y Puerto Williams: Cómo llegar y qué hacer en las dos ciudades del fin del mundo

Dos asentamientos latinoamericanos detentan el apelativo de la ciudad más austral del mundo. Durante años Ushuaia, en Argentina, y Puerto Williams, en Chile, han sido consideradas las dos ciudades del fin del mundo. Pero lejos de esta controversia y de las consideraciones sobre una u otra, ambas ciudades ofrecen una mirada increíble a la vida en la Patagonia, con una riqueza natural y cultural poco conocida en el resto del mundo. Pese a que los rigores del clima extremo en invierno pueden desalentar a algunos, ambas ciudades poseen valiosos atractivos naturales y turísticos que, sumándose a las actividades recreativas, sorprenderían a cualquier visitante. Además, la arquitectura y la hospitalidad de los lugareños también invita a conocer más sobre su cultura, su gente y el modo de vida en una zona que es también rica en tradiciones y con una herencia bien arraigada en sus pobladores.

Ushuaia, vista desde el Canal de Beagle. Crédito: © Patagonia Andina
Ushuaia, vista desde el Canal de Beagle. Crédito: © Patagonia Andina

Hasta 2019, en Instituto Nacional de Estadística (INE) de Chile definía a Puerto Williams como un asentamiento. Esta tipificación del poblado más austral de Chile cambió a “ciudad” cuando, dado el crecimiento y para dar cabida a formalismos administrativos, se consideró que Puerto Williams reunía características de una ciudad. El cambio, sin embargo, significó también que Puerto Williams disputara a Ushuaia, en la Argentina, el título de “ciudad más austral del mundo”. Ambas ciudades se encuentran en el Archipiélago de Tierra del Fuego

Ubicación de Ushuaia y Puerto Williams en mapa de Tierra del Fuego. Crédito: © Claudio Elias
Ubicación de Ushuaia y Puerto Williams en mapa de Tierra del Fuego con las Islas Malvinas, reclamadas por Argentina. Crédito: © Claudio Elias

Para ese entonces, enfrentado con la controversia, el presidente de la Cámara de Turismo de Ushuaia, Ángel Brisighelli, expresó: “No es un tema preocupante. Evidentemente de última, en algún momento Puerto Williams va a crecer y puede llegar a ser más grande que Ushuaia. Ahí empezaremos a discutir cuál es la ciudad más austral del mundo, pero no es un tema trascendente”, según reseñaron medios en la región. Así quedó zanjado —o al menos puesto a descanso— el asunto.

Puerto Williams adquirió el estatus de ciudad a partir de 2019, según el INE de Chile. Crédito: © Mirko Thiessen
Puerto Williams adquirió el estatus de ciudad a partir de 2019, según el INE de Chile. Crédito: © Mirko Thiessen

Durante años Ushuaia, en Argentina, y Puerto Williams, en Chile, han sido consideradas las dos ciudades del fin del mundo. Pero lejos de esta controversia y de las consideraciones sobre una u otra, ambas ciudades ofrecen una mirada increíble a la vida en la Patagonia, con una riqueza natural y cultural poco conocida en el resto del mundo.

Pese a que los rigores del clima extremo en invierno pueden desalentar a algunos, ambas ciudades poseen valiosos atractivos naturales y turísticos que, sumándose a las actividades recreativas, sorprenderían a cualquier visitante. Además, la arquitectura y la hospitalidad de los lugareños también invita a conocer más sobre su cultura, su gente y el modo de vida en una zona que es también rica en tradiciones y con una herencia bien arraigada en sus pobladores.

Ushuaia y Puerto Williams: ¿Cómo llegar “al fin del mundo”?

Amanecer en el Canal de Beagle, visto desde Ushuaia. Crédito: © Analia González
Amanecer en el Canal de Beagle, visto desde Ushuaia. Crédito: © Analia González

Para llegar a Ushuaia y a Puerto Williams hace falta una travesía que conducirá al viajero por paisajes exuberantes, repletos de paisajes vastos, asombrosos, que le permitirá adentrarse en la Patagonia, una región que se extiende políticamente entre Chile y Argentina y que está dividida en dos por la cordillera de los Andes y que la hace diversa a ambos lados: hasta la costa con el océano Pacífico posee un clima húmedo y enormes bosques; mientras que, al otro lado, en Argentina, predominan las mesetas patagónicas que van hasta las costas con el Atlántico, en una configuración de paisajes agrestes, con un clima desértico y extensas estepas.

Lee más en: Dientes de Navarino: todo lo que necesitas saber para el trekking más austral del mundo

Para llegar a Ushuaia por vía terrestre se debe cruzar el Estrecho de Magallanes. Varias empresas proveen servicios de transbordadores, que funcionan todos los días del año, en horario extendido de atención (con excepción de feriados y algunas restricciones por pandemia). Existen al menos dos rutas que conducen hasta Río Gallegos, en la provincia de Santa Cruz (del lado argentino): La ruta nacional N° 3 por el Atlántico; o bien la ruta nacional N° 40, por la Cordillera de los Andes. Estas vías ameritan la tramitación de pasos migratorios para ingreso a Chile. De allí debe tomarse un trasbordador hasta Bahía Azul y de allí en auto hasta San Sebastián, donde se ingresa nuevamente a Argentina. Ushuaia se encuentra a 293 kilómetros de allí.

Pero también se ofrece la opción aérea. Si se prefiere, puede tomarse algún vuelo desde Buenos Aires hasta el Aeropuerto Internacional Ushuaia Malvinas Argentinas, que se encuentra a apenas 5 kilómetros de la ciudad. Este aeropuerto fue inaugurado en 1995 y  cuenta con una amplia y extensa pista que facilita el aterrizaje de aeronaves grandes y pequeñas. El vuelo desde Buenos Aires toma aproximadamente tres horas y varias aerolíneas ofrecen vuelos con frecuencias de hasta seis días por semana, una cifra que puede aumentar a 11 vuelos durante la temporada alta (verano).

Puerto Williams cuenta con algo más de 2 mil habitantes y ya fue considerada una ciudad. Crédito: © M. P. Tillema
Puerto Williams cuenta con algo más de 2 mil habitantes y ya fue considerada una ciudad. Crédito: © M. P. Tillema

El sitio web de Ruta de Los Parques, en Chile, ofrece algunas recomendaciones para llegar a Puerto Williams. No es posible llegar a esta ciudad por vía terrestre, por tanto, las alternativas deberán barajarse entre usar transporte marítimo o aéreo. En principio, se tomará la ciudad de Punta Arenas como partida, desde donde zarpan embarcaciones hasta Puerto Williams que demoran al menos 32 horas. También desde Punta Arenas es posible llegar vía crucero a Cabo de Hornos, en una travesía que toma siete días de navegación ida y vuelta.

También desde Ushuaia, en Argentina, es posible llegar por vía marítima durante la temporada alta (de octubre a marzo) hasta la isla Navarino cruzando el Canal Beagle. El viaje dura aproximadamente dos horas, incluyendo la navegación a Puerto Navarino (que toma 30 minutos) y luego un desplazamiento en bus hasta Puerto Williams en un recorrido de cerca de  una hora y media, dependiendo de las condiciones climáticas. También hay algunas empresas que ofrecen vuelos diarios desde Punta Arenas casi toda la semana (con excepción de domingos) que tienen una duración aproximada de una hora. Se recomienda a los viajeros considerar las restricciones y límites de equipaje, que usualmente permite 10 kilos por pasajero.

Atractivos turísticos: Naturaleza, arquitectura, paisajes y actividades outdoor

Puerto Williams visto desde una colina. Crédito: © Prensa Antártica
Puerto Williams visto desde una colina. Crédito: © Prensa Antártica

Las atracciones más populares para visitar en Puerto Williams son: Dientes de Navarino, el Cerro Bandera, el Parque Etnobotanico Omora, el Museo Antropológico Martin Gusinde y la Isla Navarino. Puerto Wiliams es una localidad pequeña que puede recorrerse fácilmente a pie sin dificultades. Cuenta con supermercados, una Caja Vecina, sucursal de Banco Estado y cajero automático. Se recomienda llevar efectivo y medicamentos desde Punta Arenas.

Puerto Williams ofrece también un sinfín de actividades, como una ruta fantástica de treeking que puede hacerse hasta Los Dientes de Navarino. Esta ruta extraordinaria permite recorrer lagunas, formaciones geológicas, parajes con vistas únicas e irrepetibles y recorridos apacibles en medio de la naturaleza que dejarán al visitante maravillado con la increíble riqueza escénica de esta región, su fauna, la vegetación y belleza.

Lee más en: Comenzó el otoño en el hemisferio sur: Subiendo el Cerro La Bandera en Puerto Williams

También está la caminata hacia el Cerro Bandera. Este cerro se encuentra cerca de la ciudad y el camino para llegar es referido a veces como un bosque encantado. Este paseo es ideal si se cuenta con poco tiempo para estar en Puerto Williams. Hay abundancia de árboles nativos y el visitante tiene la oportunidad de descubrir la belleza de la naturaleza en su esencia más prístina esencia. La invitación es a pasear y recorrer tanto la ciudad como los atractivos porque la experiencia es inolvidable para la mayoría de visitantes. Los caminos cuentan con señalización, sitios para el descanso, además hay miradores que impactan por sus vistas privilegiadas del canal y de la ciudad. En la cima puede apreciarse una gran porción del Beagle, pero si se decide avanzar más puede llegarse hasta Dientes de Navarino y el Lago.

Una gran variedad de actividades turísticas se ofrecen también alrededor de la ciudad de Ushuaia, destacando las caminatas por el casco céntrico de la ciudad, que ofrece la oportunidad de conocer la gastronomía, cultura e idiosincrasia de los habitantes de la provincia, también llamados “fueguinos”. Algunas guías y recomendaciones para viajeros sugieren destinar al menos cinco días para recorrerla, disfrutar de sus parajes y planificar las atracciones y actividades en las que se participará. Idealmente, se recomienda visitar en verano, dado que las temperaturas son más cálidas y hay más luz natural.

El Parque Nacional Tierra del Fuego puede recorrerse a bordo del “tren del fin del mundo” en un día. También es una de las atracciones predilectas de los viajeros hacer el tour de navegación por el canal de Beagle hasta una variedad de islas. También puede admirarse el faro del fin del mundo, centros de migración y nidificación de aves y animales o —incluso— una paseo en navegación más extenso hasta la estancia Harberton.

El lugar está lleno de cosas para visitar. Lago Fagnano es otra atracción popular, el paso Garibaldi y el pueblo de Tolhuin. Si se prefiere estadías más larga, puede entonces aprovecharse la ciudad, sus calles, los paseos y boulevares, centros comerciales, restaurantes típicos, los museos, el cerro martial, los miradores y hasta glaciares. Para los gustos más exclusivos, están también varios centros turísticos que ofrecen la práctica de esquí.

*Fe de Errata: Una versión anterior de este artículo indicaba que no había sedes bancarias en Puerto Williams

Galería (5)